VENTANAS DE MI VIDA

jueves, 26 de abril de 2012

CUANDO VENGÁIS A BUSCARME


Cuando vengáis a buscarme
por donde quiera que vaya
quiero avisar como soy
porque el que avisa no engaña.

Quiero que cuando vengáis
a las flores de mi alma
estén limpios los caminos
por donde la amistad pasa.

Cuando vengáis como amigos
traer vuestra mano franca
que las mías tengo abiertas
con un calor que no engaña.

Si me buscáis por dinero
tengo la puerta cerrada…
¡Jamás dejé al egoísmo
que se metiera en mi casa!

Si me buscáis por cobarde
y ya me tenéis juzgada
¡Mirarme bien a los ojos
por ellos habla mi alma!

Si alguna vez me buscáis
por formal y por honrada
¿Nunca olvidéis de que soy
de las tierras de Granada!

Si me venís a buscar
cuando estoy desconsolada
traer ramos de silencio
en las bandejas del alma

que mi corazón se nutre
del silencio y la palabra
para formar el pañuelo
donde se secan mis lágrimas.

Si me buscáis por creyente
mi comportamiento habla,
mi temor está en los hombres
a Dios lo tengo en el alma.

Si me buscáis por amor
amor con amor se paga
pero no buscar mi carne
porque soy mujer casada.

Si por generosa fuera
que os llegó mi buena fama
los regalos que yo hago
son tranquilidad y calma.

Si venís por mi alegría
y me encontráis preocupada
solo con decirme, ¡Amiga!
la risa me brota clara.

Y si venís a buscar
las frutas de mi palabra
¡Beber de mis rica fuente
que la tengo desbordada!

Pero si traéis engaño
cruzar rápido mi casa
que mi pecho está cansado
de tanto ser engañada.

Pero si venís a verme
con amistad limpia y sana…
¡Venir a mi pecho amigos
que tengo la puerta amplia!