VENTANAS DE MI VIDA

domingo, 16 de diciembre de 2012

PENSAMIENTOS

                                                            
                     PENSAMIENTOS                      


                        de Granada Sandoval.

                                  PICAR VÍDEO PARA LEER CON MÚSICA
Hay veces que el alma se dispersa en divagaciones sin sentido, los caminos de la vida son veredas agrestes, selvas vírgenes, desiertos desconocidos plagados de escollos imprevistos en mano de seres ineptos,  que la mayor parte de ellos suelen ser peligrosos, sin embargo la imprudencia nos empuja a descubrir senderos y gentes aún a riesgo de bebernos la vida a bocanadas en un planeta a la deriva.
Si deseas un mundo mejor empieza por adiestrar tu alma en la honradez y la justicia, cultiva, selecciona y cuida la semilla que inyectas a tus hijos.

Para que la cosecha salga bien, hay que escoger la semilla antes de echarla a la siembra.
Cuando nazcan tus hijos, enséñales a amar la tierra y a bendecir el cuerpo donde han germinado... ¡Solo así podrás conseguirlo!

             PENSAMIENTOS
         (Derechos de autor reservados prohibida su reproducción)Todo lo aquí escrito es propiedad de su autora.
                                                                                    
                                                    Granada Sandoval


(2)

Empiezo a escribir este libro en una noche de insomnio.
Una noche larga y solitaria, en donde tengo tiempo disponible para pensar en aquellos corazones del mundo que tienen aparcado en el rincón del recuerdo algo no conseguido.
Sobre todo voy a detenerme en los que un día estando enamorados tuvieron que romper ilusiones contra su voluntad, pensaré en todas las injusticias, en todas las imposiciones, en todas las insatisfacciones y las amarguras de almas solitarias que un día tuvieron que renunciar a todo lo hermoso y sublime que da el amor elegido.
Voy a pensar también en los amores logrados, en los que tuvieron el privilegio de disfrutarse sin nada que estorbara sus deseos y experimentaron la envidia de los que no pudieron conseguirlo.
En esta noche en la que me siento enternecida y prisionera de los recuerdos, ahora cuando todo duerme a mi alrededor y yo siento la soledad del pensamiento, esta noche cuando todo parece elevarse hacia el infinito en el mágico embrujo de lo imposible, voy a introducirme por los paisajes del alma para ofrecerle al mundo un ramo de pensamientos, por si en alguno de ellos alguien encuentra el bálsamo que alivie su particular dolor.
(3) 

Hay pasos inseguros que no llevan a ninguna parte, sobre todo cuando se empieza a navegar por los abismos de la vida donde todo son intereses creados y palabras incomprendidas. 
Hay unos tiempos donde todo son pasos y  actitudes desordenadas que desajustan las ideas por derroteros dispares, son tiempos de andares balbuceantes en los que gracias a la naturaleza, nuestro camino va por los maravillosos años juveniles donde el cielo y el mar están a nuestros pies, en esos años llevamos el tiempo en la cabeza, y el mundo en una maleta cargada de proyectos sueños y fantasías, es una maleta, que solemos abrir a veces demasiado tarde para para intentar poner orden en el empañado  espejo del futuro.

(4) 

No necesito joyas ni riquezas, ni finos terciopelos
ni festejos, ni sedas.
No preciso regalos, ni fiestas enloquecidas, ruidos ni grandezas.
Yo solo necesito un trozo de paisaje, una suave sonrisa
un cálido contacto, el brillo de unos ojos y un beso...
¡Es el mejor combustible para seguir soñando!
Soy mujer nacida del suspiro y de la lágrima.
Nací siendo tierra fértil, me ofrecí para que
la vida me sembrara sinceridad y ternura.
Yo estaba llena de sueños por el regalo de mis días…
pero... choqué contra el muro de las ingratitudes.
Mi corazón, niño desnudo, estuvo a punto de reventar
lleno de soledades por los recodos  del camino.
Fui esparciendo mi jugo de paloma por los pantanos
de las equivocaciones, por la aridez desértica
de los engaños ajenos…era solo una mujer…
una simple mujer que se quería multiplicar mil veces entre silencios…
"La fuerza y la inteligencia está en EL hombre"
me repetía siempre según me acostumbraron…
"Soy una mujer sin voz…sin voz y sin ideas"
Me convencí en silencio de ser mujer tan solo.
Entonces me dediqué a entonar mi canto de amargura
por los papeles en blanco de todas las soledades.
Más tarde agonicé sin tiempo en el lagar de las rosas
que me edifiqué en secreto con versos y palabras.
Después se hizo el milagro de ver las igualdades...
¡Bendito sea este tiempo donde algunas mujeres
rayamos en el nivel de sentirnos igual a compañeras!
¿Quién me puede arrebatar ahora el tesoro de paz
que  experimenta mi corazón al ver lo conseguido?

(5)       

Cada mañana cuando me despierto
pienso, ¡Hoy es el día más hermoso de mi vida!
Al final cuando se termina el día
acabo creyéndolo.

 (6)     

Más vale el contacto suave de una caricia
que la promesa eterna de millones de besos.

(7) 
         
 Los amores vienen y se van como los vendavales
pero... si alguien se atreve a sentir un gran amor
y lo conserva hasta la vejez la gente le llamará loco.

En la intimidad del alma
siempre esperamos en silencio
la lluvia fresca de unas palabras de amor
que duren eternamente.

(8)       

Hay mucha diferencia entre querer...  o amar.
Mucha gente suele confundirse... Pocos son
los que saben distinguir que la comprensión
la entrega, el desinterés y la ternura son los
cuatro pilares del verdadero amor y que
la negligencia, la apatía, la inconstancia
y la palabrería absurda es donde se apoyan
las promesas del querer.
Amar es entregarse, sufrir, comprender
perdonar sin exigencias.
Querer es recibir, gozar y no pensar nunca
que no ha cometido errores.
¡Que no confunda nadie el querer
con el amor!

(9)      

Resucitar un poco cada día es saber cuidar
el cuerpo cuando empieza a envejecer.

 (10)     
  
Pensar en los demás
es darle a otros lo que deseas para ti mismo.
¿Hasta qué extremo es bueno hacerlo
sin salir perjudicado?

(11) 

Cuando de verdad sentimos la prisa que atosiga el alma,
es cuando empezamos a pensar en el tiempo que nos queda por vivir; es cuando empezamos a llorar por el tiempo que hemos desaprovechado.

(12)

Recuperar el tiempo perdido,
es aprovechar el tiempo que se ha empleado
en adiestrar la mente.
Es alargar el tiempo disponible
intentando analizar
bien todas las sensaciones.
Entonces nos encontraremos con 
un desdoblamiento de sensaciones vividas
en el rincón más oculto.

(13)

Nos pasamos la mitad del tiempo pensando…
¡Y la otra mitad en no estropear lo que hemos pensado!

(14)

Las mayores angustias del alma
radican en los residuos que se posan
en la conciencia cuando ésta deja
que la inunde la injusticia.

(15)

El ser justo es levantar la voz unificada
en el torreón más alto de la nobleza
y purificarla en el tamiz de la verdad.
Es llegar al mismísimo ático del sentimiento
y colaborar para que todo
navegue por la paz armoniosa
del desinterés.

(16)

Adentro, muy adentro,
en la infinita desazón
donde la pasión cabalga
cada hombre tiene plantada
una orquídea azulina de blanca plata
y una adelfa engañosa
de luz amarga.

(17)  

Por los senderos del alma
no hay nada más importante
que los sentimientos
¡Cultiva esa parcela
y no permitas que
el vendaval del egoísmo la azote!

(18)

Nada podrá vencerte
si sabes reforzar la parte más esencial
de ti mismo, ¡La inteligencia!

(19)

La sinceridad
Es las alas del alma...
¡Pero también es un dogal de la garganta!

(20)

La sonrisa;
Talismán que derriba
todas las murallas.
¿Qué mano puede levantarse enfurecida
después de ver sonreír a un niño?

(21)

La naturaleza;
¡La esencia pura...
de todo lo que ha existido
antes que tú!


 (22)

Si deseas un mundo mejor
empieza por adiestrar tu alma
en la honradez y en la justicia.
Para que la cosecha salga bien
hay que escoger la semilla
antes de echarla a la siembra.
Cuando nazcan tus hijos
enseñalés a amar la tierra
y a bendecir el cuerpo donde
han germinado.
Solo así lo podrás conseguir.


Yo sé que mis versos son pobres
pero mis sentimientos son infinitos
porque nacen de las profundidades de mis ansias
y se elevan como el Halcón...
buscando  los más altos horizontes.


(23)

Amar sin comprensión es dejar la puerta abierta al abandono.
¡La comprensión es el sedal más fuerte para sujetar al ser amado!

(24)

Antes de pedir la paz procura desprenderte del egoísmo
¡La paz no conoce el valor del dinero!

(25)

La misión del espíritu, ¡Investigar!
La de la juventud, ¡Una carrera feroz hacía la muerte!

(26)

Tus ansias de saber;
Un eslabón en la cadena de los sentimientos.
Detrás de ti vendrán otros con tus mismas inquietudes
¡Déjales limpia la herencia!

 (27)

Busca en tu interior;
¡Hay tantos templos dentro de ti mismo!
¡Tanto por investigar en tus propiedades!
¡Tanto que sentir y que cuidar
que no te quedará tiempo para entrar
a pisotear la propiedad ajena!


(28)

A todos nos gusta que nos hagan favores...
¡Pero a nadie nos gusta que nos lo recuerden!

(29)

Una palabra suelta en el aire puede ser más poderosa
que el más poderoso de los ejércitos.
¡Analiza tus palabras antes de darles libertad!

 (30)


Quien no se para a pensar antes de hablar
se le suele quedar pequeño el cielo y la tierra
para albergar sus errores.

(31)

Respira y disfruta de la sinceridad de tus palabras
antes de que se te ensucien entre el espacio que hay
camino del espíritu y las exigencias de la carne.

(32)

Cada mañana, cuando te despiertes
piensa que este será el día más hermoso de tu vida
¡Al final terminarás creyéndolo!

(33)

Vale más el contacto suave de una caricia
que la eterna promesa de millones de besos.

(34) 

 Los amores se vienen y se van
como los vendavales
¡Siempre azotando...
pero la gente los busca ansiosa!

(35)

Todos critican a quien busca muchos amores
pero suelen cerrar la boca
para denunciar una injusticia.

(36)

En el rincón más profundo del alma
todos tenemos algún secreto inconfesable…
¡Se irá conmigo a la tumba! decimos,
sin embargo nos pasamos la vida
deseando descubrir los secretos ajenos.


 (37)

 Qué fácil es decir... ¡Te quiero!
Pero que difícil es mantenerlo.

(38)

Cuando yo me haya ido
seguirán estando los mismos campos
los mismos pinos, las mismas piedras.
Los días seguirán abrigando primaveras...
¡Pero de mi solo quedara en la tierra
una profunda melancolía,
un tiempo escaso que se ira al viento
en una ráfaga de ceniza
y el palpito de mi poesía!

(39) 

 El ser amado
será siempre fresco y joven
como el manantial...
¡Los años no se notan en el agua
ni en el amor verdadero!

(41)

Desde su nacimiento
el ser humano se esfuerza en conseguir tres cosas
dinero, amor y la salvación de su alma.
Lo primero le cuesta mucho conseguirlo
y poco gastarlo.
Lo segundo le es difícil encontrarlo
y mucho conservarlo...
¡Y lo tercero jamás suele conseguirlo
si no tiene lo primero y a practicado
lo segundo!

(42)

Las leyes son las ataduras de la ambición.
El hombre se desprende de la ley
cuando desciende a la tierra
con la desnudez del trigo.

(43)

Si te sientes particularmente solo
no te preocupes demasiado
este mundo está hecho especialmente
para seres solitarios.

 (44)

Cuando el hombre dice, ¡Estoy solo!
su alma y su mente navegan por la oscuridad.
¡Si el hombre cultivara mejor la luz de su inteligencia
jamás se sentiría las soledades!

(45)

Ni el cielo, ni la tierra, ni el mar
serían suficientes para albergar mi alma
cuando la ilumina el resplandor
de una esperanza.

(46)

Cuando la pureza se evade
por los senderos de la mente
sin encontrar el camino de la sensibilidad...
¡Es porque se ha bañado en el lago vicioso
de la desfachatez y el desenfreno!

(47)

El hombre desnudo y abrazado a la tierra
es la imagen de la esencia primitiva de todo lo creado.

(48)

El placer es el oasis
donde el alma se refresca
cansada de atravesar el desierto
de las ingratitudes.

(49)

La oración;
¡La desfachatez del hombre
pidiéndole a la fe todo lo
que él le niega a los demás!

(50)

No hay nada, como amar  la palabra
para llenar todos los vacíos.

(51)

Plenitud de plenitudes;
¡la honradez llenando todos
los rincones del alma!

(52)

En los silencios más íntimos
se encuentran las mayores verdades.
En la soledad, la raíz de la inteligencia.

(53)

Cuando me llegue la hora del crepúsculo
y en el tamiz del tiempo se cribe la cosecha.
Cuando pueda sacarse la esencia purísima
de mis sentimientos, ¡yo seguiré cantando!

 (54)

Tres cosas agradables
¡El agua, la luz...
y el amor!

(55)

Tres cosas desagradables
¡la crueldad, el dolor...
y la mentira!

(56)

Amigos de ilusión y de inquietudes
¡Vamos a soñar!
¡Soñemos!
Porque los sueños
se pueden mantener en la punta de un alfiler
y no pinchar el globo de la fantasía.

(57)

 No hay nada como un manojo de sueños
para sosegar el alma.
No hay nada como la fe en un amigo
para llenar todos los silencios.

(58)

Embriagate con tres perfumes exquisitos...
¡La naturaleza, la sabiduría y el amor!
Tres medidas que no podrá romper
ni la muerte.

(59)

A veces, mecerse en la sencillez de la ignorancia
puede ser el subir el primer escalón
de la sabiduría,

 (60)

¿De qué sirven los lamentos
cuando estos nacen de los errores?

(61)

Nada hay tan hermoso
como lo natural y lo espontáneo.
La espontaneidad no conoce
a los remordimientos
¡Estos nacen de las equivocaciones!

(62)

Resumen de la nada,
una partícula infinita
de rotación eterna.

(63)

Si alguna vez alguien te dice que te he olvidado
no lo creas... ¡Antes tendría que desaparecer el mundo!

(64)

Antes de venir tu no había nada.
Si alguna vez te vas me quedará el recuerdo...
¡Jamás podré decir que tengo las manos vacías!

(65) 

El amor es el único tesoro verdadero
que tenemos.
Por eso, cuando sintamos la más remota
posibilidad de que vamos a perderlo,
¡No dudemos en pedir perdón!

(66)

El egoísmo es la espoleta en la bomba del mundo.

(67)

El amor es la esencia que destila el alma
después de extasiarse en la ternura.

(68)

El amor es también el primer escalón de la sabiduría
Por eso el sabio lo coloca en el principio de todas las cosas.
Allí la analiza y lo cultiva, porque sabe que solo basándose
en el amor podrá el hombre conseguir su equilibrio.

(69) 

Cuando más lejos del hombre está la sabiduría
más convencido está éste de su gran inteligencia.

(70)

Problema que no resuelve
el que a su vida se enfrenta
siempre irá por el camino
con la espalda descubierta.

(71)

¡Como quisiera saber
lo que hay después de morir!
De allí no ha venido nadie
que me lo pueda decir.

(72)

No hay profesor ni maestro que más problemas resuelva
que aquél que naciendo pobre y a su destino se enfrenta.

(71)

 La creación.

Ten misericordia de todo lo que te rodea...
¡Tú estas en todas partes!
no sabes en qué roca o en que flor nacerás
cuando se desmoronen tus huesos,
¿Quién vendrá a pisar la tierra
donde se deshaga tu carne?

(72)

Mi única meta
en la realidad de mis ansias,
el convencimiento de que solo soy
una partícula rotativa en la girándula
del tiempo.

(73)

Cuando refresco mi sed en el agua fresca
de un manantial pienso que me estoy bebiendo
el licor purificado de los que mezclaron ya
su esencia con la tierra.

(74)
  
El espíritu

 ¡Brisa!
¡Infinidad!
¡Ansias de libertad!
¡Manantial inagotable!
Todo está en el corazón del hombre.
Si tú eres un un hombre verdadero
no permitas que nada pueda
ensuciar tu espíritu.

(75)
  
Las lágrimas;
¡El cristal por donde el espíritu se asoma
a mirar todas nuestras equivocaciones!

(76)

El deseo

Un diablillo susurrante
que siempre está
en las puertas del alma
para traer inquietudes.

(77)

La misión de la carne

¡Ser feliz!

(78)

 ¡Escancia tu amor!
El amor es el jugo de tu corazón
y es el elixir más embriagador
que existe.
Pero cuando lo hagas...
¡Hazlo desinteresadamente!

(79)

Entre el momento presente
y el venidero
hay un mundo infinito
cargado de belleza
¡Solo depende de ti
encontrarlo!

(80)

Deja la puerta de tu alma abierta
para introducirte y bucear
en su interior.
Pero ciérrala con rapidez
para que el mal no pueda entrar.
¡El mal es un huracán devastador
que solo habita en los desiertos exteriores!

(81)

Deja a las sombras oscuras
del pasado en los rincones
más escondidos de tu pecho
para que nunca pueda atormentarte
cuando estés enamorado.

(82)

La risa no puede quitar el dolor del alma
pero puede refrescar su camino.
Un terrón de azúcar es capaz a veces
de suavizar el amargor de la retama.

(83)

El espíritu debe
de estar siempre despierto
embriagándose y embriagándolo
todo con el perfume del amor.

(84)

¡Cuánto dolor
pesa en el espíritu y en los
débiles hombros del ser humano!

(85)

¡Jamás llores por lo que se ha ido!
Piensa tan solo de la forma que lo disfrutaste.
No llores por lo que no tienes
porque puedes no tener vida para disfrutarlo.
Si tienes deseos de llorar
hazlo por el presente y por la torpeza
de no haber sabido vivir.

(86)

La tentación está siempre alerta
para introducirse en el espíritu
del hombre.
El espíritu habita en los sentidos.
¡Embotar los sentidos
es dejarle a la tentación
la puerta abierta!

(87) 

El hombre desnudo y abrazado a la tierra
es la imagen pura de la esencia perpetua
en el principio de todas las cosas.

(88)

Cada vez que nace un niño
se realiza ante nuestros ojos un milagro
que solo puede realizar el hombre
¡El hombre, un dios que se hace a sí mismo
a su imagen y semejanza!

(89)

Cada ser, cada partícula de la naturaleza
tiene asignada una misión creativa.

(90)

Todo es conjunto armonioso.
Toda la naturaleza es maravilla que brota
continuamente ante nuestros ojos
desde el principio de todo lo creado.
Sin embargo...
¡El hombre, predador incrédulo
destruye y contamina mientras reza
a ciegas pidiendo milagros!


(91)

No temas a la muerte.
La muerte es una trampa que adquieres al nacer.
Has de devolver a la tierra lo que es de la tierra.
Solo entonces habrás aportado tu grano de arena
en el reciclaje de la vida y podrás decir
¡Ya soy parte de la primavera!

(93)

Volaré hacia el infinito
con la mirada alerta y el sentimiento presto
pero...
¡Dejaré abierta la puerta al corazón
porque el amor no vive si vive preso!

(94) 

El camino triste
por donde se aleja la tarde
es siempre una puerta abierta
esperando la llegada del amigo,
él traerá risas alegría y amor
para llenar los vacíos y ayudarte
a renovar los cansancios.




(95)

¿Qué es un poeta?
El poeta es como una primavera perpetua
que intenta renacer en cada verso.
Un poeta es el clamor del pueblo.
Es la recopilación de las voces humilladas.
Es el eco interior que vuela hacia fuera.
Es la seguridad de ser piedra rodera
 volteando sin cesar en todos los caminos.
Es tierra para pisar, carne para humillar
voz para acallar, callejón sin salida,
burladero de palabras, malabarista de sueños
payaso de salones, obrador de incógnitas,
tormenta de desiertos, huracán de imprevistos,
guardián de leyes y defensor sin sueldo.

(96)

Después de mentirle a un niño
cuando nos pregunta cosas
es inexplicable que le exijamos
que no nos engañe nunca.
¡La verdad es un fruto que no se puede
 cosechar si antes no se ha sembrado!

(97)

Dichoso el hombre
que puede ser alabado
en muchos sitios
aunque no esté presente
en ninguno.

(98)

Dice un refrán muy profundo,
que el ser que más se equivoca
dando su mente y su boca
para destruir el mundo,
es alguien falso e inmundo,
amargo como el salobre,
que no conoce más nombre
que el dinero vagabundo...
¡Y lo conocen por hombre!

(99)

Dicen, que cuando al hablar
le damos al corazón
unos ramos de ilusión
recogidos al azar,
y empezamos a pensar
obrando sin ton ni son...
¡Es empeñar la razón
que nos obliga a soñar!

(100)

Dicen que en su insensatez
el hombre, alma fugaz
que se empeña por ganar
toda ambición y poder,
tiene a veces lucidez
para querer nivelar
todo el embrollo total
que labra en su estupidez.

(101)

Si amar el amor, es dar
un tesoro de prudencia
a quien tiene la paciencia
de darnos sin reclamar.
Si dar amor es callar,
sin precio ni indiferencia
teniendo siempre conciencia
de lo que se va a lograr,
y en el momento de amar
olvidamos la indulgencia...
¿Por qué esperamos clemencia
cuando nos hacen llorar?

(102) 

Si el amor se desvanece
cuando una pasión se calla,
si el pecho no pone a raya
el ardor cuando este crece,
si el ansia no se estremece
cuando la pasión estalla...
¡Vaya el hombre donde vaya
su corazón se embrutece!

(103)

Si amar... amando, es decir
el tiempo que ha transcurrido
tirando luego al olvido
todo el intenso sentir.
Si después de estar en ti
no duele cuando te has ido...
¡Que falso el amor vivido
y el tiempo que en el perdí!

(104)

Hoy he podido vivir
una tarde repleta de cielo azul
y brisa fresca.
He podido sentir la piel
rizándose entre el perfume
caliente de la tierra.
Hoy he podido empapar el alma
en el aroma de la arboleda.
He caminado sin destino
sin reloj, sin prisas, sin tiempo.
He podido bendecir la tierra
la virginidad de la naturaleza
la belleza que se desprende generosa
en una tarde que he conseguido
evadirme del ruido y el asfalto
¡Hoy me he acercado un poco más
al amor en la soledad del tiempo!


 (105)

El hielo.

Es las cristaleras del invierno
que se diluyen en primavera
para amantar la tierra.

(106) 

La tierra.

La tierra es la matriz de la vida
donde germina la existencia
y el hombre el cáncer que la destruye.

(107)

La primavera.

La primavera es el balón de oxigeno
donde respira la atmósfera.

(108)

La atmósfera

La atmósfera es la vasija
donde se purifica el agua.

(109)

El agua

Es la sangre que mueve
el corazón de la tierra.
¡No contaminemos la atmósfera
que se paraliza el motor de la vida!

(110)

Hacía donde podrán ir los razonamientos
por muy sensatos que sean
si tenemos el alma llena de pereza.

(111)

Hoy me han dicho;
¡Para que una persona tenga
una vida cómoda y feliz
tiene que haber por lo menos seis
desgraciados trabajando para ella!
Y yo me pregunto
¿Es este un mundo de equilibrio
y de justicia?

(112)

Hoy tengo el alma llena de preguntas
y el corazón temblando por las respuestas.

(113)

Quizá si llegara nuestra buena voluntad
hasta donde llegan nuestras exigencias
podríamos retornar al paraíso
que un día nos prometieron los dioses.

(114)

Hoy me voy a complacer
tejiendo fantasías,
es el mejor bálsamo para el alma.
El mejor antídoto para combatir la amargura
en este mundo de agobio y de mentira.
Por eso hoy le cantaré a un amor imaginario
amoldándolo a mis sentires.

(115)

¡Qué difícil para el alma dolorida
el acíbar del camino
y la extensión de la vida!


(116)

¡Qué difícil encontrar en el sendero
un oasis o un venero
o una estrella compartida!

(117)

¡Qué difícil el adiós a lo gozado
y sentir el pecho amargo
de un amor que te ha engañado!

(118)

¡Qué tristeza despertarse cada día
con la piel del cuerpo fría
y el corazón desolado!

(119)

Solamente el sentir se hace paloma
cuando busco en los recuerdos
tu palabra y tu persona.

(120)

Solamente de tu mano y tu templanza
se remueve mi romanza
y renace mi consuelo

(121)

Solamente al sentir tú loco anhelo
se me alivia el desconsuelo                                                                                   
del dolor sin esperanza.

(122)

Solamente recordando tu sonrisa
refresca a mi ardor la brisa
en mis noches de desvelo

(123)

Es por eso, como amante enamorada
te rendiré pleitesía
en mi prosa eternizada.
Porque quiero ¡Dueño y dios de la poesía
ser tu novia esclavizada!

(124)

Pasará todo
Pasaran los días amargos.
Pasaran los tiempos difíciles.
Pasaran los avatares imprevistos.
En el tapiz del infinito, el cielo y la tierra
descargarán sus fuerzas para arrasarlo todo.
El hombre, en su ambición desmedida, no cesará en
el empeño de descubrir galaxias buscando otro horizonte.
Los enamorados seguirán entre promesas, satisfaciendo instintos
y olvidando que juegan con las vidas de niños inocentes
El mundo seguirá... seguirá y seguirá... monótono e
 implacable como un volcán inmenso engullendo
 sin cesar proyectos, tragedias e ilusiones.
¿Y yo? ¿Seguiré pensando que se
puede cambiar el mundo tan
solo con la débil fuerza de
 la palabra?

(125) 

Hay preguntas que provocan la mentira
Por ejemplo, preguntar a tu pareja
 ¿Me has engañado alguna vez?
  
(126)

Cuantas veces he oído decir que “vale más una gota de sangre
que una arroba de amistad”¡Sin embargo, a mí me abandonó la mitad de mi sangre, y he vivido la vida entera con arrobas de amistades!

(127)

Todo en la vida tiene solo dos vertientes, verdad o mentira, blanco o negro
izquierda o derecha, malo o bueno, listo o tonto, sí o no, etc.
¡Todo  lo demás es como arenisca en la confusión de la verdad
y en el disfraz de la conveniencia!

(128)
 
No hay nadie que conozca mejor el aburrimiento
que los vagos.

(129)

Recopilando pensamientos, filosofando ideas, repasando situaciones, organizando deseos he pasado demasiado tiempo.
He querido darle sentido a mi vida escribiendo sin cesar en un esfuerzo inútil por encontrar siempre la solución correcta en el batí burrillo de preguntas plagadas de interrogantes absurdos.         
He querido a golpes de pluma aniquilar estupideces “Enderezar entuertos” con ataques de quijotismo ingenuo y solo he conseguido aumentar un poco más la bola de sandez en el único animal inteligente de la creación según la ley divina.
Nunca comprenderé porque siento estos deseos de dibujar pensamientos a pesar de saber con toda seguridad que van a caer en el abismo de la incomprensión e en la penosa charca del olvido.

(129)

SIN FRONTERAS

Soy nacida de la luz
vine a la vida con las manos abiertas
y el alma sedienta de ternura
solo pido comprensión, una parcela de paz
y la semilla del amor para todo el mundo...
¿Acaso estoy pidiendo un imposible
a ese dios que me han enseñado?

(130)

¡Hoy es día de música!
Es día de llenar el alma de arpegios
para poder sentir que estoy viva.
Hoy me voy inconscientemente
detrás de unas hermosas notas musicales.
Soy como el pájaro, que busca el agua
de la fuente más cercana y se refresca el pico
para entonar sus cantos con nitidez.
El silencio recorre mis sentidos en busca
del rumor de los árboles, del trino tembloroso
de los canarios, del golpeteo del agua
de la risa de los niños... ¡Todo es trémolos
que vibran en mis oídos con sonidos celestiales!
¡Hoy mi alma se me ha elevado armoniosa
sincronizando con la fantasía fabulosa de los dioses!
  
                 
(131)

 ¡Egoísta y ambiciosa!
¡Señor...! ¿De verdad soy así? ¿Soy lo que he dicho anteriormente?
La verdad no lo sé, el subconsciente me atosiga obtuso por la ignorancia.
Se niega a vivir la realidad que me atosiga y lo mismo que un niño consentido se obstina en retroceder hacia el pasado, quiere recuperar paso a paso todo lo que se quedó en el desván del tiempo, ¿Eso es ser egoísta ¿ ¡Pues lo soy! Porque cada día el pensamiento se me va con agonía hacia los tiempos azules de aquellos años primeros, aquellos días de niña con carnes de terciopelo.
¡Quiero volver a la infancia! ¡Ir a los años pequeños que dejaron en mi sangre tantos y tantos recuerdos!
Si eso es ser egoísta, ¡Soy ambiciosa y me alegro!
Sin embargo no sé odiar.
Mi corazón es impuro, pero no sé odiar...
Tampoco sé vivir...
Vivir dicen que es luchar... aprender el engaño...
la zancadilla, la traición, el robo...
Incluso hay quien vive en la oscuridad de aprender a matar para poder subsistir...
¡Yo solo sé morir un poco cada día sin haber aprendido a vivir!

(132)

Tres preguntas

Tres pensamientos prendidos
por el mar de las palabra
recogen flecos perdidos
de los residuos del alma.

¿Quién abrirá los caminos
cuando la pena te abrasa
entre la cal del recinto
de una pasión que se pasa?

¿Quién puede ser tan valiente
de superar la desgracia
de enterrar el corazón
con el amor que se marcha?


¿Quien vive y puede seguir
fingiendo ser tierra brava
cuando la vida te deja
un secanar en el alma?

(133)

A la orilla de un tiempo ya pasado
se me quedó la voz, herida y rota.
El espíritu lento, apaciguado
que me dice con son atormentado
¡Te das cuenta, maldita cabezota
cuanto tiempo se te ha desperdiciado!

(134)

Mitad niña, mitad mujer
con un perfil incompleto
se hizo barco a la deriva
por un mar de desconcierto.
Los pensamientos, a oscuras
se le volvieron traviesos
nadando contra corriente
por las rendijas del cuerpo.
Dio vuelos de mariposa
siempre a ciegas y en silencio
y terminó como ellas
¡Con un alfiler al pecho!
  
(135)

Yo me complazco en pensar
tejiendo en la fantasía
un bálsamo para el alma
que quita melancolía.
En mi corazón de espiga
tengo una isla infinita
donde no cabe el dolor
porque su esencia de amor
todas las penas me quita.
¡Bendita sea la hora
dentro del bendito día
que en mi corazón clavó
el clavo de la poesía!

(136)

Un día cualquiera
Me pongo a pensar inútilmente.
Y en un esfuerzo inútil,
pienso que puedo alargar mi tiempo,
dirigir la vida, conseguir los sueños,
mejorar el mundo o que me escuche alguien,
entonces es cuando me doy cuenta
que vivo en un mundo
lleno de inutilidades.

(137)

La rotación continua de la vida me agobia.
Hoy estoy totalmente consciente de mi escepticismo.
Me encuentro dentro de una vorágine de absurdos
que se repite una y otra vez sin cesar, incluso aquello
a lo que jamás le deseo prestar atención.
Todo suena igual, en las bocas, en la radio
en el televisor, todo parece querer convencerme
de que algo es diferente, pero hoy tengo el alma
cansada, el corazón herido y la ilusión dormida.
¿Habré llegado al final de los sueños?

(138)

La apatía es el primer paso para la indiferencia,
la indiferencia es el primer paso del aburrimiento,
y el aburrimiento es el nido de la rebeldía.

 (139)

Cuando alguien viene a mi casa después de yo ofrecersela,
y después de estar un ratito me pregunta, ¿No te estaré molestando? 
En ese momento me da la medida justa de su imbecilidad.
La verdadera inteligencia se demuestra
desarrollando la intuición para que nos avise
de cuando somos molestos sin tener que preguntar.

(140)

El hombre verdadero
nace con una luz interior
que brilla perpetua.
Es un canto de honradez
de fuerza y de amor
que no pueden apagarla
los fusiles.

(141)

Cuando el hombre se calla sus intimidades
se sumerge en su interior, se traga sus dudas
se rectifica los fracasos y vive entregando amor
esta adiestrando su espíritu.
Está edificando un templo y un resquicio de luz
que le unifica con el universo...
¡Se está pareciendo a Dios!

(142) 

Azul inmenso,
armonía exquisita
sobre un cristal de espuma,
y en la quietud y el sosiego...
¡La rosa del amor como una luna!

(143)


Azul...
azul del cielo,
y el sol de España,
abrazo azul celeste
y flores doradas.

amor...
amor intenso
creciendo en calma...
¡Que tú, la paz y el verso
llenéis mi alma!


 (144)

LA MALA SUERTE DEL HOMBRE Y SUS ACTOS MÁS IMBÉCILES


LOS 10  PUNTOS DE MALA SUERTE.

1º  Estar una vida entera ahorrando para tener una jubilación segura
     Y morirse a la semana de haberlo conseguido.

2º  Estar siempre guardando recibos y facturas
     y perder exactamente el que le solicitan con recargos.

3º   Pasarse el día trabajando con los amigos
      y tener que aguantarlos también en las fiestas del domingo.

4º   Ser sensible, creyente y mojigato
      y casarse con una mujer viciosa.

5º  Desvelarse por las noches y tener que aguantar los     ronquidos de otro.

6º  Ser mudo  y casarse con una sorda.

7º  Ponerse enfermo el mismo día que se cogen las vacaciones.

8º  Ser albañil y padecer de vértigos.

9º  Ser ecologista, amar la naturaleza y tener que trabajar
     en los túneles del metro.

10º Ser pobre, y ser también pobre de espíritu.

LOS 10  PUNTOS DE TONTERÍA

1º  Gastarse la paga del mes en celebrar el Año Nuevo
      cuando sabe que le esperan once meses de escasez.

2º  Pagar de su bolsillo las cosas más selectas con el objeto de quedar bien con los amigos.

3º  Pasarse toda la vida presumiendo en las reuniones del día en el que un alto personaje le estrechó la mano.

4º Estar quince días  achicharrandose bajo el sol para presumir después en la oficina.

5º  Comprar cada día las revistas de famosos, criticar el derroches de su vidas, y no pensar que lo paga de su bolsillo.


6º  Criticar a la juventud lo que hace, y no pensar que él no lo hace porque no puede.

7º   Enfadarse cuando alguien nos dice cara a cara los defectos.

8º   Obstaculizar la libertad de nuestros hijos...
      ¡Cuando seamos viejos nos lo cobrarán con creces!

9º  Culpar a otros de nuestras equivocaciones y preguntarles
     después si se han enfadado.

10º Hablar y hablar sin sentido y estar a cada momento preguntando al interlocutor... ¿Qué te parece?
     



(145)   

31- 5- 1969

¿Quién soy yo?
Porque tengo la sensación de ser un interrogante
girando sin cesar en el torbellino de las ideas.

 (146)   

En estos días sin sentido
Cuando las horas transcurren como cuentas de rosario.
Cuando el corazón me da bandazos de pájaro desorientado.
Cuando ni el trabajo, ni las ilusiones, ni los proyectos…
ni el amor van en la misma dirección…
¡Me gustaría tener valor para dirigir mi vida.

(147)

Ser padre es la mayor responsabilidad del hombre,
pero hay que tener en cuenta que antes se ha sido hijo.
Padre e hijo es una abrazadera que no conoce la debilidad
si se mantiene unida.
Yo pienso que la unión del padre y el hijo
es el espíritu santo de la madre.

(148)

No hay tormenta, ni dolor, ni tragedia, ni escaseces
que pueda romper el lazo del amor
cuando una familia se mantiene unida.

(149)
       
Qué bien me salen las cosas cuando hablo conmigo a solas,
cuando lo hago para los demás casi siempre me equivoco.

(150)

Cuando tengas algo que hacer o que decir hazlo por ti mismo,
de los intermediarios vienen los abusos.


(151)

No creo que llegue jamás mi entendimiento
hasta el oscuro pozo de la incapacidad de amar,
ni creo que nada me obstaculice el horizonte de los sueños.
Pero también creo que nadie sea capaz de comprendet
el fraude que me ha tocado vivir.


(152)

Ojalá hoy mi sangre fuese tinta
y yo tan solo tierra.
Ojalá mis ideas fuesen sólo aire
para dejar los pensamientos libres.
Ojalá las frases consigan salir sin rencor
sin dolores, sin malas ideas…
¡Ojalá estas frases un día sean agua lamiendo la tierra de mentes absurdas, y yo un fertilizante importante y necesario!
 
(153)

Te busco en el cáliz de las flores
en el sabor de la fruta
en los temblores del aire
en el canto del canario
en la tarde y en la aurora.
Te busco en la huella de un instante
en el pulso adormecido
en las cintas de las horas
en el silencio del alma
cuando ni duerme ni llora.
Te busco sin aspavientos,
porque esperando a deshora
tengo una orquídea dormida
sobre una pena traidora.

(154)

De paciencia y porfía mi pecho adorna
cada instante del tiempo que me soborna.
Amor que nunca te tuve, quiero  tenerte
¡Aunque puede que llegues intransigente!

(155)

Inmensidades.
¡Mis ansias de justicia y mis verdades!

(156)

Ingratitudes.
¡Mis noches de silencios llenas de nubes!

(157)

Desesperada.
¡Viendo a niños hambrientos y no hacer nada!

(158)

Insensatez.
Querer que haga milagros una pared.

(159)

Melancolía
Vivir buscando el pasado sin ver el día.

(160)

Enamorarse.
Parar todos los relojes sin inmutarse.

(161)

Desfachatez
Jurar el amor eterno cuando son tres.

(162)

Algo increíble.
Un alma llena de sueños… ¡Y no ser libre!

(163)

Las amistades
Caudal que no se alimenta de falsedades.

(164)

Sufrir de celos.
Balancearse suspendido por cuatro pelos.

(165)

El corazón rebelde se desespera
confundiendo el otoño y la primavera.
¡Qué loco se comporta el amor vacío
que va cambiando el llanto por el rocío!

(166)

Esta tarde me he identificado con alguien cuando a dicho.
 “Cuando más analizo la raza humana
más cariño siento por mi perro”
Un perro jamás abandona a sus hijos,
hoy se han encontrado un bebé muerto en un contenedor.
¿En qué estaría pensando Dios al dar vida a estos depravados?

(167)

La luz en
el reflejo íntimo
por donde se aleja la tarde
será siempre una puerta abierta
preparada para recibir a un nuevo amigo
que sepa valorar el tesoro de la amistad y que
disfrute de la riqueza de sus sensaciones.
Que sepa como llegar al alma
con brisa fresca de amor
compresión
y silencio

 (168)

Cómo me complace a veces entretejer el tiempo con versos de fantasías.
Es la mejor arma para no caer en el desespero de la impotencia
después de leer el periódico o escuchar el telediario…
¿No habrá nada positivo o educativo que decir o escribir cada día?

(169)

La televisión es una escuela perfecta para enseñar al que no sabe…
¡Lástima que la mayoría de los programas sean vivero de chismorreos
Escaparates de prostitución o noticias de violencia!
De esa forma el que no sabe, no ha visto o no quiere hacer daño
la televisión se lo enseña.
¡Bien por los que dirigen el gran ojo de la inteligencia futura!
Así el mundo que nos espera será una gran balsa… de mierda.

(170)

Con paso burdo y cansino
voy a guardar en el bote
todo cuanto apunte o brote
en este rincón divino,
porque se que en el camino,
orilla recodo o islote
voy a encontrar de rebote
la magia del pergamino
que limpie puliendo el zote
que tengo por rucio sino.

(171)

Hay veces que entro a mis pensamientos como el pescador, pacientemente a ver que pececitos viene a las redes, por más paciencia que pongo muchas veces no consigo hilvanar una frase coherente.
¡No hay nada que más desanime al pescador que ver las redes vacías!

(172)

Ahora mismo estoy pensando que me gustaría tener una casa junto al mar, ese es uno de mis sueños inalcanzables.
Una casa donde en las noches de luna el amor fuera un murmullo dando un concierto de armonía, donde la esperanza ayudara a recomponer los fragmentos rotos y dispersos de esta vida monótona y absurda que resbala por mi lado, esta rutina de vivir en desacuerdo con la mitad de las cosas.
Pienso que quizá allí junto al mar y el sonido palpitante de las olas mi alma despertara del letargo intenso que me tiene prisionera del aburrimiento.

(174)

No reconozco razas ni colores, pienso que no debería de haber fronteras en los sentimientos ni barreras en el corazón.
Para mi ahora mismo todos tienen los mismos derechos, pero no todo el mundo suele pensar lo mismo, la marginación es una llaga abierta en cualquier rincón de España.
Me estoy refiriendo a los gitanos, esos que viven crecen y mueren en nuestra misma patria y sin embargo están dados al olvido.
Los miramos como si pertenecieran a otro mundo distinto, no nos paramos a pensar que la sangre solo tiene un color, que vivimos en el mismo universo y que según dicen hay un solo Dios para todo el mundo.

(175)

 Esta noche tengo ideas traviesas, a lo mejor voy a soñar con mi amor imposible, quién sabe, la noche es larga y el corazón está lleno de sorpresas.
Para quien no lo sepa yo tuve un gran amor juvenil, un amor que late oculto en lo más profundo de mi corazón a él le he dedicado siempre los más dulces de mis recuerdos.
Fue un amor que me ayudó a despertar de las ilusiones perdidas a creer en el amor a desear compartir la vida entre risas y confianza, que me enseñó a confiar en el porvenir y pensar que no todos los hombres eran tan malos como mi padre, él me enseñó que los besos tenían alas y se podían dar en la distancia, nunca he conocido mayor verdad, yo aún siento sus besos todas las noches.
Ese amor lo guardo eternamente entre las sedas y el nácar de la nostalgia, está oculto en lo más profundo de mi existencia, en un lugar donde no tiene acceso nada más que mis recuerdos, es mi mejor tesoro, algo tan mío, que duerme cada noche entre mis brazos de niña, allí quedaron  incrustados esperando que él también sueñe lo mismo.

(176)

Sufro porque no pude tenerte
muero porque te tengo alejado,
vivo y agonizo lentamente
en un sueño derrotado.

(177)

Te voy a decir de Becquer un fragmento que me alivia del dolor y la nostalgia.
Becquer dijo, “Que el alma atormentada que no besa los besos desde cerca
Y entrega el corazón con toda el alma también puede besar de pensamiento llenándose de besos a distacia”

(178)

En estos momentos mientras la luna se va reflejando en el agua yo estoy triste, absorta en mis pensamientos, solo tengo una idea fija, ¿Qué harás tú en estos momentos? ¿En qué espejo te estarás mirando? ¿Qué agua, que objeto o qué persona estará recibiendo el verdor de tus ojos? Los mios solo van al infinito y de allí al espejo del agua por si la luna me trae una chispa de tus ojos para avivar mi mirada.

 (179)

Cuantas veces he reído sin reír
he mirado sin mirar 
he sentido sin sentir
he vivido sin vivir y he llorado sin llorar.

(180)