VENTANAS DE MI VIDA

lunes, 17 de junio de 2013

ARTÍCULOS Y RELATOS

BLOG DE GRANADA SANDOVAL

PICAR VÍDEO PARA LEER CON MÚSICA


¿No me digan que no es lamentable tener miedo a poner la televisión? Es una lástima encender el televisor y comprobar que no hay nada agradable que ayude a querer asomarse a esa ventana del mundo, todo son desastres, malas noticias, agresividad muertes y engaños.
Enchufar la TV es dejar los problemas entrar en casa, se achica el corazón, se dilatan las pupilas, se ennegrece el día y el alma, es como si estuviésemos en un infierno donde nada agradable pudiera suceder, como si el bien no existiera.

Acabo de encender el televisor, y a mi alma se le han achicado los espacios, el subconsciente se me ha revuelto al escuchar el noticiario, países en guerra, niños hambrientos, mujeres asesinadas, violaciones robos incendios políticos corruptos religiosos pederastas…¡Dios…! ¿En qué mundo vivimos? Un sudor frío me invade el alma, el subconsciente lucha  por irse a pasear al exterior, es una explosión imprevisible que se dispersa hacia fuera deseando evaporar agobios desastrosos y noticiarios infames.
Cuando este deseo de fuga interna me sale del alma luchando por salir al exterior es el aviso ansioso de que tengo que salir a respirar aire fresco, el subconsciente necesita urgentemente suavizar desazones, aliviar angustias; Lo mejor en estos casos es desconectar de todo, automáticamente la desazón empezará a desaparecer, se me empezará a suavizar la pesadumbre y algo de muy adentro me empujará a buscar un lugar donde permanecer ajena a todo aquello que me tormenta.
Hoy es 10 de mayo de 2016, ha amanecido una mañana seca, lánguida y pegajosa, hace un calor impropio del  mes en que estamos, parece más un acalorado amanecer de agosto que un amanecer primaveral, la luz matutina brilla con rayos amarillentos y cansinos que se pegan a la piel con sensación de agobio.
Apago el televisor y salgo de casa sin prisa, sin reloj, sin compañía, me voy con la intención de andar hasta cansarme sin poner hora al regreso; enfilo por un camino que se extiende bajo mis pasos como una rugosa cinta ocre y pedregosa, es agobiante andar en soledad con el calor y el silencio enmarcando un paisaje reseco y sediento, va para tres meses que no llueve, le tierra es una boca abierta llena de rastrojos, el camino un cinturón ardoroso y polvoriento.
Camino lentamente pisando el suelo áspero estéril, las pocas hierbas amarillean lánguidas, mayo  huele a sequedad,  los meses sin agua han dejado una huella triste: Voy caminando lentamente sintiendo la tierra crujir a mi paso con sonido de chinarro y hojarasca, ni un simple ruido agradable me acompaña, todo es silencio; camino sequedad silencio y cric crac de mis pisadas.
Va pasando el tiempo, no tengo ni idea del tiempo transcurrido, el calor entra por los poros con agobio, y como no, se me dispara la melancolía hacia el recuerdo de otros mayos, otras primaveras cuando el campo rebosando hierba tierna, sonaba a agua pájaros y zumbidos de abejas, aquellos mayos donde se respiraba olor de trigo  nidales y abundancia.
Como en esta reseca mañana de Mayo ninguno de estos ruidos atoran mis sentidos, los recuerdos campan a sus anchas trayendo imágenes pasadas, se me van los recuerdos a otros años de inviernos de nieves generosas, otros años de tierras esponjadas y Mayos primorosos, imágenes donde había gorriones a bandadas, ya no hay gorriones en estas tierras calcinadas, lo que antes fue extensión frondosa, hoy  es erial amarillento, bosque reseco; no puedo por menos, mis ojos están viendo el campo amortajado.
Sigo avanzando, voy rebuscando brotes verdes que alegren esta hora matutina, esfuerzo inútil, no hay nada, solo tierra y sequedad, antes, apenas unos años atrás, el jugo de las nieves invernales hacían abrirse las tripas de la tierra para que en cada rincón, en cada grieta resurgiera la vida y el parto milagroso del sustento, el hombre se alimenta de primaveras, si no hay primaveras no hay semillas, si no hay semillas el hambre se extiende por la tierra.
Me suda la piel y el alma, antiguamente pasear en horas mañaneras era un placer de hierba y caracoles,  las flores adornaban generosas, se preñaban de promesas de abundancias, los trigales reflejaban la despensa prometida, y el agua era el sortilegio de los dioses, el agua era una bendición corriendo en libertad por las riberas dando salud vida y abundancia; Ahora no, ahora el agua va cautiva y programada, es una bendición entubada, explotada por otros dioses, los dioses de la usura, la llave de la vida es la víctima escasa evaporando oxígeno  a cada instante, el fuego es la antorcha del diablo quemando los espacios, el hombre el aliado del demonio prendiendo la mecha en el pulmón del mundo... y el televisor el ojo destructivo amargando la existencia, ¿y los periodistas…? ¡Ellos son los altavoces agoreros predicando apocalipsis!


No se las horas que llevo andando, no me importa, he caminado sin rumbo, sin medir el tiempo, sin prisas, he ido dejando que resbalar las horas por mi espalda mezcladas con el calor del esfuerzo, apenas he parado de pensar, el pensamiento es una máquina imparable desglosando presente pasado y futuro, y yo tan solo soy una parte del mundo abarcando por completo ideas y alma… ¿Qué será del ser humano si es el diablo quien dirige poder e instintos?
Todo el mal terrenal es culpa del hombre, la naturaleza es perfecta, pero nosotros no, nosotros nadamos por el océano de la inconsciencia sobre un barco egoísta, nos paseamos por el vendaval de la vida pensando que todo nos pertenece, lo hemos cambiado todo; hemos cambiado el ciclo natural del clima, el pensamiento justo, las ideas sublimes… Hoy la ambición es la reina del sistema, pensamos que nos llevaremos todo al cielo de la eternidad, que dominaremos la vida a nuestro antojo… ¡Qué ilusos! ¡Si nos detuvieramos  un solo instante a pensar veríamos que tan solo somos el soplo del aire que respiramos...y ni eso nos pertenece!
                                                        Granada Sandoval.

Hoy repasando el archivo de escritos inéditos que guardo en los cajones he tropezado con este escrito fechado el 16 de Mayo de 1980, es una reflexión de tres folios donde escribo una sensación de vacío ante un desengaño amistoso, fue escrito como desahogo personal ante una frustración de fracasada amistad, una de esas amistades que una piensa que van a durar eternamente y le abre de par en par las puertas de su casa y de su corazón, sin embargo el paso del tiempo le demuestra inexorable que no hay nada eterno en cuestiones amistosas.  He aquí aquel escrito elaborado en un momento crucial del desengaño.
         MI ÁRBOL DE LA AMISTAD.
Hay un hermoso árbol, sueño de sueños sublimes, que crece dentro del tiempo, es un árbol mimado crecido entre piel y alma que reverdece se forma y se adorna con mariposas extrañas, estas mariposas son visitas pasajeras que llegan a él atraídas por su forma y su fronda.
Este árbol empieza a crecer como una débil plantita que no reconoce el riesgo de fracasos ni rencores, cuando empieza a crecer sin haber recibido el azote ventoso de la envidia y la traición, por eso, cada vez que el beso del cariño, del amor y la amistad lo acarician con suaves vuelos de mariposa, él se crece, se esponja y le crece un tierno brote donde la ilusión firma con savia de promesas y palabras un documento de eternidad con tintes de confianza.
Este árbol, mi árbol de amistad y mariposas, este árbol que empezó a elevarse desde la adolescencia, gracioso e inocente, llega a al cenit de su estructura cimbreándose en el porvenir de los afectos, este árbol del alma que no gusta de nudos rugosos ni desagravios, a veces sufre con desgarrones malsanos, por eso se ha tenido que ir endureciendo año tras años, ha tenido que ir duplicado su corteza para hacerse cada vez más robusto y preparado, así va aguantando los machetazos de la vida.
Ha traspasado en su crecimiento muchos vientos de malas y buenas jugadas, ha traspasado desengaños juveniles, fracasos adultos y errores de vejez, mariposas de paso, que le dejaron entre sus ramas miles de huellas grabadas, son diferentes aletazos de sedosas promesas y olvidos.
Mi gran árbol llegó hasta la madurez brillando de comprensión generosa, él siempre fue ofreciendo su abrazo generoso a los latidos distintos que llegaron del exterior a visitar sus ramajes.
Con el tiempo, y a fuerza de recibir visitantes que llegaron ofreciendo revuelos y coloridos con musicales encantos, mi árbol conoció a sus visitantes, supo que fueron llegando a dejar sus flores de amistad, de amores o desencanto con revuelos casuales de pájaros  pasajeros con forma de mariposas… mariposas y mariposas con luces de alegría o sombras de quebrantos, mariposas, portadoras de inquietudes disfrazadas de belleza que a veces traían cruces y llantos.
Fueron tantas las visitas continuadas en las cintas de los tiempos y en las ramas de mi árbol, que se me fue endureciendo a fuerza de tantos pasos; visitas y más visitas, ventarrones de emoción que luego se iban borrando dejando solo la mancha del recuerdo de sus pasos. Circunstancias de la vida, consecuencias del destino que parecía esforzarse por alcanzar las cimas de las copas de mi árbol pero apenas si llegaron a traspasar las faldas de sus ramas.
Mariposas de ocasión, millares de mariposas se fueron y llegaron, infinidad de ellas ni siquiera sospecharon la hermosura de sus centros, ni la firmeza de su raíces, ni la grandeza de su altura, solo volaron y revolaron pululando en aleteos a ciegas, y sin desearlo, se dejaron sombra y brillos entre las hojas del árbol.
Mi árbol de gracia y fronda, eso que sin ser un árbol, me crece dentro del alma como un oasis de encanto, esa mole de ternura que creció siempre pensando que todo el que llegaba a él era para colaborar en su grandeza, el que creía que todo era positividad y armonía, el que puso la fe en sus mariposas, tubo que endurecerse al comprobar que esas mariposas ocasionales son efímeras, volubles y coquetas, son estrellas fugaces que van de paso, destellos que muy pocas veces se quedan fieles en los afectos, muy pocas quedan entrelazadas dando fuerza y belleza al árbol amistoso de la vida.
¡Cuántas mariposas se habrán posado en mi árbol en el transcurso del tiempo! Demasiadas, hay en su historial de todas las formas y colores… Mariposas de amor, de ilusión de amistad de sueños, de envidia de traición y desengaños, hubo también mariposas de veneno que quebraron los caminos y ensuciaron el ramaje, mariposas, mariposas…vidas de forma y palabras  que dejaron sus recuerdos escritos sobre las brancas, mariposas inconcretas que fueron breves y bravas para endurecer mi árbol que creció en desconfianzas.
Hoy mi gran árbol se extiende en recuerdos y añoranzas por el camino del tiempo, va guardando entre sus hojas todas las huellas ocultas, toda la esencia mezclada y en su corteza rugosa tiene escrito cual coraza, todos los vuelos marchitos de amistades olvidadas, todos los daños vividos y las gozosas batallas entre renuevos resecos de versos llanto y palabras. 

                                                                     Granada Sandoval.

LA TAZA DE MI ABUELA

Un simple temblor puede quebrar el mundo, hoy se me ha quebrado un pedazo de historia.
Ha caído a mis pies con golpe seco, rotundo, Instantáneo;
 Era la taza de mi abuela, una simple taza de café de cerámica azul cobalto.
Los  dibujos típicos de cerámica granadina se han desparramado a mis pies en fragmentos inexactos.
Al romperse he sentido quebrarse mi niñez, el placer de muchos años…
Y  una imagen antigua de particular encanto.
Hoy se han roto ante mis ojos imagen de un centenario, mil gestos ceremoniosos y paladares amados, leche recién ordeñada, el sabor del pan tostado y unas manos silenciosas…
¡Con sus trozos se me han roto  la calidez de sus labios!
¡Niña tomate el café, venga que se está enfriando!
Y los labios de mi madre que tanto la habían besado…
 ¡Cuántos trozos de mi vida se van con estos pedazos!
¡Cuántas confidencias íntimas! ¡Cuántas veladas y llantos
llenos de aromas intensos se deshacen en mis manos.
Esa taza se ha llevado tanto amor y suavidades, confidencias y secretos celosamente guardados, tanto amor y pasatiempos, tantos recuerdos de antaño,
que en sus pedazos se borran la historia de un centenario.
 Todo se rompió de un golpe.
Un descuido terminó con su historia, La taza es ahora un mundo hecho pedazos.
Un mundo partido de barro frágil, un simple montón de esquirlas rotas llenas de cosas pequeñas que en ella se había gravado.
Hoy se me ha quebrado la luna redonda y llena de aromas, se me ha roto la nostalgia de la niñez, se me ha partido en pedazos el recuerdo, el amanecer, el ocaso, las tardes presurosas y el cálido descanso, las mañanas  de prisa de oloroso regalo.
¡Qué túnel de emociones se ha roto en mil pedazos con esta taza pequeña de verde trigo y cobalto!
                                            
                                               Granada Sandoval.

28-4-2016

Es el trascurso de los tiempos un pergamino de memoria que imprime en el polvo de los siglos todas las huellas del pasado, es como una impresora donde se van marcando errores y tragedias, un sello  que imprime culturas, marca prodigios, acumula sensaciones y tapa con celo vergüenzas y equivocaciones, a lo largo de nuestra vida todo es  un remolino de archivos que van quedando ocultos en la memoria, se van gravando en la mente sin cesar y esta que es una gruta inescrutable se crece abriendo nuevos rincones para que quepan todos, así de vez en cuando uno puede entrar desempolvando suceso.
Cuando se hace esto se suele ir de sorpresa en sorpresa puesto que hay en la cabeza tal laberinto de galerías prodigiosas que vale la pena ir de de vez en cuando de excursión por ella para descubrir cosas que se guardaron en cavidades olvidadas, allí nos encontramos con el despecho el agobio la precaución la armonía la dejadez o el olvido, son rincones y rincones repletos de sensaciones archivadas en revoltijos inagotables. Cada cual tenemos nuestro almacén particular, un oasis que lo mismo puede ser la entrada al paraíso,  el pórtico del triunfo o la sala de los horrores,  los recuerdos suelen estar camuflados en una selva enmarañada muy difícil de atravesar y salir ileso sin contratiempos.
¿Quién no tiene en el desván cosas desagradables que solo pensarlas  dan escalofríos? ¿Quién no  tiene guardado un cielo particular o una especie de paraíso perdido donde oculta vivencias entrañables?
A veces vale la pena adentrarse por esos túneles inmensos, ahondar en ellos y sorprendernos a nosotros mismos de la capacidad de retentiva que tenemos, del grado de inteligencia o de tontería que podemos albergar en esa red entramada de la memoria, ese jeroglífico de hilos sutiles que van entrelazando emociones y reflejando recuerdos.
Es tan grande, tan inmenso ese maravilloso disco duro donde hemos ido archivando nuestras cosas propias o ajenas que a veces uno se queda perplejo del material descubierto.
A veces repasando en la memoria se descubren cosas que no se tiene ni la más mínima idea de cómo llegaron ahí, no se sabe si fueron aprendidas heredadas o solamente son simples destellos de divinidad que conserva el ser humano, ese algo inexplicable que le hace diferente otorgándole la capacidad de la  inventiva.
Adentrarse en la propia mente es una aventura desconocida que descuidamos a menudo como si ese archivador extraordinario no nos perteneciera…¡Qué pocas veces practicamos la provechosa enseñanza de meditar! ¡Con la de cosas que se aprenden intentando comprenderse a sí mismo!

                                                            

                                                                     Granada Sandoval.
ALZHEIMER

El corazón es un musculo ciego y endurecido que le adjudicamos todos los dolores del alma, si algo nos duele o nos disgusta decimos que se nos oprime el corazón si estamos alegres que nos palpita el corazón si nos enamoramos le achacamos al corazón, todo cuanto sentimos decimos siempre que está en el corazón,  eso es lo que creemos pero no hay mayor mentira, en realidad es en el cerebro donde acumulamos ese vértigo de sensaciones que va rellenando la vida, es en el cerebro donde almacenamos tristezas y amarguras alegrías y quebrantos odios y quimeras, es con la mente  con la que nos enamoramos y pasamos del regocijo a la desesperación, pero nosotros nos empecinamos en adjudicar al corazón el historial de nuestras emociones, hasta que un día cualquiera nos empieza a fallar la memoria, llega el Alzheimer y se nos  borran todas las cosas, es entonces cuando los que nos rodean se dan cuenta que ni siquiera sentimos el corazón, el corazón continúa su ritmo totalmente ajeno e inconsciente,  el cuerpo mantiene la vida pero con la mente en blanco ese musculo no expresa nada, va manteniendo un cuerpo vivo que no sabe nada porque se ha convertido en una continuación de esa máquina ciega que solo se alimenta del bombeo de la sangre.
                                                                   Granada Sandoval.


OTRA NOCHE MÁGICA

Otra noche más en el archivo mágico de mi alma, otra página maravillosa en el libro de mi vida, otra vez ha surgido el encanto cuando menos lo esperaba, ¿Ha sido casualidad o es verdad que existen los dioses del Parnaso que encienden la chispa en el momento justo para  que surja la magia de lo inolvidable? Hoy es 13 de junio del 2007 y además día de mi cumple años, por cierto, como siempre no se lo he dicho a nadie, no me gusta crear compromisos ni forzadas felicitaciones, los que tienen y quieren poner interés para recordar las fechas ya lo hacen sin que se les tenga que avisar.
Como iba diciendo, hoy día 13 de junio tenían una exposición de pintura los alumnos de Mª Pilar Gómez de Miguel, han hecho una reproducción de obras de Santiago Rusiñol, hemos disfrutado muchísimo, se ha notado el esfuerzo de los alumnos y la buena técnica de la profesora en la realización esmerada de las obras, hemos acabado con la retina empapada de belleza y el alma flotando en los acordes musicales del guitarrista Manuel Fernández que ha interpretado a Albéniz, esto sin contar el influjo que da encontrarse rodeado por gente sensible y corazones amigos.
Al terminar el acto estábamos casi todos con los sentimientos a flor de piel, parecía como si un hada misteriosa estuviese flotando en el ambiente, nadie parecía tener ganas de que la reunión tuviera final, todos los que se habían arremolinado alrededor de los canapés ya habían empezado con los despidos acelerados, era como una coreografía sincronizada, empieza a terminarse la comida y comienzan a despedirse, gracias a eso se criba el ambiente, a partir de entonces van quedando solo los verdaderamente interesados por el arte, es entonces cuando llega el verdadero deleite por el momento  vivido, llegan los comentarios inteligentes   sobre lo visto y oído llegando también el no encontrar la manera de poner punto y final a la reunión.
Nos encontrábamos precisamente en ese momento justo  de euforia compartida un grupo de personas en la puerta del García Nieto, en Cornellá, lugar dónde se había llevado a cabo dicho acto, estábamos Gabriel Moreno y su esposa, Genoveva Fernández , Enrique Jons (Kike para los amigos) la profesora de Taichí  Amparo Rosas, Mª Pilar Gómez de Miguel, José Bretones Salinas su esposa  y yo, nadie se decidía a dar la reunión por finalizada cuando alguien dijo... ¡Por qué no vamos... ¿Por qué no vamos a tomar algo? y Rosa la mujer de Gabriel dijo, vamos a mi casa... ¡Dios que buena idea! Todos a la vez dijimos...¡Vale! 
La hora no podía ser  más propicia ni el ambiente más ideal.
Imagínense un jardín precioso, los anfitriones totalmente volcados en dejarnos satisfechos y una música orquestal sonando muy bajito en los altavoces que Gabriel tiene camuflados en los árboles del Jardín. 
Su esposa sirvió una cena fría muy variada y exquisita, la música invadiendo los sentidos, los aromas de las flores se mezclaban en el paladar y en el olfato porque en el aire había olor de jazmines albahaca y hierbabuena, en los platos las exquisitas viandas servidas por Rosa derramaban aromas y sabores invitando a degustarlas junto a la variedad de vinos con los que Gabriel nos agasajaba. 
Todo en si era un compendio armonioso y para colmar el hechizo Gabriel nos ofreció unos tallos de hierbabuena para frotarnos las manos, todo sabe mejor con las manos perfumadas de un aroma natural, nos dijo.
La armonía fue creciendo igual que un manto de espuma, se apoderó de la voz y del espacio haciendo brotar confidencias y aptitudes, los corazones parecían que se acariciaban con el placer de la comprensión, todo parecía situarse en el acoplamiento justo que cada uno necesitaba.  
Se empezó a hablar del arte  en general, los poetas recitando poemas, Gabriel cantó unas canciones acompañándose con la guitarra, las horas fueron pasando dejando la sensación de que el reloj del tiempo se había parado, todo era luz claridad música y versos.
El colofón de todo lo puso Amparo Rosas, la profesora nos hizo una demostración de Taichí obrando el milagro, nos ofreció una danza de la concentración universal de la materia y la naturaleza, Amparo era la imagen pura del jardín abriendo el alma, su silueta dibujando movimientos flexibles donde las manos y los pies eran de una elasticidad impecable modelando formas increíbles, sus manos parecían querer abarcar todo el universo.
Amparo con sus manos parecía apartar obstáculos haciendo que la naturaleza formara parte de su cuerpo, parecía una diosa queriendo modelar el mundo, daba la sensación de que todo rodaba entre sus dedos, sus manos derribaban muros imaginarios se abrazaban al Universo mientras sus pies dibujaban una danza defensiva para romper escollos. La respiración de Amparo se convirtió en energía, su paz espiritual era fuerza vital haciendo girar el cosmos entre sus dedos, ella giraba una y otra vez con lentitud estudiada hasta absorber la luz la música y el aire, toda ella era paz, remanso de paz, paz flexible que se fue adentrando en nuestros corazones para que se sintieran menos solitarios.
El alma entera se nos fue llenando de ganas de vivir, se sacudió de heridas antiguas de dolores cansinos y desazones extrañas  para llenarse de tranquilidades.
El cuerpo de Amparo transmitía vida, los que la mirábamos sentimos su cuerpo abrazarse al nuestro que nos llevaba al compás del suyo para seguir su movimiento, en aquella danza acompasada se recogía fuerza para continuar vivo para latir por unos momentos en el libro ancestral de la naturaleza eternizando el alma.
Pasaron las horas...una...dos...tres... ¿Cuantas pasaron? No lo sé, ni creo sería bueno contarlas porque se romperían los hechizos, solo sé que todos, absolutamente todos tal como dijo Gabriel Moreno, "estábamos viviendo momentos divinos, porque se había encendido el chispazo de la sensibilidad dejando expandir el amor espiritual y la esencia verdadera de la amistad que el alma necesita"
Yo sé de sobra que fue así, que el duende del arte se coló de rondón en cada uno de nosotros y que cada cual a su manera percibió el grado embrujador que su sensibilidad fue capaz de sentir.
Lo que respecta a mí puedo decir que mi alma se enlazó intensamente en cada instante vivido, pero ante la lección de Taichí que nos ofreció Amparo sentí mi cuerpo como una carcasa inútil, lo sentí como un destartalado pajarraco pegado a la tierra  incapaz de levantar el vuelo, sin embargo viéndola en su elasticidad etérea sentí como mi espíritu se me escapó por el ventanal de los ojos y se fue a su lado igual que una gacela llena de graciosos movimientos para danzar junto a ella.
Junto a Amparo respiré el frescor del rocío, sentí el calor del Universo, respiré el salitre de los mares, la resina de los pinos y entoné mis trinos al compás de los pájaros donde todo era paz y mansedumbre, donde el alma se rebozó de luz y armonía olvidando todo aquello que la ensucia y atormenta.
¡Gracias a todos! ¡Gracias a todos mis amigos especiales por estar en mi vida y sobre todo a ti Amparo Rosas por regalarnos una demostración increíble donde nos hiciste comprobar que se puede abarcar el Universo con los brazos, derribar con los pies todos los muros y con la respiración curar todas las tensiones!
Por eso deseo que sigas siempre así querida amiga, sigue adiestrando cuerpos y elevando almas para ver si alguna vez aprendemos a mover los hilos invisibles que están en nuestro interior y aprendemos a utilizar las alas.
Y a todos los demás, Gabriel Moreno, Rosa, Enrique Jons, Mª Pilar Gómez, José Bretones e Ignacia... Genoveva Fernández... etc. ¡Gracias por momentos tan hermosos y por hacer que a vuestro lado se me paren todos los relojes!
                                                    
                                   Granada Sandoval.

      Estos escritos están dedicados a AMPARO ROSAS (Profesora de artes marciales) que me hizo sentir por unas horas ser particula de satisfacciones en la naturaleza, ser agua viva, brizna vegetal, tierra y cielo y un ave sin limite ni horizonte en el paraiso del mundo.

PRINCIPIO DEL VERBO




Un día se abrieron los cielos en un racimo de estruendos entre la luz y el viento, esa fue la manifestación sonora del esquema fugaz en la voz del futuro, sonido gutural, destello justo culebreando en trallazos por cielos perdidos, fue un látigo exacto para dibujar la historia.
El resplandor de un rayo ilumino los espacios rasgando latitudes hasta formar un grito, un estruendo indescifrable roncando en estampida, un zumbido incontrolable que nunca fue otra cosa aquél crujir del silencio.
Nació seguido, ronco como el bramar del ciervo que busca descendencia dejando su llamada por los huecos del aire, un son resquebrajado, roto, tembloroso, como si hubiese salido de una garganta tibia, murmullo abandonado lejanamente sordo que derramó en el viento sonidos naturales, se dividió en fragmentos crujiendo amortiguado hasta formar el eco de cosas ignoradas, ¡Milagro! ¡ Maravilla! La voz se hizo sonido prieto de contenidos atravesando el tiempo, el principio se dibujó en señales, signos imperceptibles en la creación del hombre.
Y el hombre, robot de barro que siempre estuvo mudo sin voluntad ni nombre sintió la sacudida del canto y de la idea, su voz se hizo sonido, se mezcló por su mente y el sueño de la historia empezó a tomar forma, se deslizó afluyendo por la sangre y el hombre fue despierto.
A partir de entonces su paso por la vida se dibujó en la piedra, se convirtió en cantares para volverse eterno, se borraron las sombras del barro primitivo y el hombre echó raíces sobre la faz del mundo, se reinventó de letras con forma de sonidos, la voz se fue volviendo un altavoz inmenso, se fue volviendo arpa modelando sus notas por las guitarras del mundo, se hizo golondrina en los escritos del alma.
El verbo se hizo frase, ¡Relámpago bendito que nació sin sonido antes que la garganta, pero un día se despegó del suspiro inventando la magia!
¡Así empezó la voz, así creció su gracia bosquejando en la idea para adornar la esperanza! ¡Así empezó el reflejo de orígenes perdidos que estaban navegando con son enmudecido de primigenia escarcha! ¡Sentir de los poetas! ¡Canción unida y clara que es fuente inagotable repleta de palabras!
Por eso, cuando las presiones aplastan los espacios y las angustias atrofian las ideas embotando los sentidos, cuando el tiempo se hace espeso y no queda ni un resquicio de luz en el sendero, cuando el cuerpo parece balancearse entre la muerte y la vida, cuando se encoge la garganta abarrotando el aire hay que cogerse a la palabra, la palabra, ese don fabuloso que afloja los impulsos, la palabra que frena los deseos que forma los proyectos y va amansando arrebatos, esa palabra que es la misma que reparte consuelo para vivir el peso de ir tirando de la vida.
 (Todos los derechos reservados)
        

LOS COLORES DEL RUISEÑOR

Este es un cuento precioso que me apetece contaros esta tarde de domingo en la que estoy aquí a solas escribiendo con un catarro morrocotudo y la añoranza de los paisajes y espacios libres de mi casa de Can Russell.
A mí que me gusta el aire libre y los paisajes campestres, quedarme aquí en el piso de Hospitalet es un martirio para el alma que hoy se siente como un pájaro enjaulado entre bloques de cemento, por eso para entretenerme me apetece contaros este cuento que mal aprendí hace muchos años y que hoy entrelazando recuerdos viene a mi memoria deshilachado entre el olvido, no obstante lo he querido recomponer con mis propias  palabras para que disfrutéis un poco de una leyenda añeja. 
Este cuento me lo contaron bastante resumido, se parecía más aun  micro relato  recortado que a un cuento meticuloso y bien contado pero a mi me encantó su entramado principal y el final de su contenido por eso yo lo he adornado un poco a mi manera y ha quedado tal como sigue.



Hace mucho tiempo, muchísimo tiempo, tanto que las cosas aún no habían prácticamente empezado ni a ser cosas, incluso ni los hombres existían aún en la faz de la tierra, el planeta era una maqueta en proyecto ya que según creencias principales escritas sobre las piedras las montañas el mar los bosques y todo lo demás cosas eran sobre la tierra una selva apretada y espesa de vegetación,  el mundo era un jardín de flora variada por donde empezaba a bullir infinidad de seres vivos de todas las especies imaginables.
La perspectiva del mundo era inmensa extensa y grandiosa, los animales se multiplicaban por doquier mientras que su hacedor se regodeaba del inmenso jardín que estaba creando, el sol se extendía generoso y el agua corría cristalina y pura como los ojos recién nacidos que ven la vida por vez primera, nada podía añadirse a la preciosa maravilla en la que Dios trabajaba en sus días de inspiración.
El creador estaba feliz, el tiempo corría tranquilo por todos los rincones de la tierra y los animales que la habitaban buscaban su acomodo para seguir disfrutando del prodigio creado, pero…. ¡Eh aquí el problema!  En aquel maravilloso jardín primigenio donde debía existir la felicidad empezó a entrar el aburrimiento, sucedió esto porque a pesar de ser todo tan hermoso tan tranquilo y tan variado en sus colorido y vegetación en los animales no era así, los animales tenían tan solo dos variantes en su tonalidad, Dios los había hecho a todos grises  y marrón pardo y claro ellos no estaban de acuerdo con eso pues cuando comparaban su color con el de las orquídeas o los colores de las rosas y  la flores multicolores que brotaban sin cesar una envidia de celos grandísima se les metía a todos por los ojos.
Hubo muchas discusiones entre ellos por este motivo, unos se conformaban pensando que quizá más adelante a fuerza de convivir con las flores que se ofrecían gustosas a servirles de alimento adquirirían el color que deseaban, otros pensaban que era una tontería porque seguiría siendo un problema mayor ya que la mitad de su alimentación era verde por lo tanto acabarían todos como las hojas de la cebollas, otros decían que si Dios los había hecho así sería por algo, los más avispados decían que era para que se camuflaran en caso de peligro, ¿peligro de qué? Decían los confiados, ¿Qué peligro puede  haber en este jardín divino? desde luego el jardín era divino porque la maldad aun no había sido inventada, otros demostrando unos grados más de inteligencia decidieron reunirse en asamblea para ver de qué forma podían solucionar  y el  problema y así lo hicieron, se reunieron todos durante días hasta que llegaron a un acuerdo sobre aquel asunto tan importante, decidieron después de mucho deliberar que lo mejor era ir a la casa de Dios para hablar con él, acordaron de que fueran en representación de todos una pareja de monos, ellos irían por los seres de la tierra y dos delfines irían representando a los habitantes de los mares.
El día señalado para ir a hablar con Dios hacía un día precioso en el jardín de la vida, Dios se paseaba tranquilo recreándose en su obra y viendo pasar por los aires aves que embellecían el paisaje con sus vuelos desiguales, de pronto una de aquellas aves, un ave del paraíso se le acercó sigilosa para decirle al oído…Señor tiene usted visita, Dios miro hacia los lados y vio a los cuatro emisarios que en el lateral del jardín le miraban tímidamente, ¿Qué me estáis buscando? Preguntó Dios,  ellos asintieron con la cabeza, ¿Qué queréis de mí? Dijo Dios acercándose donde estaban, Señor dijo uno de los Delfines con humildad, no desearíamos molestarle para nada pero hay entre todos los seres creados un descontento extendido y hemos venido a decirlo por si lo puede solucionar.
¿De qué se trata?  Dijo Dios,  Verá usted contestó uno de los monos, no es que censuremos su obra ni que  le vallamos a decir que no es correcta pero no nos entra en la cabeza el por qué de una cierta deferencia que ha hecho usted con los animales. ¿Deferencia? Dijo Dios, ¿Cómo es eso? que yo sepa os he dotado de todo lo necesario para vivir felices, tenéis todo cuanto puede desear cada  raza y cada especie os he dado un jardín inmenso que no seríais capaz de recorrer por muy veloces que seáis he puesto a vuestra disposición el cronometro del universo para medir las temperaturas del tiempo, os he abierto los cielos para que brille el sol y os caliente os he regalado el tapiz de las estrellas las aguas cristalinas  la flora variada que no puede igualar ni el color Del Arco Iris, os he dado el calor y la prosperidad de la tierra, ¿qué más queréis?
Vera señor, todo lo que nos ha dado es perfecto, todo maravilloso, increíblemente maravilloso, pero…Ha sido usted más generoso con las flores y con los vegetales que no pueden andar ni tiene el don del entendimiento que con nosotros,  a ellos los ha hecho usted tan hermosos  dotándoles de tanta belleza y colorido que han despertado nuestros celos porque nuestro color es demasiado aburrido, por eso como no estamos conformes con este tono tan restringido en la piel o en la pluma,  como no nos gusta el color pardusco que  tenemos hemos venido a protestar y lo hacemos en representación de todos los que les late el corazón o respiran bajo el agua y esperamos  que usted nos de sus soluciones.
Dios se paso una mano por la barba quedándose unos momentos pensativo, después dijo, tenéis toda la razón del mundo, he querido hacer una obra tan perfecta y maravillosa que se me ha escapado quizá el mejor de los detalles, pero tiene solución, veréis, hoy se cumple el quinto día de mi trabajo con la creación pero mañana voy a dedicarlo entero para vosotros,  desde que amanezca el alba hasta que se ponga el sol estaré dispuesto a satisfacer todas las exigencias así que os doy permiso para venir en pareja ordenadamente para arreglar lo del el color, mañana os pondré a cada cual el que más os guste, ahora marchar a comunicarlo y recordar que solo trabajare desde que despierte el sol hasta que se duerma y no debéis faltar ninguno  de vosotros a mi llamada.
Se fueron con rapidez trepando de árbol en árbol los monos para divulgar la noticia y los delfines marcharon surcando los mares para informar la novedad, no quedó ni un solo rincón del planeta donde no llegara la noticia corriendo de boca en boca que era la mensajería más rápida que se conocía por aquel entonces.
A la mañana siguiente  apenas comenzó a brillar el primer rayo de sol por el horizonte una fila ordenada animales llegaban de dos en dos por los talleres de Dios… y Dios como Dios que era les fue haciendo maravillas con sus pinceles atendiendo los caprichos de cada una de sus criaturas y claro como suele pasar al dar libertad a la exigencia salieron a flote los caprichos… y como los caprichos son  caprichos en todos los seres vivientes del mundo pues se fueron mostraron en toda su extensión, unos eran moderados y conformistas y  se conformaron con unos ligeros retoques inapreciables o unos lunares casi invisibles,  pero otros demostraron su mal gusto eligiendo un colorido que se podía confundir con la aridez de las piedras, otros hicieron alarde de una imaginación sin límites y de un orgullo desmedido como el de los pavos reales, y se adornaron de un color desmesurado, hubo quien se disfrazó de rayas como la cebra otros se vistieron de payaso como el guacamayo incluso algunos se pintaron con una pintura  tan blanca  que hasta Dios les  dijo, ¡Seréis albinos! Y con ese nombre se quedaron para el resto de los siglos.
Durante todo el día hubo un trabajo intensivo donde se manejaron los colores con tanto capricho que ni las flores serian capaz de igualarlo por mucho que se esforzaran, sobre todo cuando le tocó el turno a las mariposas, algunas de ellas pasaron hasta diez veces debajo de los pinceles para recibir reflejos, los pájaros quisieron imitarlas y revolaban de gusto entre las manos de Dios, cuando llegó el turno a los peces se presentó un problema gordísimo…¡La forma de respirar! 
Más todo estaba previsto por Dios, él sabía que la tierra no era buena para la vida de ellos y entonces dejó caer los colores del Arco Iris como si fueran pinceles sobre las aguas del mar y cada cual se fue poniendo el tono que más le apetecía, el día fue transcurriendo con la lentitud divina que Dios necesitaba para que no quedara nada sin hacer, sin embargo cuando ya casi se estaba acabando la tarde y  apenas  un leve rayo de sol languidecía  en el horizonte, cuando Dios estaba a punto de recoger los pinceles llegó todo jadeante un pequeño pajarillo que por ser tan pequeño le llamaban rui, cayó a los pies del creador sin apenas fuerzas,  no podía casi respirar por el esfuerzo realizado, tuvo Dios que darle impulso en su pequeño corazón para salvar su vida y darle un leve suspiro para que pudiera hablar, ¿Qué te sucede rui? Pregunto al avecilla, ¿Por qué vienes tan acelerado y tan tarde? No ves que estoy acabando y ya no es hora de atenderte, no te dijeron con claridad mis órdenes para que vinieras antes de la puesta de sol, apenas queda un segundo de luz y ya no tengo pintura.
Señor, dijo el ave, no he pensado ni por un momento desobedecer sus ordenes, nadie es más obediente ni más leal que yo ante sus usted, pero tengo una compañera muy miedosa, tanto que no la puedo dejar sola ni un momento cuando está criando, usted lo sabe mejor que nadie ya que fue la que me asignó por compañera, usted bien sabe que cuando está mi hembra en época de cría tengo que estar cantando de noche y de día para acompañarla mientras  incuba porque si no lo hago se siente sola y el miedo le hace abandonar el nido, hoy le he pedido muchas veces que me dejara venir  y no podía conseguirlo porque nada más que yo me alejaba un poco  ella levantaba el vuelo dejando sola la nidada, he tenido miedo por mis crías señor y ese ha sido el motivo por el que vine tan tarde, si estoy aquí es porque he aprovechado que se ha quedado dormida para volar veloz obedeciendo su llamada y aquí estoy tome usted  la decisión que quiera para castigar mi actitud, pero piense que no soy culpable de desobediencia si no un pobre padre responsable que ante el peligro de perder a su prole ha estado a punto de desobedecerle y de perder la vida.
Dios se le quedó mirando con ternura, paso sus dedos por aquel pequeño cuerpo gris y amarronado diciendo, no me queda ni una chispa de pintura hijo mío, no voy a poder cambiar en nada tus colores primarios pero esa fe que en mi tienes y esa obediencia férrea bien merecen un premio, por lo tanto esa dorada y última chispa de sol que queda en el atardecer será perla de oro para ti abre el pico, el ave obedeció y Dios en un alarde de poder como solo Dios puede hacerlo cogió entre sus dedos una bolita de sol que se hizo oro puro la deposito en la punta de la lengua del ruiseñor diciendo, ¡Jamás ave alguna podrá igualarte en el canto  jamás  nadie podrá conseguir que puedas vivir enjaulado y a partir de hoy añadiré mi título a tu nombre y en vez de llamarte rui todos te conocerán  por Ruiseñor!
Por eso el ruiseñor  es libre como el espíritu, tiene la punta de la lengua dorada como el sol y si lo enjaulan se muere porque desde aquel día es el pájaro preferido de Dios.
¡¡¡Y Colorín coloradoooo!!!
 25-5-214
                                      Granada Sandoval.                         

(Respuesta al comentario que un día hizo un "escritor" convencido de encontrarse en la "cumbre de la inteligencia" e hizo un mal comentario despreciativo refiriéndose  a los que escriben, según él, "sin tener idea principios ni inteligencia pero publican un libro y van con él debajo del brazo presumiendo de escritores")



Ellos dicen...



Yo pienso...        



¡Más luego escribo!




Yo pienso, mejor dicho, aseguro que a todo ser humano que tenga facultades para pensar le ha gustado alguna vez ser escuchado y si así no ha sido ha mantenido consigo mismo diálogos rumiantes pensando que de alguna manera le hubiese gustado dejar constancia de él en algún papel escrito.

La expresión y las ansias de comunicación son y siempre han sido dos cosas por las que el hombre ha luchado con más tesón, infinidad de descubrimientos arqueológico así lo atestiguan, bien por imágenes pictográficas esculpidas o documentos escritos.

Hay descubrimientos que se remontan, sin temor a error a quinientos mil años, a través de ellos el hombre ha ido dejando marcas de su existencia y de su sentimiento con signos jeroglíficos, podemos tener constancia de los primeros descubrimientos arqueológicos con documentos escritos que permiten retroceder hasta 40.000 años antes de J.C, así que no cabe duda de que los hombres de todas las épocas han disfrutado con plasmar sus ideas en piedra, madera o en piel.

Después cuando los chinos inventaron el papel, y la impresión escrita fue divulgada en los siglos VII o VIII, las cosas empezaron a ser mucho más fáciles y se pudieron difundir con más precisión las ideas humanas.

Hoy en día las cosas son distintas, la técnica y la electrónica son el archivo principal de la humanidad, en ellos se almacenan infinidad de datos en los que se concentran el pensamiento pero a pesar del tecnicismo y los audiovisuales el hombre continúa aferrándose. a la expresión escrita.

Yo estoy convencida del motivo por el que el verdadero pensante que se abraza a la terapia de escribir no dejará jamás de hacerlo pues con la escritura se desahoga más el alma, porque la escritura es una explosión de ansiedades que aflora hacia el exterior dibujando un óleo de imágenes intermitentes de afuera adentro y de adentro afuera que refleja el espíritu.

Escribir es quizás el único consuelo que permite disfrutar con seguridad de él en dos vertientes; una, mientras se está escribiendo,  mientras se está escogiendo y acariciando  las palabras para embellecer lo escrito, eso no depende de la electricidad ni de ningún aparato bastan unas hojas de papel y un lápiz, otra, una vez escrito, aquello que hemos creado podemos releerlo una y mil veces y disfrutar todo lo que sea necesario de la belleza que la mente ha creado.

Últimamente, parece que hay un brote bastante considerable de personas que tienen deseos de escribir; son gentes sencillas que posiblemente jamás lo habrían hecho de no ser por la libertad de expresión y el régimen democrático en el que nos encontramos, pero al ser libres las ideas y los sentimientos, estas personas se están animando y cada vez son más en decidirse a dejar constancia de su paso por la vida, aunque sea solamente por la ilusión de ver sus ideas impresas.

Hay un alto porcentaje de escritos que llegan a nuestras manos repletos de sensibilidad pero carentes de preparación y tecnicismos, yo diría que muchos de ellos con escasa enseñanza primaria, que incluso a veces raya en el analfabetismo, estos "espontáneos" de las letras no caen nunca bien a los que, tal y como hace el MAGIC ANDREU, se colocan y las medallas y el pomposo nombre de "escritor" y pongo escritor entre comillas, porque en el DICCIONARIO ILUSTRADO DE LA LENGUA ESPAÑOLA dice que ESCRITOR ES PERSONA QUE ESCRIBE, y si eso es así, toda persona que escribe ya está considerada como ESCRITORA; por lo tanto, estos "escritores" que se mofan de los sentimientos ajenos, sería bueno que se dieran un paseo por el pasado, que pensaran en cuando ellos intentaban ser escuchados y dibujaban sus primeras impresiones, aireando sentimientos que con toda seguridad no tendrían toda la calidad que ellos ahora le exigen a quien está empezando.

Estos "escritores" y vuelvo a repetir entre comillas, no se han dado jamás cuenta que hay un abismo entre ser PERSONA QUE ESCRIBE o ser una pocilga de pedantería.

Cuando se es persona y se tienen ganas de expresar lo que se lleva dentro, "señor escritor", no significa ser una máquina de perfecciones ni un bloque de "sobos" "alucinados" o "zancadillas", la sofisticación y lo académico se ha establecido mucho después, muchisimo después, y esto se hizo para honor y gloria de otros muchos que al igual que usted, "señor escritor", se han encumbrado hacia el pedestal de la "grandeza".

Las personas pensantes, sólo escriben y lo hacen tal y como lo piensan y cuando unos pensares llegan a este mundo, que dicho sea de paso, es un mundo repleto de suciedad, y piense que digo suciedad y no mierda, para que usted "señor escritor" no me llame inculta, lo que llega a este mundo, como decía antes, llega en línea directa desde la mente al papel y es como el recién nacido que llega reventado de belleza, de sinceridad y de ternura aunque sólo sepa expresarse con torpes y débiles balbuceos.



(Y que conste que todo esto no lo estoy diciendo porque yo pueda sentirme herida por la palabrería de quien se considera por encima de los demás mortales, no señor, si escribo así es por las ganas de vomitar que me han producido ciertos comentarios de quien hasta hoy yo consideraba llana y sencillamente UNA PERSONA
                                              Granada Sandoval.





ESTRELLAS FUGACES

A veces las cosas del pasado son un reloj de arena pesando sobre los hombros con intención suicida, partículas del tiempo con sellos de identidad y cara de añoranza llegando del pasado sin avisar a penas, son  estrellas fugaces saliendo de una mochila de años  desgastados, instantes traviesos que afloran de  improviso del subconsciente a los labios para dejar en el aire un revuelo de asombro, instantes donde se desempolvan recuerdos  aleteando como pájaros invisibles que retornan en tropel para dejar imágenes pasadas revestidas de penas o alegrías.
La mente es un baúl sin fondo donde se meten las cosas vividas para salir a flote cuando menos lo esperamos,  las vivencias son mariposas sin voluntad  que no preguntan no avisan no sopesan el impacto que puede acarrear cuando traen a nuestras debilidades imágenes antiguas y errores pasados, son estampas arrastrando recuerdos que se fueron, imágenes de amores olvidados  que vuelven desnudando el alma  de sucesos inocentes o castigando el presente con dolores archivados.
Por eso hay que aprender a seleccionar los recuerdos, los tristes hay que devolverlos al interior sencillamente envueltos en un sedal de paciencia y comprensión, pensar que fueron inevitables, así no seguirán pesando entre los pliegues  del alma como ratas inmundas, ratas que regresan de repente  amargando horas días meses años o quizá toda la vida, pensar que son angustias pasadas equivocaciones para enterrar en olvido.
Por las rendijas del tiempo hay tantas cosas desagradables que desean ser recordadas y pueden colarse de rondón para amargar el mañana que hay que tener mucho cuidado para no repetir el sufrimiento.
Sin embargo las alegres, aquellas que nos devuelven la niñez inocente la juventud inexperta o la sensatez adulta, aquellas que al recordarlas se multiplican en nuestras satisfacciones dejando en el presente un regusto de grandeza,  son las que hay que aprender a saborear de vez en cuando porque ellas son la gloria de nuestro pasado que viene a la sobrecarga del vivir para demostrarnos a nosotros mismo que el paso de la vida ha valido la pena.

Can Russell 24-8-2013. 



A mi amiga Mere por traerme un ramo de recuerdos dormidos de niñez y juventud compartida.                                     




http://esperanzasandoval.blogspot.com/

DE COMO SE GESTÓ ESPAÑA.

Hoy rebuscando entre cuadernos almacenados que tengo por pasar en limpio he ido de sorpresa en sorpresa ante la acumulación de apuntes y cosas inacabadas que guardo 
esperando turno para ser ordenadas.
Siempre me ha gustado guardarlo todo, pues cuando surge la idea, si no se toma un apunte donde poder hilvanar después un poema es difícil poder recordarlo, por eso lo guardo todo, tengo infinidad de ellos inacabados en espera de ponerles punto y final, entre todos los trabajos guardados he tropezado con una redacción muy curiosa que se remonta a mis años de repaso literario cuando estaba en el colegio de adultos de las planas para tomar algunas ideas de métrica y ordenación, recuerdo que el profesor nos puso un examen de sociales y por lo que se ve cada cual debía de explicar a su acomodo lo que entendía de la evolución terráquea porque el escrito que tengo entre las manos dice lo siguiente.

Sant Joan Despí - octubre 1976.


FECUNDACIÓN GESTACiÓN  Y NACIMIENTO DE ESPAÑA.


Hoy tenemos un examen de sociales y el “Profe” quiere que contemos todo cuanto él nos ha enseñado en el pasado curso sobre la evolución del planeta desde el principio a nuestros días, nos ha pedido que seamos originales y procuremos describir las cosas cada cual con nuestras propias ideas porque de ello depende la puntuación de nuestro coeficiente mental, es según nos ha dicho como un tés de inteligencia. 

Se ha dirigido especialmente a mí y a la Montse  Rovira diciendo, “¡ A ver de lo que sois capaz “empollonas”.
A mí me ha “picado” la forma de decirlo, casi que he estado intentada de contestar, pero me he callado y empiezo a escribir de la siguiente manera.
“Remontándonos al punto cero del paso de los tiempos en una inmensa “barrigota” de aguas saladas empezó el periodo de fecundación del planeta llamado Tierra.
Era allá por la era Arcaica, (570.mllns de años) como quién dice ayer, cuando se produjo el primer movimiento en el útero global (llamado herciano)  esto sucedió con una tremenda explosión intestinal y de la bolsa de las aguas empezaron a emerger un revoltijo de tierras que salieron y salieron hasta formar lo que hoy conocemos por el Macizo Galaico Portugués que se fue derramando y agrandando ampliando la zona Oeste y centro de la península de España.
Pasando ese primer periodo de embarazo que fue de otros 230 mllns más (Es decir lo que hoy conocemos por la era cuaternaria) donde el tiempo continuó escupiendo tierra, allanando montañas  arrastrando sedimentos y acumulando depósitos, aquellos escupitajos fueron lentamente sin dar tregua al paso de los tiempos fueron arrastrados otra vez al  fondo de las aguas de donde emergieron de nuevo para formar las tierras catalanas, las islas Baleares y el Sur de la península.
Hicieron falta otros 67 mllns de años más para que se produjera otro retorcijón interno y para que otro gran impulso orogénico regurgitara con estrépito saliendo a flote más vómitos  de piedras lava barro y rayos de punta, para que se formaran  los montes altos, los pirineos y las cordilleras, (Cantabria y la Oretana) (Sierra Morena y Sierra Nevada) también nacieron los demás sistemas y mesetas centrales (Castilla la Nueva y Castilla la Vieja)
Nos situamos ya en la era cuaternaria, osea en la mitad del embarazo, entonces, con las aguas más tranquilas y en su sitio empezaron a resecarse algunos lados y empezó a desaparecer el antiguo revoltijo del mar, “Thetis”, quedándose reducido a otro mar más pequeñito para que nos quedara su recuerdo, en memoria de "Tetis" a este pequeñajo se le conoce por “Mediterráneo”
Pasando el tiempo, que es un reloj que no se detiene y trabaja sin cesar, se tiró otros  2 mllns de años más entre acumulaciones de depósitos y evaporaciones solares para fabricar dos cordilleras más (La del Ebro y la del Guadalquivir) como se puede comprobar este parto fue muy lento pues hasta que no transcurrió otro millón más de años y se secaron muy  bien parte de las tierras escupidas y no  se pulieron las montañas dejándolo todo a punto no nacimos nosotros para disfrutarlo todo.
Cuando ya pudimos nacer, crecer y multiplicarnos, tal como Dios manda, nos encontramos en un berenjenal sin nombre sin control y sin ley que era un desbarajuste indomable, por eso, poco a poco como somos tan puntillosos criticones y olvidadizos, tuvimos un montón de trabajo porque todo estaba manga por hombro, trabajamos duro hasta conseguir poner nombre a todas las cosas empezando por la península de España (esto es idea mía) y como no,  sobrados de tiempo e inteligencia, pusimos nombre a mar cielo y tierra y todo cuando nació  murió y se inventó en el globo terráqueo y muchos otros globos similares nacidos y por nacer, lo hicimos por si  la memoria de los ojos nos fallaba, para no confundir unas cosas con otras, nos esmeramos más con las cosas que más nos atañen, (Es decir España) le asignamos un nombre bien bonito y fácil de encontrara  en el mapa de los tiempos  España, ella y  todo lo que la rodea (mares, cordilleras, sistema penibético... es decir todos todos nuestros picos  y montañas) tienen una situación cara a los demás continentes que se habían formado privilegiada, porque están en el meridiano templado de nuestro planeta, si nos fijamos bien , nosotros estamos según se sube del Ecuador  punto cero a mano izquierda, eso nos hace tener un clima variopinto, es decir igual nos da tres meses de gozo primaveral donde los campos revientan con toda clase de alimentos que nos da tres meses con un calor que nos fríe sin misericordia para madurar el trigo , luego nos atiza un frío que pela para que le demos envidia al mundo entero con la cura del jamón de bellota, ahora que nosotros como somos más listos de lo que parece cuando arrea el frío por el Norte nos bajamos al sur a disfrutar de lo lindo pues a juerga y bien vivir no hay quien nos gane y cuando aprieta el calor nos vamos al techo de arriba es decir al norte a refrescarnos en el Cantabrico y disfrutar de buena carne leche y marisquito... si no, ¡ Pues nos quedamos´en la cintura de España que también se esta agustito!
Tenemos la suerte de que en el parto del planeta del mundo mundial nos ha dejado la mejor parte, porque tres partes están rodeadas de unos mares preciosos , (El Cantábrico desde Estaca de Vara al Finisterre) allí enlazamos con el Atlántico, precisamente donde está Portugal, que ya les contaré otro día porque no nos pertenece, en ese punto tenemos una parte de la zona penibética que también la baña el Atlántico, precisamente ahí donde los dos mares se besan, hay un punto que nos sitúa frente al continente africano (Gibraltar) otro pedazo que perdimos por  idiotas  y se lo quedaron los listillos ingleses, pero eso también es otra historia, ahí en Gibraltar enlazamos con el Mediterráneo donde se bañan la islas baleares y todas las costas peninsulares hasta llegar de nuevo a los Pirineos donde nos damos la mano con Francia, ese es el cordón umbilical que nos une con Europa.
Tengo que decir que otro privilegio que tenemos es la cultura y lo inteligentes que somos, cosa que no nos perdonan en muchos sitios y es que nosotros fuimos los descubridores del continente americano, (Que nos ha salido un tanto respondón y sabelotodo pero eso queda para otro día también ) ahora  ya es suficiente con esto para que el profe me ponga un cero o para que me diga que soy una lumbrera, yo por si acaso voy a ponerme un 10 de consolación y lo que venga después sea bien venido. 
Vale la pena decir aquí después de apartar las risas y el cachondeo en clase
Que el profe me ha dicho que como siga así estoy nominada el año que viene para el Premio Novel del colegio. ¡Ja.Ja.Ja y Jaaaa!

                                                          Granada Sandoval.






MI QUERIDO DAVID

Por alguna parte tengo escrito un poema que dice que “cuando el alma está triste no le cabe ni el pequeño espacio de un suspiro”. Sin embargo muchas veces he oído, dicho y pensado otra frase bastante más repetida y desde luego con mucho menos sentido “Hoy no tengo el corazón para pensar” ¡Qué tontería! Con el corazón, ni queremos ni pensamos, ni sentimos, el corazón no deja de ser un músculo que late a impulsos de la sangre igual que un motor bombeado por el combustible, es un latido ciego que no tiene otro sentido que el de mantener encendida la bujía de la vida.
Hoy al empezar a escribir esta carta me he puesto a bucear por el disco duro de mi inteligencia para ver si soy capaz de hilvanar coherentemente algo rebuscando en lo ya escrito para encender la mecha de la inspiración, por eso me ha venido a la cabeza el fragmento de ese poema, porque en realidad, me invade la dimensión de la tristeza de tal manera que tengo bloqueadas todas las capacidades del pensamiento y ni en el alma ni en el corazón me queda un solo resquicio para poder dar margen a un mínimo de luz en el caudal de la esperanza, sin embargo no puedo resistir la tentación de escribirte, me he puesto ciegamente a teclear en el ordenador igual que otras veces dejándome llevar por las emociones, es un escape vital que hace muchísimos años adopté como terapia para no desmoronarme en la desesperación con los golpes de la vida.
Como dijo Pablo Neruda en su libro DOCE POEMAS DE 
AMOR Y UNA CANCIÓN DESEPERADA, “Puedo escribir los versos más tristes esta noche” pero te juro que desearía con todas mis fuerzas desviar los recuerdos hacia cosas muy diferentes de tu vida para que al elaborarte  este homenaje póstumo saliera con la mayor destreza posible y no resultara tan desolado como estos últimos meses que te ha deparado el destino. Pero me va a ser imposible, deseo tanto dejar reflejada la entereza y el talento de hombre cabal que has demostrado dándonos una lección de responsabilidad y valentía ante el sufrimiento, que no me puedo resistir a la tentación de describir y preguntarme de donde sacabas la fuerza interior que te mantenía en el convencimiento de que “Tenias un cáncer, pero era de los que se curaban”. Ha sido brutal verte aguantar el dolor con el cuerpo encogido y las bromas entre los labios, sentir como hacías lo imposible por recuperar fuerzas aun sabiendo que te estabas deshaciendo por dentro, ha sido todo tan injusto que la impotencia me hace una vez más poner en duda la existencia de ese Dios que tanto nos han predicado. Es tanta la desesperación que me invade al ver que no tengo más remedio que recordar la angustia de  Miguel Hernández  cuando escribió su poema ELEGÍA, a la muerte de su mejor amigo Ramón Sijé, que no puedo por menos que identificarme con Miguel cuando escribió el lamento más conmovedor que se ha podido escribir jamás.
Te lo voy a poner aquí porque es un dolor paralelo al que me uno en este instante porque a mí te me has muerto tú injustamente.

Elegía

 En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha muerto como del rayo Ramón Sije, a quien tanto quería.

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas
compañero del alma tan temprano.
Alimentando lluvias, caracolas
y órganos, mi dolor sin instrumentos
a las desoladas amapolas
dará tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado
que por doler me duele hasta el aliento.
Un manotazo duro, un golpe helado
un hachazo invisible y homicida
un empujón brutal te ha derribado.
No hay extensión más grande que mi herida.
Lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.
Ando sobre rastrojos de difuntos
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.
Temprano levantó la muerte el vuelo,
Temprano madrugó la madrugada,
Temprano está rodando por el suelo.
No perdono a la muerte enamorada
No perdono a la vida desatenta,
No perdono a la tierra ni a la nada.
En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes,
sedienta de catástrofes y hambrienta.
Quiero escarbar la tierra con los dientes
Quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.
Volverás a mi huerto y a mi higuera
Por los altos andamios de las flores
Pajareará tu alma colmenera
De angelicales ceras y labores
Volverás al arrullo de las rejas
De los enamorados labradores.
Alegrarás la sombra de mis cejas
Y tu sangre se irá a cada lado
Disputando tu novia y las abejas.
Tu corazón, ya terciopelo ajado
Llama a un campo de almendras espumosas
Mi avariciosa voz de enamorado
A las aladas almas de las rosas
Del almendro de nata te requiero
Que tenemos que hablar de muchas cosas
Compañero del alma, compañero.

Miguel Hernández.  (10 de enero 1936)

A mí también me gustaría “escarbar la tierra con los dientes para poder regresarte“ pero jamás será posible, tu decidiste que los malditos gusanos que devoraban tu hermosura ardieran como demonios para ganarles la batalla, la última batalla de tu vida te vestiste de Capitán América y les ganaste, ¡Vaya si les ganaste! Ellos no iban a poder contigo y quedarse tan campantes, les preparaste la trampa final todo tu dolor lo convertiste en humo y mi fantasía de alma soñadora quiere pensar que tu espíritu se elevó al infinito convertido en un hermoso Albatros surcando el azul de los azules entre los mares y el viento.
Tengo derecho a pensarlo, tengo derecho a escribirlo y tengo derecho a soñarlo porque son muchos a lo largo de la historia los que han plasmando el dolor o la tristeza, la desolación o el sentimiento en sus escritos al igual que yo voy hacerlo esta noche, esto  no tiene nada de raro ni de especial es solo una necesidad del alma porque escribir es el único llanto autentico que permanece eternamente y esta noche yo lo considero totalmente mío.
Precisamente por eso voy a eternizarte en esta carta, porque las emociones, los sentimientos y las lamentaciones se quedan en el cuerpo o en el aire, se ocultan, se lloran o desaparecen, pero lo escrito se queda a través de los tiempos y si se hace desde el fondo del cariño puede eternizarse por el polvo de los siglos.
Así que voy a hacer un recorrido por todas las cosas hermosas que hemos vivido a tu lado, porque quiero recordarte de niño “El puñetero niño” como decía el abuelo Cristóbal, el niño que estaba en todas partes, que todo lo tocaba y con todo se reía, el que quiso ser hombre demasiado pronto queriendo hacer las cosas de los mayores y le llovieron lecciones paternales para enseñarlo a vivir entre lecciones de adulto.
Quisiera recordarte en la claridad de tus ideas cuando te preguntaba por los estudios y tú me decías “Tía yo soy un mal estudiante pero voy a ser el mejor de los “currantes” Quiero recordarte cuando te enamorabas y te desenamorabas “porque a las mujeres no las entendía ni Dios” cuando te decía que eras el más guapo del mundo y tú me contestabas “como se nota que estas jodida de la vista” luego cuando me operé de la miopía y te dije, ¡David que te sigo viendo el más guapo de todos! Y tú me contestaste “Pues me lo voy a tener que creer, a partir de ahora me voy a volver un gilipoyas” Y cuando conociste a Eva, me la presentaste diciendo “Esta me ha pillado” me regalasteis un juego de estilográficas y me dijiste “Haber lo que sacas con eso” a ella le dijiste “Esta es mi tía, la loca de la familia con la que mejor me entiendo” Eva me miro un poco cortada y se rió tímidamente, yo te miré a los ojos y una ráfaga de ternura se me subió a los labios.
Tú, siempre tú, autentico y verdadero, tu boca me estaba diciendo lo que pensabas pero tus ojos me decían que ya habías encontrado la compañera de tu vida y así fue, al poco tiempo os fuisteis a vivir juntos, nació Lara, tenias que vivir la vida de prisa tu subconsciente sabía que la tenías muy corta, luchaste con tesón, trabajaste intensamente, conseguiste comprar piso, camión, grúa, casita terreno… todo, lo conseguiste todo, pero te ha faltado espacio para disfrutar lo conseguido, todo se ha venido abajo de una forma brutal, como menos lo pensábamos, siempre tiene uno el temor de la carretera, los accidentes de carretera y tú estabas siempre en peligro con el camión, pero tu enemigo estaba dentro, traicioneramente dentro de tus huesos, esa maldita enfermedad que aun no se controla te sorprendido de repente sin darte tiempo a nada, “Tengo una hernia discal Tía” me dijiste en julio, “estoy hecho una mierda” quise darte un abrazo y me dijiste “ni me toques, que me duele todo” a la semana siguiente que eran dos hernias, luego tres y como dice el refrán “Lo que el médico hierra lo tapa la tierra” cuando te quisieron dar con lo que tenias ya era tarde, ya estabas igual que “EL OLMO SECO Y HENDIDO POR EL RAYO” como escribió Antonio Machado, el mazazo familiar fue tremendo todos parecíamos morirnos contigo poco a poco, pero al igual que dice el poema a nuestro corazón le cabía la esperanza de que con la fuerza de tu juventud y de tus ganas de vivir pudiera existir el milagro de otra nueva primavera, pero todo esperanza fue inútil, era demasiado tarde, los médicos fueron tajantes, no había nada que hacer.
La debilidad del amor es cobarde, el corazón se encoje y la desesperación se ceba en la impotencia, todo se hace inmensamente triste y hasta se llega a pensar que es imposible de aguantar tanto dolor y tanta tristeza, pero la mente tiene recursos que las personas ignoramos y tu mente estaba clara, tu cuerpo estaba hundido, pero tu mente estaba intacta para dar impulso a todo y a todos, para levantar el ánimo a los tuyos, para consolar sus almas, para prevenirlo todo arreglando el porvenir de tu casa, para despedirte diciendo que fuésemos felices.
Y así lo hiciste pediste al médico que te durmiera para marchar tranquilamente hacia el espacio sereno de la misión cumplida, bajaste el telón del drama de tu vida y te quedaste dormido con la sonrisa en los labios y aquí nos dejaste a todos con una losa en el alma pero con un rayo de luz en la herencia de tu sangre y esa orden de tus últimas palabras.
¡Quiero que seáis felices y que cuidéis de mi mujer y de mi hija!
¡A sus órdenes mi capitán América! Así será, ¡Cualquiera no es feliz después de haberte conocido!

Día 25 de noviembre del 2009

A David Espinar Hulot.
Un Guerrero del siglo 21 de formación tripartita, (andaluza, catalana y gabacha) que tuvo los bemoles en su sitio hasta el último suspiro.
                                  


     

Granada sandoval.                              
                     
POR LA MAYOR ISENSATED DEL SER HUMANO ESTA ARDIENDO GALICIA.
10-9-2013

Mal vamos si no tomamos conciencia en defender y proteger los pulmones de España, 15 fuegos provocados en Galicia dan muestra exacta de la inteligencia del ser humano, quemar el bosque es como tapar la boca a un enfermo que agoniza, ya esta el medio ambiente lo suficientemente enfermo con la contaminación, cada vez nos lamentamos más del cambio climático sin embargo no movemos un dedo para evitarlo, a mas incendios más sequía a más sequía más avanza el desierto y en el desierto las alimañas campando a sus anchas. Señores gobernantes que tanto empeño están poniendo para volver a engrosar las arcas de sus paraísos fiscales apretando las clavijas al pobre borrico de la noria mientras le cubren los ojos con galardones festivos, ¿Por qué no rebajan el paro dándole trabajo cuidando y vigilando los bosques? ahí hay una mina fabulosa que sería un balón de oxigeno para la naturaleza,. Yo recuerdo con nostalgia aquellos años de penuria en los años cuarenta, años de verdadera crisis de hambre y escaseces, años de dolor y llanto donde cada cual a su manera luchaba por sobrevivir pero sin embargo cuidaba y respetaba los campos y los bosques como algo sagrado, porque sagrada es la tierra que nos alimenta, señores gobernantes del mundo, agredir la naturaleza se paga muy caro. Pero hoy somos todos demasiado "listos" para darnos cuenta, somos tan imbéciles que pensamos,  la comida el agua la salud y el bien estar se cría en los supermercados, miedo me da, mejor dicho, siento pánico al pensar que un día cualquiera se paralicen los suministros por carretera, que se agoten las existencias en los mercados, aquí en las grandes ciudades si sucede esto, se agotan las reservas de los pantanos y el pisotón del progreso siga inundando las superficies de cemento y quemando los bosques, entonces nos vamos a comer unos a otros encerrados en unas ratoneras llenas de artefactos inútiles que solo nos han servido para caminar hacía atrás como los cangrejos, entonces nos vamos regodear en nuestra propia mierda, mejor dicho, ya nos estamos comiendo toda la mierda que echamos a los ríos y los mares reciclando agua envuelta en heces. Lo siento, siento hablar de esta forma tan agresiva pero cuando veo las idioteces que cometemos y veo arder los bosques la mala leche no me deja respirar y si respiro es para mandarlo todo a la mierda.


Un atardecer cualquiera de un año cualquiera en la que un “iluminado” lanzó unas frases cargadas de veneno hacía las mujeres que escribimos, “Las mujeres solo escriben basura o babean ridiculeces rimadas” ¡Ole la inteligencia machista!
¡Ole la delicadeza y olé la madre que lo parió! Yo tendría que haber pasado del comentario acogiéndome a la enseñanza del refranero, “ Debe de doler la patada según sea el borrico “ Pero mira por donde me cogió en la hora sensiblera y me dio por escribirle algo a éste “personaje” y a muchos otros como él que andan sueltos por ahí soltando peroratas y escribiendo después panfletos enrevesados que ni ellos mismos saben que quieren decir. ¡Vaya pues por ustedes “maestros” de la pluma, del “buen saber” y del “Existencialismo puro y duro de la burrología!”

POLVO DE SIGLOS  (1980)

 Como sé que no te gusta como escribo hoy voy a escribir para ti.

Para ti, que sin conocerme siquiera te has atrevido a censurar mis sentimientos.
Para ti que te ríes con  desdén de todo lo rimado, que desprecias a las mujeres y apoyas el descontrol y el pasotismo.
Para ti voy a escribir hoy, sin rima, con rima, con orden, sin orden, descontrolada y sin sentido. Voy a escribir tal y como tú ves a las mujeres y aún así mis escritos quedaran por encima de los tuyos como un libro desigual, sin pretensiones. Atravesando los siglos como una hoja al viento, desnudos, desprovistos de oropeles ni agasajos irán directos a nutrir el reciclaje de la naturaleza para que cernícalos como tú puedan seguir opinando.
Mis escritos quedaran desnudos ante lenguas como la tuya, para que los azoten sin piedad hasta el limite gris de la inconsciencia, pero como son hijos de la fe, hijos del amor y de la verdad, confío en ellos y sé que navegaran perennes en su existencia hasta encontrar el remanso justo que los acaricie en la misericordiosa paz de la inteligencia.
 Serán como las hojas vivas que atraviesan por el estiércol antes de terminar pudriéndose con humildad, para nacer de nuevo en flor y después en fruto, se dejaran triturar para brotar puros, limpios en su esencia.

Por eso hoy quiero escribir para ti.
Porque sé que te sientes tan perfecto
Que te piensas que eres el juez del mundo
en la pobre decadencia de tu verso.
Y te escribo, te escribo sin sentido
sin pensar lo que digo o lo que siento
solo quiero tirarte a las narices
la “Baba” femenina que alimento.
No te voy a dibujar mis amarguras
ni el cansancio de mi pecho polvoriento
ni pretendo siquiera que me escuches
con la falsa desnudez que llevas dentro.
Solo dejo mi voz en las alturas
repleta de mensajes y en silencio
por si acaso, entre migajas de cordura
te empinaras a beber de su venero.

Más no lo creo, yo estoy demasiado lejos de tu ramplonería, de tu pobre erudición “A la violeta” de tus despliegues de pavo real, cuando dices “que estás entre
Espronceda y Salinas” cuando te veo de un lado a otro en ese absurdo rebuscar freses y esencias que al final son de otras fuentes, sé que jamás vas a entender lo que te digo. Cómo ves, no me asombra tu lenguaje, ni me duele como piensas, ni que te creas Dios omnipotente en las cumbres del Parnaso, ni que te eleves a la cima más alta de la vida, lo que siento... ¡ Es que vayas confundiendo y ofendiendo a otras gentes con ese afán de grandeza que te corroe el alma! ¿Qué pretendas con tus frases rebuscadas? ¿Asombrar al ingenuo que te escucha y en su ignorancia piensa que eres el ombligo del saber? ¡Pobre iluso!  Con eso, solo dejas al descubierto el poco techo gris que te cobija.
Has dicho también en una de tus “Perlas” que tu poesía está quintaesenciada en el tamiz invulnerable del simbolismo y que por lo tanto, no es de extrañar que pase desapercibida para mediocres que solo se entretienen entre rimas” ¡Caramba!
 Por lo que se ve los grandes maestros de la literatura que dominaron la métrica y escribieron sus obras entre rimas, por ejemplo Bécquer, para ti fue mediocre y mediocres también Juan Ramón y Machado, ¿ y tú en que lugar te pones? Esto me hace recordar a León Felipe, ¿Qué puesto te has buscado en la Formula de Prometeo? Yo solo te veo como el “erudito a la violeta” que dijo José Cadalso, un petimetre de salón que va coleccionando aplausos y colocándose medallas como el Magic Andreu.
Pero a pesar de todo te voy a regalar estos escritos para adornarte en los siglos
Son un ramo de amargura polvorienta que desgaje del clamor y el desengaño, un estertor de agonía, de todos los poetas que se esforzaron en dominar la métrica perfecta, para que tu ahora desprecies su trabajo. Te los dejo sin rima, sin esfuerzo, sin pensar ni siquiera en lo que hago, escribiendo para ti tan solamente lo que me dicta el corazón por tus “halagos” te los voy a dejar sin etiqueta, sin dibujar tu nombre, tan escaso, que para mí, a fuerza de no ser nada, no puedo ni siquiera decir que eres malo. ¡Pero los quiero dejar! ¡Versos, y rimas! palabras que me salen con agrado para todos los que son como tú, “dioses” del provecho que beben en los caudales del plagio.
Los dejaré, desperdigados por la orilla de ese mundo que has formado, donde el todo del todo inaccesible, un parnaso especial te ha fabricado.
A los demás, el cosmos no nos pertenece, somos partículas decadentes del fracaso que dormimos “femeninas” o entre rimas, sin alcanzar esa cumbre de tus trazos.
Nosotros, los rimadores – as, que “vagamos” según tú, “entre marquetería de barro” nos quedamos borrados de la historia, ¡Si tu pudieras lo harías de un plumazo! ¡Alma endiosada e inútil! ¿Cómo te atreves a juzgar de esa manera? ¿Cómo puedes ser tan insensato? Te recuerdo, que la medida de toda inteligencia se refleja en todo lo que hablamos.
Por eso, por más que te encumbres a tu antojo, por mucho que te esfuerces, todo será en vano, irás siempre como un barco a la deriva, sin un amigo, sin un apoyo, sin una mano, porque no eres más que nadie, solo eres uno, uno más que va girando por este circulo redondo de las emociones que un día quedaran disueltas como el polvo al transcurso de los siglos.
Tu eres tan solo lo que todos somos, una partícula en un renglón del infinito y el sentido de tus palabras no serán ni siquiera una sombra del pasado porque no pertenecen a una emoción ni a un latido, una equivocación o un arrebato, tus palabras, que querías fuesen venablo dañino, se quedaran disueltas en la historia  del océano de la vida para formar la masa de la nada.
Por eso baja a ras de suelo, no te ensalces levitando entre laureles queriendo aplastar a otros “dioses” como tu, que quizá sin dar la talla, quisieron dejar sus huellas sin comprender que todo es necesario en la girándula del tiempo para crear un mundo ... Es posible que tu inmensa “inteligencia”
no te deje asimilar mi pobre palpito
ni te deje comprender las menudencias
¡De quien soy, de quien eres y donde estamos!
Que somos tan solo una cien mil, mil, mil...billonésima partícula
galáctica constantemente girando para acabar en nada!
Que vamos a merced de otras bocas llenas de soberbia igual que la tuya...Girando, siempre girando...
Que somos polvo de los siglos deshaciéndonos en fracasos
por una galaxia inmersa en fantasías de gansos.
Que somos tan solo la herencia de sueños imaginarios
de unos "muchos" que se fueron y otros "tantos" que llegaron
para embotarnos los sentidos con cuentos de visionario.
Unos, que al igual que tu, creyeron ser dueños de todo... del cielo, del mar, del campo, de las letras y de la inteligencia...se pensaron dueños de la sangre y de la carne... de lo bueno y de lo malo...hasta vaciarle los huesos a hombres hechos de barro...
Después...se pensaron dioses, "dioses" como tu, “dios del parnaso” hasta cubrirse de orgullo encenagados de barro...
Ya ves, la palabra inútil, se ha desbordado rimando,
 y yo, burra y femenina quiero ir la sujetando
 para suavizar las cosas que te vengo dedicando.

Cambio de tercio, y te digo, escritor “Quintaesenciado”
Empleo tus misma frases para decirte estas cosas por si te sirven de algo,
“El altruismo endiosado de la infraestructura humana volatiliza la idea al compás de la palabra” ¡Toma ya! Para que luego digas que la mujer no piensa.
¡Pobre infeliz! Ves, yo también puedo ser dios y juzgarte.
Tú también puedes depender de alguien que en un ramalazo de orgullo derrumbe tus pretensiones. Pero no, yo soy tierra sin alas, carne inferior, voz de agua y no puedo elevarme... porque solo soy palabra sin “etiqueta”...pequeña gota de agua en el océano oculto de los que no valen nada, una simple “rimadora” que cometió el error de nacer mujer... 
¡Sin embargo me voy a dar el gustazo de quebrar tu egocentrismo! Lo voy a hacer con la seguridad del agua que va lamiendo la roca hasta arrancar una esquirla, por placer o por indiferencia por envidia o por rutina, por justicia o por venganza...la verdad que no lo sé...quizá sea porque estoy cansada de recibir el desprecio siendo parte de la tierra...¡Pero a mover la voz para romper tus sueños! ¡Voy a sacudir tu templo imaginario hasta romper ese altar que te has forjado! Porque ese altar de endiosamiento inflado de orgullo y vueltas de pavo real, ten por seguro, que si sigues repitiendo sandeces contra la mujer siempre habrá alguien lo suficientemente grande para unir su voz a la mía para romper su estructura...
¡Que pena ser tan poca cosa! Aunque más pena es no ver la propia insensatez y dejarse arrastrar por el orgullo y la ignorancia, no ser capaz de reconocer que todos somos polvo en la girándula del tiempo... ¡Qué no hay nada nuestro bajo el Sol!
¡Que todo, absolutamente todo, desaparecerá y se olvidará con el paso de los siglos sin pavesas y sin rescoldos!
Sin embargo hoy, me estoy regocijando escribiendo para ti, y siento que lo hago con un deseo febril, por que se que no te gusta como escriben las mujeres “Por que solo escriben ñoñeces y basura” por eso te dedico lo que escribo, porque si opinas así de mí es por que me has leído y eso, ¡Para mí ya es suficiente! ¿Qué más puedo pedir? ¡Mis versos han atravesado “La quinta esencia “ de tus mundos y un día no muy lejano se disolverán junto a los tuyos que a lo mejor se inclinaran humildes ante este poema inútil que te acabo de dedicar!



(Un día de 1980)


Sonetos para pilar
  
Poemas dedicados a María Pilar Gómez de Miguel, pintora y amiga que me llena el alma y los ojos de sensibilidades.
Han sido tantas las emociones vividas en el transcurso de los años, que es prácticamente imposible no detectar en sus pinturas la influencia de mis versos y en mis versos el fluyente imborrable de sus cuadros.



PINTORA DEL AMOR

Pintora, de frisos y capiteles
amante del color y la armonía.
Pintora que dibujas fantasía
sin decir que hay detrás de tus pinceles.

Tú no buscas blasones ni laureles
con tus cuadros y sus policromías
solo quieres la luz de un nuevo día
y entregar la pasión de tus corceles.

Sigue en tu sencillez y en tu pureza
que el arte no se ensalza en lo altanero
ni bebe en el caudal de la pereza.

Es paloma que bebe en el venero
del amor, y por eso mi alma reza
para que sea en su esencia lo primero.


 A TU ALMA

A tu alma enamorada del paisaje
que bebe del color a su albedrío
le dedico un soneto, haciendo encaje
con la gama del color y su atavío.

A tu  alma, que me lleva en su oleaje
otro mundo de emoción hermano al mío.
Un mundo de ilusión, un engranaje
donde se unen las almas como un río.

¡Pintora de la luz, alma de rosa
que regala un rosal de corazones
donde borda el amor! En él se posa

la fuerza de tu vida y tus razones.
¡Tu mundo, tu ilusión, a donde pones
tú gama de colores más hermosa!

 pasará el tiempo, aventará con el polvo de los siglos, ideales, trabajo e inquietudes. Se olvidará todo, tragedias, fracasos o ilusiones.
Todo pasará, porque el tiempo, dicen que todo lo borra. Pero a pesar de eso, yo quiero dejar en ésta carta, constancia de mi paso por tu orilla, porque quizá el tiempo sea benévolo con nosotras y deje en el recuerdo del mundo  nuestra amistad.


CARTA ABIERTA A MARIA PILAR GÓMEZ DE MIGUEL.

15- 5- de un año cualquiera.

Amiga Pilar:
Esta noche no tengo sueño, el sueño, no los sueños, porque los sueños jamás me abandonan, malvado conmigo como tantas otras noches de mi vida, se me escapa de los ojos para subirse a la frente aleteando recuerdos como un pájaro de mal agüero.
Se me queda fijamente obsesivo trayendo imágenes antiguas y oscuras, cosas que no quiero recordar y me dan incertidumbre, cosas del pasado, malos recuerdos que deben ser siempre sombras en el desván del olvido. Esta noche es una de esas noches largas y absurdas que solo llegan para dejar amargura y borrar tranquilidades. Son horas interminables que cabalgan por el alma como un mal presagio.
Yo, cuando me sucede esto, intento aliviar mis temores de la única manera que sé, escribiendo. Me pongo a escribir como una loca, escribo cartas o cosas doliesen más en el alma.
Algunas veces las cartas se las dedico a los amigos, son cartas larguísimas que me refrescan el espíritu ya  que son el único asidero que me queda para no absurdas, tan sumamente absurdas que la mitad de ellas terminan en la basura, porque si no, después al leerlas me sentir las soledades de estas noches sin sentido.
Cuando me sucede esto, me consuelo aferrándome a los buenos recuerdos, cosas agradables que me reportan quietud, paz y sosiego.
Escarbando en esos buenos momentos ha saltado tu nombre entre los renglones, ¡amiga Pilar!, Hasta tu nombre es sinónimo de fortaleza, ¡PILAR!, Ese pilar que yo estoy necesitando en éste momento. Pero no quiero escribir tristezas, no sería justo que mañana, cuando a leer lo que he escrito, tuviera que romperlo por culpa de la amargura. Así que me quito de un plumazo todos los “Pájaros negros” y voy a centrarme en el recuerdo bonito que ha motivado ésta carta.
Recuerdas el día que te viniste a mi casa de Can Russell, cuando estabas pintando el cuadro que le regalaste a mi sobrino Davíd y me dijiste, ¡Granada recita mientras pinto, recita unos poemas porque éstos momentos en los que se mezclan las dos ramas más preciosas del arte, la pintura y la poesía, son mágicos! Siempre recordaré con cariño aquellas horas, verdaderamente fueron momentos llenos de embrujo, horas increíbles que pasaron sin sentir, nos dieron las cinco de la mañana, yo recitando poemas y tu pintando.
Cada cuadro tiene detrás una historia, que pasa siempre desapercibida si el artista no la cuenta, a mi sobrino alguna vez le contare los momentos preciosos que se quedaron eternizados en cada pincelada, pero ahora quiero recordarla solo para ti.
Solo de pensarlo el bolígrafo serpentea alegre por los renglones sin cesar, parece un cervatillo que cobra vida bailoteando como un presagio de luz en ésta noche sin alma.
El papel se me ha convertido en una cinta de plata para escribir, el bolígrafo es un río de luna para mi alma, mi alma es agua, agua clara, agua viva, agua de paz para apagar el fuego de soledad y desamparo que me agobia en la noche elástica de llanto. Ahora todo es paz, paz y música, estoy escribiendo escuchando a Kítaro, y un torrente de armonía pone rubrica al momento que diviniza el maravilloso recuerdo de aquella noche.
Gracias Pilar, gracias por tantas horas de arte compartidas conmigo, tantas horas intensas que se han ido quedando gravadas a fuego en el pergamino único de la comprensión y el diálogo. Son tantas cosas, tantos momentos los que se han ido esculpiendo a fuego a lo largo de años de amistad, de secretos compartidos, de dolores tuyos y míos, horas amargas que no puedo evitar recordar, horas únicas que hacen que se me vaya estirando la noche conforme voy escribiendo, y noto, como no, que el corazón se va desahogando en el lago más humilde, ¡La suavidad del silencio!
Poco a poco se me va abriendo el horizonte, el pulso se serena, el alma se me va adormeciendo y a los ojos se me asoma la paz, la paz de los artistas, la luz inmaculada de los tiempos que se va llevando congojas mientras una luz de mansedumbre amanece en mi pensamiento.
En éste momento la mente desbordada me dibuja exacta tu imagen ente un lienzo, estas pintando, dibujas con seguridad trazos y trazos, te veo trasparente y azul, pareces una diosa  que está creando su propio mundo con diferentes colores.
Tu mano va veloz, pero segura y armoniosa, yo, empapada de luz soy mariposa enredada en vuelos zigzagueantes,  voy entre un Arco Iris inmenso poniendo orden en el torrente de mis desasosiegos.
Fíjate amiga mía, con la facilidad que estoy escribiendo sin ton ni son, sin darme cuenta ha pasado mi soledad a hacerse verso, suele pasarme cuando la amistad brota a raudales en el archivo de los recuerdos.
En estos momentos estoy tan enfrascada en la creación armoniosa de ésta carta que ya no sé si soy yo o uno de tus paisajes, en estos momentos me siento cascada, lirio de tus valles, Amarilis, Anémona, río primoroso de hermosura que atraviesa todos los cristales de la creación o formo parte en el jardín de los cielos.
Eso solo lo puede lograr un artista como tú, porque tú, que naciste con estrellas en los ojos y un río de lágrimas para ti sola eres la pintora DEL AMOR Y LOS CAMINOS, como el libro de José Bretones Salinas.
Por eso en un alarde de malabarismo has convertido tu sufrimiento en un torrente de amor y comprensión que vas regalando al mundo. Que poca gente ha sabido apreciar tus regalos, ese derroche de generosidad que te hace regalar tus pinturas a los amigos a pesar de que ese es tu medio de subsistencia, pero tú te has derramado por la vida como el agua clara generosa que no sabe de diques ni compuertas.
Tu amistad es un caudal sin embalses, un manantial que solo sabe de lealtad y desprendimiento. Tú siempre te has volcado en los demás repartiendo con creces la fuente de cariño que apenas recibiste, ¡Te admiro, precisamente por eso, porque das con abundancia precisamente aquello que la vida te ha negado! La bondad se multiplica en ti con la fuerza de la vida y tú nos la devuelves en un cuadro de colores.
Tus cuadros, que son un derroche de luz, un mundo multicolor que traspasa la retina, bajan como un rayo al corazón y sube después por la sangre sembrando desazones. Son “Paranoias” según frases tuyas, pero no dejes nunca de pintarlas, ¡sigue pintando Pilar, tu regala “paranoias” y yo te escribo poemas y a veces noches de insomnio! Hoy lo voy a repetir, con dibujo de palabras, ésta noche ya no sé quién soy, ni sé lo que escribo, ni lo que pienso, solo sé que se me está abriendo una puerta de palabras, que se me desdoblan sin sentido y como si fuesen pompas de jabón me van suavizando el alma.
Los pensamientos son destellos de color que juguetean sin cesar multiplicándose, son burbujas que se forman con maestría añorando tus pinceles.
Tus pinceles, mariposillas diminutas, que revolotean por el lienzo dejando su huella en un mundo misterioso que me recuerda tu imagen, puntitos de colores que vas dejando exactos hasta conseguir darle forma, hasta lograr darle vida.
Te recuerdo pintando y me pareces una maga creando mil maravillas, una maga con su varita mágica, o mejor dicho, como un Dios que se recrea en su obra sintiéndose orgulloso de haberse hecho su propio mundo.
Sí Pilar, su propio mundo, tu mundo, la imagen y semejanza de ti misma, de tu alma. Por eso, siento el deseo imperioso de ser una de tus flores, una más de tu “Familia”, la luz de “Tu infinito” El agua de “Cataratas”, ser en fin, cualquiera de tus cuadros, de tus árboles, crecer en tus paisajes o zambullirme en uno de tus lagos, o ser cualquiera de los atardeceres que mecen los lirios dormidos en lunas de “Calas y erotismo”
Me gustaría ser luciérnaga temblorosa entre tus manos, adormecerme solitaria y desvalida entre los rayos de luna o saber que tu vas a inventar un jardín para mí en ésta noche sin sueño.
Pilar sé que esto solo es un sueño, que no éstas aquí y tampoco sé el tiempo que llevo escribiendo este tropel de tonterías, pero sí sé que si algún día te doy ésta carta se te irán las manos presurosas hacía un lienzo y empezarás a dibujar fantasías y me veras embobada no sé si dormida o despierta, pero sé que atravesaré tu alma en un sueño desvelado que centelleará de luz para quedar a


tu lado esculpida en un Arco Iris o en el fuego fulminante de un verso desolado.



TE VESTIRÉ DE AZULES
28-5-98.


Pilar, no sé si recordarás un día, creo que fue en tu piso de Salvador Allende, nuestras hijas estaban con nosotros, empezamos a hablar de los colores, de los que más nos gustaban. Recuerdo que tu dijiste que uno de los colores que más te gustaba era el azul, sobre todo el azul celeste, las niñas, también dieron sus opiniones, pero yo me quedé con lo que tu habías dicho, porque da la casualidad que es precisamente ése mi color preferido, me gusta el azul en toda su gama.
Como tengo por costumbre, cuando hay algo que me impacta y deseo recordar, suelo tomar apuntes, así puedo tirar de ése hilo cuando quiero hacer algún trabajo, en un papel apunté lo siguiente.
“A Pilar le gusta el azul, a mí también, Pilar tiene gris el alma y yo también, ¡el corazón de Pilar de azul y miel es tambor de eternidades y el mío hiel”! Cuando vine a casa lo guardé en una carpeta que yo le llamo “la carpetas de las calenturas” porque en ella hay un nido de papeles para pasar en limpio que da fiebre pensar el trabajo que hay guardado, lo guardé en un sobre en el que escribí. “Para aliviar el alma se cogen nubes y se hacen con su seda rosas azules”.
Pasando el tiempo, uno de esos días, en los que sin saber porqué, la casualidad te lleva al punto de partida de algo indefinido, que aunque es un embrión sin forma desperdigado entre apuntes, está la mente queriendo tomar forma. Yo había empezado a escribir un libro que se llama “EN EL AZUL DE AZULES”, fui recopilando todo lo que tengo escrito, más o menos basándose en ese color y tropecé con el sobre y me puse a trabajar, parece mentira lo que pueden dar de sí unas pocas frases escritas. El resultado son los siguientes poemas.




Te vestiré de azules en las colinas claras
Cuando la tarde muere en el silencio justo
Que me engrandece el alma.
Desplegaré las ansias en el tul de la aurora
Sobre el azul intenso que mueve caracolas.
Pondré una estela dorada bajo tus pies cansados
Un remanso de luna que aclare tu camino
Poniéndote en la frente farol de fantasías.
Un ramo de esperanzas disipará la niebla
Un Arco Iris de colores, una ilusión bordada
Y entre tus manos blancas una rosa de sangre
Que te cortó la vida del ramo de tu alma.
Pero tú, rosa fértil, de corazón inmenso
Te abrazarás al mundo con fuerza inesperada
Para pintar el cuadro que nunca habías pintado.
Entonces tú, mariposa de amor, mariposa cansada,
Le darás el soplo de vida que el arte necesita
¡Y lograrás la obra perfecta que tanto habías soñado!




LA SIRENA DE LOS OJOS VERDES

Tus ojos verdes y tú.
La luz, el Sol y el silencio.
La fuerza del cielo azul
y tu corazón latiendo.
Todo es barco de emoción
trabajando al pensamiento.
¡Qué cuadro de fantasía
está creciendo, creciendo
dibujando una marina
como acuarela de un sueños!
¿Qué fuerza hay en tu alma
para que yo esté sintiendo
tanta belleza en tu nombre
conforme voy escribiendo?
¿Será el brillo de tus ojos?
¿Será el azul de los cielos?
¿Serán quizá las estrellas?
¿O la magia de los versos?
No lo sé, no sé qué hechizo
se me ha metido en los huesos
para que salgan a flote
las cosas que estoy diciendo.
Pero ésta noche de luna
llena de paz y silencio
buscando sedas azules
para hacerte un ramo nuevo.
Te pienso como un barquito
que suelta velas al viento
entre remansos de espuma
mientras navega ligero.
Mis ojos, barcos varados
rendidos de navegar
te miran ilusionados
adentrándote en el mar.
La noche, bruja y esclava
bajo el crespón de los cielos
te viste de azul y plata
como a los peces pequeños.
A veces el cielo, gris
lucha con el mar inquieto
y tú, juegas a ser sirena
soñando a delfín travieso.
Sueñas con mañanas claras
en el remanso de un puerto
y apuestas a cara o cruz
el tesoro de tus besos.
Pero el mar, querida amiga
es un monstruo traicionero
y una cáscara de nuez
es tu corazón sincero.
¡Se acabó el sueño, mi niña!
Todos los sueños son sueños
y el mar te trajo a la orilla
con el corazón desecho
en una rosa amarilla.
Paso el tiempo, todo pasa
tormentas y temporales
devuelven siempre a la arena
lo que no quieren los mares.






Al final de la vida hay muy pocas cosas que cansen o despierten ilusión, es decir no queda casi nada que tenga aquellas alas de impaciencia que le levantaban a uno los pies del suelo y daban la sensación de que se podía levantar el vuelo al ritmo del canto de los pájaros, cantos que aunque fuesen graznidos de cuervo a uno se le antojaban ruiseñores.
Ahora solo quedan los recuerdos, recuerdos de ilusiones rotas, recuerdos de la casa vacía, casa que ahora es demasiado grande y oscura que tiene huellas de cosas que se han ido gravando en todas las paredes, en todos los rincones, son cosas del pasado que jamás se borraran, ni pintando, ni fregando con sal fuman se podrían ir las marcas que se quedaron gravadas en la memoria con la misma nitidez que se vivieron; son fijaciones en la retina, cosas del pasado, imágenes que flotan obsesivas machaconamente frías.
Yo voy pasando los días con los huesos doloridos y la cabeza llena de recuerdos, todo a mí alrededor tiene un triste quejido de soledad, mis ansias aun parece vivir en una caja de cristal que permanece inalterable en el silencio.
A veces en mitad de la tristeza el alma se agita en un latigazo de rebeldía deseando volar detrás de algún sueño inalcanzable, desea romper el blindaje que le recubre y marchar detrás de una ilusión.
Pocas veces lo hace, pero si es así, siempre regresa desolada, siempre derritiéndose en lágrimas por la tinta de los versos.
La soledad siempre esta alerta para pinchar en el alma con los recuerdos que se esconden entre los muros de la casa. La tristeza es un ramo de lirios en sombra, de frases escarchadas que siempre agrandan las fobias y reflejan los miedos en  noches sin luz, noches sin alma, noches eternas que pesan en el tiempo como una enorme lapida que aplasta todos los proyectos.
Mirando a mí alrededor veo todo lo que tengo, lo que he acumulado sin cesar en los años intensos en los que yo creía que el mundo era un campo de trofeos, de tesoros sin igual. Ahora al final de la vida, cuando me pongo a valorar todo veo con tristeza que nada vale la pena, que solo tengo un nombre, un pequeño nombre de apenas nueve letras  y un poco de esperanza.
Ahora, al final de la vida, comprendo que solo soy latido, un simple latido, un corazón con prisa que a cada instante se me dispara sin yo saber porque va tan ligero hacía un tiempo que se acaba.
Pero el no escucha, sigue insensato latiendo como una maquina ¿Dónde vas? Pregunta inútil, ni contesta, ni se para, quizá que busque un remanso para quedar varado como una barcaza que le pesa el cascote cansada de cruzar mundos sin ley, océanos agresivos, montes salvajes, cuerpos sin alma.
¡Cómo pesan las horas del silencio en estas noches eternas de tinta y de palabras, en las que voy vagando sin destino como una sombra de ánimas entre las hojas escritas del recuerdo y de las lágrimas! ¿De qué sirvieron los sueños si hoy no sé dónde ponerlos? ¿De qué me sirve el poema, darle forma a la palabra si nadie escucha mis versos?

 EN LA BODA DE Rommel Ayala Y Antonia 

Marín

Queridos Rommel  y  Antonia, hoy es un día muy importante para vosotros ya que habéis decidido unir vuestras vidas para afrontar juntos todo cuanto el destino os depare de aquí en adelante.
Para mí ha sido un privilegio que Rommel me haya elegido para amadrinar este enlace él sabe que le tengo en gran estima, tanto a él como a ti Antonia, los dos ocupáis un lugar en mi corazón gracias a la amistad que nos une desde hace años.
Soy consciente de que  hoy estoy ocupando un lugar que no me pertenece puesto que tendría que ser la madre de Rommel la que ocupara este lugar al lado de su hijo pero la enfermedad y la distancia se lo ha impedido, no obstante se por experiencia que no hay nada que pueda poner limite al cariño de una madre , por es hoy el de el corazón y la voz de ¿? Llega a vosotros desde Perú  a través de mis palabras para daros sus bendiciones en estos momentos, ella desde esas tierras lejanas está deseando que esta decisión que habéis tomando sea para siempre motivo de gozo en  vuestra convivencia, también desea deciros que este compromiso que  hoy une a dos  familias dos apellidos y dos culturas sea eternamente bendecido por Dios. Sus deseos hablan por mi boca para deciros que tengáis siempre presente que esta decisión de uniros ha sido por vuestra propia voluntad, que lo habéis hecho movidos por el cariño que os profesáis, por eso recordar siempre que el amor se alimenta de la paciencia del respeto y el dialogo, estas  cuatro cosas juntas son la base principal para fundar una familia.



 EL LLANTO DE PACHA MAMA

Hoy les voy a dedicar una cosita que escribí hace un par de meses en un arrebato de rabia, fue un día que me encontraba saturada del descontrol humano del desequilibrio terrenal de mi propia impotencia de la inutilidad del sistema de los desastres mundiales de las guerras el terrorismo las drogas la corrupción los asesinatos tremendos y encima España ardía en multitud de fuegos provocados por unos “Nerones”  irresponsables que no debieron haber nacido.
Aquel día sentía el mundo en mis espaldas el aire irrespirable y el corazón desolado, estaba totalmente angustiada, se me ocurrió tranquilizarme escribiendo algo y empecé una especie de historia donde dialogaba la tierra con el cielo, me conté a mi misma un cuento para distraerme el alma de horas tan angustiosas, me creía que escribiendo aflojaría los nervios  así que provoqué un dialogo en busca de soluciones y me salió esto con un final catastrófico, el cuento dice así.
                                


“Cuando la tierra era un paraíso creado exclusivamente para recreo de los dioses esta se regodeaba toda repleta de ternura perfecciones y cosas hermosas, cada uno de sus rincones palpitaba igual que una hembra en celo preñada de maravillas, el cielo se enorgullecía extasiado por todo lo que el planeta tierra le ofrecía y la mimaba constantemente con ardores de enamorado, ella se sentía adorada rendida, la más hermosa de la creación porque por sus entrañas rugía el fuego poderoso que era el motor de su vida, por sus venas corría el frescor del agua sin diques ni embalses sin tubos que la sujetaran, ella se sentía libre alimentando con fuerza la  fuerza que necesitaba, toda su extensión era piel abonada palpitando de ternura revestida de sol y de esperanza, se sentía amada, mimada por el sol que la acariciaba toda entera para que fuese siempre un sello maternal de riqueza prosperidad y eternidades.
El cielo se extasiaba orgulloso porque la tierra era la más hermosa del universo, ella estaba totalmente convencida de que había sido divinizada para ser dueña de la vida se sentía llena de paz y de hermosura, se sabía madre absoluta de todas las primaveras, todo estaba rendido ante su grandeza, el cosmos generoso le regaló un sol ardoroso para abrigarse, un cielo infinito recamado de estrellas para que la adornara y un ciclo rotativo de estaciones que la ayudarían eternamente, todo en ella era un palpito reviviendo  armonía y rebosando perfección.
Pero la perfección a veces es causa de enormes atrocidades, sucedió que el seno de la tierra no cesaba de amamantar grandezas elaborando sin parar riquezas sin fin, fue multiplicando hermosura hasta tal punto que consiguió despertar el interés de los dioses que la habían creado, estos encaprichados de ella decidieron dejar algunas de sus semilla para que crecieran disfrutando y repoblando de su grandeza de la tierra, “¡Crezcamos aquí y multipliquémonos!” se dijeron, “Dejemos parte de nuestra divinidad en forma de cerebro dándole forma de nuez en una de sus mitades pondremos un libro escrito con nuestras leyes y  la otra la dejaremos en blanco para que desarrollen su inteligencia escribiendo su propia historia en el trascurso de los tiempos” aquellas semillas de dioses se convirtieron en hombres y mujeres, al principio todo fue bien pero el egoísmo es malo, aquellos hombres al ver la maravilla de la tierra se creyeron dueños absolutos de ella, entonces empezaron a auto proclamarse semi dioses y en vez de obedecer la parte de divinidad que tenían en el cerebro rellenaron el vació de su inteligencia con desmanes y egoísmos, agredieron robaron y se mataron entre sí, destriparon los volcanes entubaron las aguas vaciaron los intestinos terrenales del combustible que la sustentaba quemaron los montes corrompieron el oxigeno manipularon los veneros disecaron los afluentes contaminaron los mares y empezaron a fabricar maquinas endemoniadas arrasando todo por tierra mar y aire, a partir de entonces todos las maldiciones de los dioses principales cayeron sobre la pobre Gaya, Tierra o Pacha mama, como se le conocía en el libro primigenio de la creación.
La pobre y desgraciada Tierra en su desesperación de herida explotada saqueada y degradada se vio al límite de su resistencia ante el aluvión de desastres y al verse incapaz de aguantar más le imploró desesperadamente ayuda al único amante fiel que hasta entonces la había protegido de los suplicios y atrocidades que le habían infringido los hombres, angustiada suplicó al finísimo crespón inmaculado de los cielos que era el dueño absoluto de tormentas sin fin  que le ayudara con sus fuerzas incontrolables diciendo, “Solo me quedas tú cielo mío, tú siempre me has ayudado resguardándome en todo, solo tú me has  aliviando en los incendios dando aire a mis pulmones con el frescor de tus nieves solo tú me has regalado preciosas primaveras y solo tú me puedes ayudar ahora que todo es desfavorable, amado mío me siento agredida y abandonada, prometerme que siempre estarás conmigo, que me serás fiel porque me sigues amando, dime que no me abandonarás nunca.”
Al escucharla el cielo se compadeció de ella haciéndola participe de un secreto extraído de las sentencias astrales diciéndole así.
“Nada puedo hacer por ti mientras sigas amamantando hombres en tu regazo, los hombres son peor que las víboras, son tan egoístas que mientras estén sobre ti tú serás un nido de tragedias, ellos lo provocan todo, a ti te han convertido en cueva de ladrones y a mí en un albergue de mentiras, ellos han  convertido el agua del mar en una fosa de basuras”.
“¿Y qué podemos hacer cielo mío para poder remediarlo?” dijo la tierra a su amante, “ Solo esperar” le dijo este,  “Esperar, porque el hombre no dejará de destruir y destruirse embrollando todo, su insensatez es tanta que seguirá agrediéndote hasta el punto de resecar todos tus recursos disolver tus equilibrios desintegrar tu ecosistema hasta que a el mismo le será imposible seguir respirando, preparate para cuando suceda esto porque habrá llegado nuestro momento porque me aliaré con el fuego desamoldaré los volcanes para que engullan dos cuartas partes de tus extensiones, removeré mi alianza con el mar para que desborde sus furias arrasando todo cuanto le han arrebatado, provocaré huracanes que limpiarán la corrompida atmósfera antes de que  te conviertan en un desierto desolado, no pienso permitir de que te sigan convirtiendo un basurero inmenso, un desierto calcinado y estéril porque antes de que suceda esto desbordaré  mis lágrimas derramado en llanto sobre ti con todas mis iras desatadas contra los que te agreden, lloraré tanto que veras duplicarse los mares porque el todo total de lo creado permitirá mi alianza con las furias del fuego y el vendaval de las aguas para borrar las huella de tus agresores, después que suceda esto palpitaras de nuevo grandiosa y purificada amada mía recuperando toda tu hermosura.”

Un escalofrío intenso recorrió mi espina dorsal después de escribir esto, me sentí satisfecha ya que me pareció que en aquel momento había dado con la solución de todos los desajustes mundiales… ¡Cosas de la fantasía!

19-8-2012




BRUNO Y BERTA

Hay momentos en el trascurso la vida, en el que por diversas circunstancias se nos viene encima la tristeza, no encontramos consuelo con nada, no hay nada que pueda aliviar nuestra tristeza, no encontramos consuelo con nada, no hay nada que pueda aliviar nuestra angustia o nuestras soledades.
En esos momentos es cuando más necesitamos de una voz amiga, alguien que nos dedique unas frases de ánimo.
Digo esto, porque en éste mundo, donde cada cual vamos a lo nuestro, andamos sin preocuparnos para nada del sufrimiento ajeno, vivimos solo para nuestro propio egoísmo, no nos damos cuenta de que cada vez entramos con más fuerza en ese remolino de prisas y deshumanización que nos rodea, ese torbellino de desarraigo y soledades donde somos incapaces de intercambiar una sola palabra con nadie y si lo hacemos es estrictamente por interés, por trabajo o por compromiso.
Sin embargo hay excepciones como la que hoy les voy a contar.
Verán, hay una farmacia en mi barriada a la que por desgracia he tenido que visitar con bastante frecuencia por diferentes causas, primero fue por mi marido, enfermo de corazón, durante muchos años era rara la semana que no tenía que ir dos o tres veces en busca de medicamentos, luego de morir mi marido empecé con mi madre también enferma de corazón, por lo tanto seguí siendo asidua durante bastante tiempo más, después fui yo la que me empecé a resentir mal, el caso es que por una cosa o por otra las visitas fueron constantes, sin embargo jamás entablé una conversación fuera de lo estrictamente necesario dentro de la corrección "Hola muy buenas" "que desea" entrega de recetas recogida de medicamentos  y adiós, todo dentro de la rutina hasta un día que fui a recoger medicinas y lleve a mi perro conmigo, aquel día no tenía yo los ánimos muy levantados, estaba atravesando malos momentos, pues entre las enfermedades la muerte de mi marido y la demencia senil de mi madre estaba francamente hecha polvo, sin embargo sucedió algo que rompió con la rutina de tantos años.
Las medicinas eran para Bruno, hacía unos días que se encontraba mal y veníamos de la consulta de su médico, esto hizo que la farmacéutica me prestase un poco más de atención que de costumbre, salió de detrás del mostrador y empezó a acariciar a Bruno diciendo, ¡Qué guapo es! ¿Como se llama? 
Bruno, contesté, se llama Bruno y venimos del médico porque tiene fiebre y lleva un tiempo que está perdiendo peso.
¡Ay pobrecito! ¡Qué lástima, con lo guapo que es! ¡Qué pelo tan bonito tiene y que ojos tan preciosos! Mira nena, le dijo a su hija, le parece a Berta! ¿A que es precioso?
Es verdad, contesté, es muy guapo y en casa estamos encantados con él, pero ahora nos tiene preocupados, Dios quiera que le vayan bien los medicamentos.
Ay sí, ya verá como sí, usted haga todo tal como le han indicado y verá como se pone bien, ya me irá informando.
Desde aquel día todo cambió entre nosotros, cada vez que iba a la farmacia había un motivo de diálogo, Bruno y Berta fueron el eje principal de nuestras conversaciones.
Yo supe todo de Berta, sus juegos, sus travesuras su inteligencia su cariño y la inmensa compañía y consuelo tan grande que representaba en aquella casa donde acababa de fallecer el cabeza de familia.
Berta, según la señora, era un ser maravilloso que que daba vida y alegría en las horas tristes que estaban atravesando; Yo también le hablaba de Bruno, esto hizo que surgiera una corriente de simpatía entre nosotros, fue como un lazo invisible que hizo que nos entendiéramos a la perfección y a la vez que nos diera un gran alivio para las tensiones emocionales por las que ambas estábamos atravesando.
Han transcurrido ya tres años desde aquel día y aún no nos hemos dicho nuestros nombres, ni falta que nos hace, yo la conozco por la "mamá de Berta" ella siempre me dice la "la mama de Bruno" nos basta con eso para saber que podemos contar la una con la otra para lo que haga falta. Nos unen dos seres muy pequeños, dos seres cariñosos absolventes y revoltosos pero que nos quitan tristezas y muchas horas de soledad, ellos alivian nuestra pena y estamos totalmente seguras que jamás van a fallarnos.  
Ellos son tan importantes en nuestras vidas porque tienen el don de unir a las personas para que nos sintamos más afines, hacen que afluya algo especial porque nos hacen comprender que quien tiene en sus vidas alguien como Bruno y Berta son incapaces de albergar en su corazón una pizca de maldad.
Nosotras sabemos que son ellos los que nos hacen ser más amables porque nos han despertado todos los rincones de la ternura y nos han hecho ser más comunicativas. 
Sabemos dar amor porque ellos son amor y nos lo dan con total desprendimiento.
La mamá de Berta me dice que si no fuese por ella lo pasaría muy mal porque ella es muy aprensiva y desde la muerte de su esposo está muy afectada pero que Berta es una experta en disipar para disipar las penas, dice que si la ve llorar se pone a dar volteretas hasta que provoca su risa, "me tiene el corazón ganado" dice, " el cariño, los juegos y las travesuras de Berta son imprescindibles en casa, no sabría vivir sin ella."
Por eso cuando hablamos la damos gracias a Dios por tener el privilegio de contar con ellos puesto que son los que han dado motivo para que haya esta comunicación de amistad entre nosotras pues de no ser por ellos quizá hubiesen transcurrido todos los años de nuestra vida sin haber intercambiado mas palabras que las justas de comerciante y cliente.
Hemos llegado a la conclusión de que ellos también son los culpables de otras muchas amistades que tenemos y que solo las conocemos por "los papas de... o la mamá de..." pero nos basta con eso para simpatizar para hablar o jugar con ellos, amistades que habrían pasado por nuestro lado totalmente desapercibidas.
¡Ah, se me olvidaba! Bruno y Berta son y serán eternamente nuestros perros preferidos, nuestros mejores amigos, sobre todo para mi que tengo a bruno vivo en mi recuerdo para siempre, y digo esto porque ya no está, Bruno después de luchar durante ocho años con esa maldita enfermedad que le trasmitió un mosquito llamada leishmania, después de perder la vista y el oído, de combatir como un titan obedeciendo y aguantando pinchazos pruebas y medicamentos que le recetó su querida amiga y doctora Mamen Vicente, después de perder todo menos su cariño por nosotros y la lealtad por sus amigos, decidió que había llegado la hora de convertirse en mariposa y una mañana hermosísima del mes de junio se fue volando hacía el cielo de los perros a reunirse con su madre, Linda,  que le estará esperando, allí estoy segura será feliz y esperara a que un día cualquiera de un mes cualquiera llegará su amiga Berta.



RADIGRAFíA DE UN POEMA

(LA MONJA GITANA DE FEDERICO GARCIA LORCA)

Siempre que he intentado descifrar el rompecabezas de los poemas lorquianos he gozado lo indecible.
Tengo que reconocer que siempre me han obsesionado, por la dificultad que muchos de ellos presentan al que desea penetrar en sus misterios y simbología.
Siempre he ido de sorpresa en sorpresa al creer que he descifrado uno de los versos con los que el autor adornaba sus poemas, siempre he quedado asombrada al comprobar que maestría para decir todo lo que deseaba decir y que de alguna forma estaba prohibido, o era tabú en aquella época, pero que él quería señalar o dejar constancia. Bien fuera por la importancia social que representaba o por el propio capricho del poeta. Sin embargo, fue dejando entre los versos las pistas suficientes para que todo aquel que se preocupara de estudiar su obra pudiese descifrar sus vivencias.
Dado que la lírica de Lorca es una de las más inescrutables debido a la insólita capacidad que el poeta tenía para introducirse en el campo de los símbolos, la ambivalencia y la riqueza de significados son y serán siempre el reto más difícil para todo el que desea dominar el arte poético.
Estudiando a Lorca se introduce el lector en una riqueza de significados profundísimos en los que debido precisamente a esa profundidad se dará cuenta que muchos de ellos van a parar sin esfuerzo alguna hacia la inmensa grandeza de todo lo creado, el universo entero se empequeñece o se llena de belleza y de misterio. En el pequeño espacio de un símbolo. En ese espacio diminuto, se abre un mundo luminoso para hacerse escuela purísima llena de imágenes. Es la poesía de Federico García Lorca un abanico de creatividad que se abre al entendimiento del lector como la flor más hermosa. Es un estallido de belleza que lo impregna todo, un esenciero profético que invita constantemente a seguir profundizando hasta lograr ver la luz que da claridad a sus significados.
Es, en fin, la obra de un genio, que a pesar de morir tan joven, supo dejarla totalmente hilvanada para que las generaciones futuras pudieran desvelar todo cuanto el predecía en sus escritos.
Muchos son los que hasta ahora han trabajado en este empeño, son muchos los logros conseguidos, pero es mucho aun el camino por andar y mucho aun que descifrar en esta obra.
Yo, también he tenido el atrevimiento de intentarlo, no sé hasta qué punto lo habré logrado, pero me queda la satisfacción personal que ha representado para mí. 
Son varios los poemas que he estudiado a fondo y creo estar segura de haber conseguido descifrar algo de lo que a mi parecer quería decir el poeta.
Uno de los que despertaba más mi curiosidad era el de la monja gitana, este poema que Federico escribió posiblemente entre los años 1924-1927  y que está incluido en el romancero gitano publicado por esas fechas, al leerlo me hacía releer verso a verso intentando comprender el significado que se escondía entre simbolismos. Lo que más me llamaba la atención era la lucha interior que demostraba el personaje, esa mujer joven que enclaustrada, sujeta a la disciplina del convento y sin embargo sintiendo tantas ansias de libertad, tanto sufrimiento que al parecer era un sacrificio, incluso los deseos carnales en aras del  misticismo se me antojaban un reproche, ya que es de suponer que estaba en el convento por propia voluntad; esto para mí visto a simple lectura no tenía explicación alguna.
Por más que me esforzaba no lograba entenderlo, pasaron varios años, es decir muchos años, tuvo que llegar 1986 para poder ver claro el misterio de este poema y lo que el poeta quiso transmitir en él. Yo presencie en ese año un caso que muy bien podría tener algún parecido con el que pudo presenciar Federico para escribir dicho poema.
Yo tengo un comercio de ropa y una gitana con de unos diecinueve o veinte años me visitaba de vez en cuando por que yo le había ayudado en alguna ocasión regalándole prenda de ropa pasada de temporada o porque se me habían desteñido del sol al estar expuestas en el escaparate, era una chica que hablaba poco, quizá demasiado poco, ya que las primeras veces apenas me saludaba, solo me decía hola me miraba con sus ojos inmensos y me daba las gracias por lo que yo le obsequiaba. Yo le hablaba bastante, le explicaba cosas pero me extrañaba muchísimo que se limitaba a sonreír a escuchar a esconderse de hombros y a callar.
Pasó tiempo así, pero poquito a poco se ve que fue tomando alguna confianza y un día me dijo que ella no tenía a nadie, me pareció muy raro porque la raza gitana se caracteriza precisamente por la unión y la fuerza del clan familiar, por la ayuda que unos a otros se dan aun sin ser parientes. Se lo dije así, y me contestó que su caso era un caso muy especial.
Continuó viniendo, tomo un poco más de confianza conmigo y un día me dijo que las cosas se le estaban poniendo cada vez peor, que a lo mejor tendría que dejar de venir, le pregunté por qué y se me puso a llorar desconsoladamente diciendo que se marchaba lejos por miedo, me dijo que se sentía amenazada de muerte, me dijo que solo me diría el motivo de porqué se sentía así pero que no le preguntara más cosas, entonces me contó que ella estaba prometida desde los quince años con un gitano, que había de por medio un compromiso firmado en juramento y dinero, que ella había quebrantado ese juramento enamorándose de un payo fugándose con él, qué este la había engañado y estaba embarazada de tres meses, que los de su raza la habían repudiado y la familia la andaba buscando y ella tenía mucho miedo. Hasta aquí todo me parecía muy injusto pero normal ya que tengo alguna noción de la severidad con la que los gitanos pueden actuar en estos casos, pero lo que me hizo dar un vuelco en la sangre fueron las palabras que me dijo la chica al despedirse de mí, me miró fijamente a los ojos y dijo, “Tengo los caminos cerrados, los gitanos no me reconocer ya como de los suyos, los payos no me van a dar ayuda ni trabajo, solo me queda abortar, meterme a puta o pedir limosna la payas lo tenéis mejor porque siempre encontráis una salida, tenéis la familia los amigos y si no os metéis a monja” Esta frase fue la clave, yo le dije, y tú, porque no lo haces así, la chica me sonrió y me dijo, “¿Tú te imaginas lo que sería para una gitana verse entre cuatro paredes para toda la vida...?”De pronto se me abrió la mente y pensé, ¡Esa, esa es la monja gitana de Lorca!
 Cuando se fue la chica, que por cierto no he vuelto a saber nada de ella, volví a releer el poema y lo vi todo clarísimo. Si no, vamos a repasar los versos y podrán comprobarlo conmigo. Pero antes voy a poner el poema que yo le hice a ella aquel día.
En la quietud de la tarde
cuando el sol se adormecía,
vistiendo traje anchuroso,
la piel morena y curtida,
una gitana de bronce
tristemente me decía.
“El viento se va en la tarde
y allá, por la lejanía,
también se va una promesa
que me juraron un día”
Los labios, rojos de auroras,
temblando se estremecían
heridos por el recuerdo
que le daba esta agonía.
“Llena estoy de amor amargo.
Mi corazón, rosa fría,
se está muriendo en la sombra
desorientada y “perdía”.
“Mañana, tal vez mañana,
cuando transcurran los días,
esto que late en mi vientre
será flor de Alejandría”
El caos desplegó sus alas
mientras la noche cernía
lluvia de ceniza y hielo
por su cálida sonrisa.
por las sendas de la sangre
el corazón va de prisa
con galopar de promesas
y perfumes de artemisa.
La niña, sombra en los ojos,
besando al viento de prisa
                                                 se palpa el vientre indefenso
                                                 que al tacto se removía.
 Granada Sandoval (1986)
 Después de esto vamos a volver sobre el romance de Federico García Lorca “LA MONJA GITANA y vamos a repasar los versos que para mí dan la clave de este poema.
 La monja gitana
 Silencio de cal y mirto.
Malvas en las hierbas finas.
La monja borda alhelíes
Sobre la teja pajiza.
Vuelan en la araña gris,
Siete pájaros del prisma.
La iglesia gruñe lejos
Como un oso panza arriba.
¡Qué bien borda! ¡Con qué gracia!
Sobre la teja pajiza,
Ella quisiera bordar
Flores de su fantasía.
¡Qué girasol! ¡Qué magnolia
de lentejuelas y cintas!
¡Qué azafranes y qué lunas,
en el mantel de la misa!
Cinco toronjas se endulzan
En la cercana cocina.
Las cinco llagas de Cristo
Cortadas en Almería.
Por los ojos de la monja
Galopan dos caballistas.
Un rumor último y sordo
Le despega la camisa,
Y al mirar nubes y montes
En las yertas lejanías.
Se quiebra su corazón
De azúcar y yerbaluisa.
¡Ho!, qué llanura empinada
con veinte soles arriba.
¡Qué ríos puestos de pie
vislumbra su fantasía!
Pero sigue con sus flores,
Mientras que de pie, en la brisa,
La luz juega al ajedrez
Alto de la celosía.
 (Federico García Lorca)
Tenemos el “Silencio de cal y mirto” es decir el convento, la niña gitana está bordando, pero hay una “araña gris” que está tejiendo, es decir, la matriz femenina está trabajando, algo que solo se podría ver a través de un prisma, hoy ya se ve con las ecografías, esos “siete pájaros” para mí siete meses de embarazo, son motivos suficientes para que la iglesia “gruña como un oso panza arriba” gruña, reniegue, censure, rechace o se enfade, pero que no puede negarle el cobijo a quien fue a pedir ayuda refugiándose en el noviciado.
Sin embargo la chica demuestra su laboriosidad, el primor de las manos gitanas, expertas en trabajos manuales y en adornos de “lentejuelas y cintas”, con las que de haber sido un embarazo normal dentro de las leyes de su raza lo habría hecho. A ella le gustaría que fuese de esa manera las “lentejuelas y cintas” son adornos muy corrientes en los atavíos y aderezos con los que las gitanas pudientes les gusta adornar a sus retoños. Pero la “Monja gitana” no tiene más remedio que conformarse con lo que está haciendo aunque para ella, que es una gitana humilde, ya lo aclara en el segundo verso del poema, cuando la compara a una “Malva entre las hierbas finas”, es decir, entre las monjas también hay clases, no es lo mismo entrar en un convento con la ropa puesta que aportar capital. La monja de García Lorca, al igual que mi gitana del año 1986, también tuvo que ser pobre, tuvo que estar desamparada y seguro fue repudiada y perseguida, seguro que se vio sin recursos y acudió al convento,  por eso tenía que aguantarse aunque no de buen agrado ya que el sufrimiento es patente en la simbología de “Las cinco llagas de Cristo” y además de decirnos que el suceso fue en Almería nos aclara que por más que se lo quieran “endulzar en la cocina” es decir llenándole el estomago a cambio de trabajo, no se le achican las penas, estas están siempre presentes en sus recuerdos, los recuerdos son demasiados dolorosos “Le quiebran su corazón de azúcar y yerbaluisa” al recordar a “Los dos caballistas” es decir al novio legítimo y al “otro”, al payo, el traidor que la dejo embarazada.
El embarazo se ratifica, cuando al verse acosada por los recuerdos y embargada por la emoción el niño se mueve en sus entrañas. Ese “Rumor último y sordo” que le despega la camisa del cuerpo, “Esa llanura empinada”, ese vientre de siete meses que es una presencia constante para aumentar su calvario.
La angustia es todavía más fuerte “Al mirar nubes y montes en las yertas lejanías” es decir, ella sabe de sobra que el niño no le pertenece, que al estar en el noviciado el futuro de su hijo es incierto, al nacer el niño traspasará los muros del convento hacia un horizonte incierto, será hijo de la inclusa en un destino desconocido para ella.
La monja se acaricia el vientre, “La llanura empinada” y nos aclara el verso incluso la edad de la gitana, veinte años “Veinte soles arriba”.
Toda su sangre se altera, toda su sangre gitana se enerva, se pone de pie, “Son todos los ríos de su sangre” los que deciden ahogarla en una loca fantasía llena de sueños, llena de libertad.
Pero se tiene que doblegar, tiene que continuar haciendo lo que el destino le ha deparado, seguir bordando mientras la luz del día, la pizca de libertad que percibe en el claustro parece burlarse de su sufrimiento “jugando al ajedrez” a través de los cristales del convento. Yo no sé hasta qué punto pudiera tener semejanza estas dos historias, lo cierto es que a mí me queda una pregunta en el aire, ¿por qué la chica que yo conocí sabía que “las payas cuando nos pasa una cosa así nos queda una salida que a ellas les parece menos asequible, ¡”Os metéis a monjas!”?
Creo que esta fue la circunstancia que conoció Federico García Lorca, la que le causó impacto y de alguna forma quiso dejar constancia, pero bien por el régimen de censura de aquel tiempo, o por temor a herir y provocar reyertas en una raza que él conocía muy bien, disfrazó todo de simbolismo pero si dejando pistas que son bastante evidentes y mira por donde en 1986 se vuelve a repetir la historia en un caso que muy bien pudo tener el mismo final. Pero eso es una incógnita en la que yo jamás sabré que fue de mi “niña gitana” y su “vientre indefenso”. Porque no he tenido jamás noticias de ella.

         CARTA ABIERTA A MARÍA BELLA

Querida María Bella, hoy es a ti a quien voy a dedicar esta carta con el único deseo de adherirme a este reconocimiento que Mª Pilar Gómez de Miguel te ha preparado. Cuando Pilar me llamó comunicándome que te estaba organizando esta sorpresa me sentí muy contenta de que pensara esto, es muy hermoso de que los que te queremos podamos tener ocasión de manifestarlo cada cual a nuestra manera pues tanto tú como Manuel sois unas personas muy queridas en el entorno de nuestras amistades y me parece estupendo poder demostrároslo.
Bella yo te podría haber escrito un poema tal como ya hice en alguna otra ocasión, pero ayer después de hablar con Pilar y pensar en mi vida, pensar en la tuya deseando encajar algo no se me centraba la cabeza en un poema concreto, es verdad que empecé a barajar el vocabulario buscando rimas para llegar a tu alma pero las letras bailaban entre mis dedos sin dejarme conseguir encajar lo que quería porque mi corazón iba por un lado y las ideas por otro, por eso acabe por escribirte esta carta, una carta que deseo ponerla ante tus ojos como un formato de juego, te voy a hacer la protagonista de un recuento de valores en el rodar de la historia posiblemente al terminar de leerla te ayude un poco para ser más feliz, ¡Ojalá lo consiga!
Mira Bella, imagina que tus manos son una balanza, en la mano derecha voy a poner tus ilusiones juveniles, tu amor de cada día, el regalo de tus padres el cariño de tus hijos la bendición de tus nietos la sonrisa que te adorna la cara cuando te miramos, una sonrisa que parece un ventanal abierto desafiando al mundo en los momentos difíciles, voy a poner esos dos ojos que tienes llenos de ternura que se agrandan como soles para simplificarlo todo, voy a poner tu palabra sencilla que sale con agrado en el instante justo, esas ganas de vivir que no tienen fronteras, voy dejar todo lo hermoso que has pasado para que lo recuerdes y te sientas orgullosa por ser tu solo la dueña de tesoro tan inmenso. En tu mano izquierda te voy a poner solo la debilidad de tus huesos, esos huesos que te dejaron sin fuerza para andar por la vida por tus propios medios, pero que no fueron capaces de recortar las alas de tu imaginación ni la fuerza de tu corazón para seguir amando.
Mi querida niña hay veces que cuando me encuentro entre mis soledades cargada de años, herida por el tiempo y llena de desengaños, cuando apenas puedo mover mis huesos doloridos ni consolar tristezas infinitas te envidio muchísimo, tanto que cambiaría la monotonía de mis horas por tu trono de princesa, me gustaría ser como tú una muñeca mimada en brazos del cariño, tener a mi lado un ser maravilloso secando mis lágrimas y dedicándome su vida, me gustaría saber que tengo a alguien pendiente de mí recitándome verso de horas inolvidables, quisiera tener entre los dedos recuerdos infantiles de abrazos paternales, ser el eje absoluto de un alma de poeta sacrificando horas para entregarme consuelo, despertar cada mañana entre sus brazos fuertes, que me acunara en silencio sin medir esfuerzos ni pronunciar una queja, pero mi realidad es otra, yo puedo moverme, puedo andar, tengo autonomía hijos familia que si los llamo vienen sacrificando horas para aliviar mis días, pero el abuso es malo y yo tengo conciencia.
Por eso querida mía al llegar el dolor estoy sola, llega la noche y estoy sola, llega el silencio por todos los rincones de la casa y no tengo un compañero amante que sacrifica el sueño para besar mi llanto.
Por eso querida Bella hoy te he querido regalar una balanza para que pongas tus cosas en horas de tristeza, quiero que deposites todo cuanto la vida te ha dado o te ha quitado para que hagas balance, yo también lo hago en mis noches silenciosas para seguir viviendo, es un sistema hermoso que alivian amarguras en horas depresivas y me abren las puertas de la ilusión para encontrar consuelo, a veces lo consigo porque al igual que tú me apoyo en los retoños de los que tanto quiero porque ellos son los que dan sangre a mi corazón para seguir latiendo.
Disfruta del amor todos los días, agradece lo que has vivido, lo que está por venir y todo lo que tienes, procura ser paciente con todo lo imposible y comparte todo lo bueno que te ofrezca la vida,  olvida si es posible el lastre de todo lo injusto que te ha dejado el tiempo, porque el tiempo hay que dejarlo correr sin sobre cargar el alma, hay un dicho que dice que vivir es bello, nadie lo sabe mejor que tú que te llamas belleza.
Dice un proverbio que la felicidad radica en dar tres veces más de lo que se recibe y conocerse a sí mismo, tú puedes conseguirlo porque tienes al lado unos pies y unas manos fuertes repletas de cariño para aliviar tus horas.
Que mis frases sean bálsamo en tu corazón y una rosa entre tus manos.
5-6-2012                      

         GRANADA SANDOVAL.

CARTA DE DESPEDIDA A LOS COMPAÑEROS DEL SEMILLERO AZUL 
(Entidad que he presidido durante 25 años) 


Queridos amigos y compañeros.

Empiezo a escribir esta carta y en realidad no sé a ciencia cierta que puedo decir después de tantos años al frente de una entidad a la que con tantas ilusiones me he dedicado.
Es difícil resumir en el pliego de una carta la trayectoria de 21 año donde tanto hay para contar, pero me gusta pensar que es innecesario, creo que está en la memoria de todos al igual que lo está en la mía el esfuerzo y el tesón con el que todos y cada uno de los que en su día decidimos tomar responsabilidades hemos intentado mantener a flote el SEMILLERO AZUL poniendo nuestros servicios desinteresadamente a disposición de la entidad.
No obstante si quiero resaltar algún nombre de los que en su día trabajaron con ahínco para que esta sede se mantuviera en pie a pesar de los escasos recursos que teníamos.
Recordar con ellos aquellos años de lucha intensa donde solo había grandes ilusiones puestas en un proyecto que se caracterizaba por sus ambiciosas perspectivas escasos beneficios y abundante trabajo, un trabajo que solo unos pocos estaban dispuestos a dar a cambio de nada, pero siempre hay quien está dispuesto a trabajar en favor de los demás empujando los sueños.
Tenemos el libro de actas y el libro de oro donde se han ido registrando el trabajo los sentires y el paso de aquellos que nos han visitado, hay un archivo escrito en el que con mayor o menor acierto se ha ido quedando reflejado todo con la medida y el esfuerzo de quien estuvo al frente de secretaría.
A lo largo de estos años se han llevado a cabo infinidad de actos de los que me siento muy orgullosa ya que marcaron un apartado importante dentro de la cultura de Sant Joan Despí.  Recuerdo que fuimos los primeros en hacer hermanamientos culturales con otras entidades en fiestas navideñas, los primeros en organizar conciertos y veladas literarias en diversos lugares, los primeros en programar un certamen de poesía a nivel internacional, los primeros en convocar una tertulia artística que se ha mantenido activa cada miércoles desde 1991 hasta la fecha, empezamos con María Pilar Gómez de Miguel, Manuel Olivas, María Aguilar, Miguel Salmerón, Montse Alvaro, Enrique Collins Jons y yo convocando el primer encuentro de JÓVENES ARTISTAS con exposiciones colectivas, des pues fue Paquita moreno, Tomás Soriano, Julia García y Pauli collado quien durante cinco años me ayudaron a llevar las riendas de la entidad.
Luego continuo Maximiliano Cabezas, el todo terreno del SEMILLERO quien me fue ayudando a mover todos los hilos durante siete años haciéndose cargo de la secretaría, llevar una entidad no es fácil, son demasiadas horas que se le roban a la familia para hacer que las cosas funcionen bien, cosa que no sale siempre a gusto de todos.
Han sido muchos los que han colaborado organizando encuentros artísticos en centros culturales o promocionando nuestras actividades en emisoras de radio tal como en su día lo hicieron Sara Fernández, Manuel Olivas, Cristóbal Benítez y Jordi Subirá  trayendo a nuestra entidad escritores, actores y pintores, todos ellos han con mayor o menor acierto han empujado a fondo para mantener a flote este barco de arte y fantasía.
También desde el principio han sido muchos los que colaboraron con nosotros participando en el jurado del certamen literario que hoy tengo el placer de cerrar en mi larga trayectoria después de 21 año, tengo que recordar agradecida a quien colaboró conmigo año tras año como miembros del jurado, amigos y compañeros que aportaron su saber desinteresadamente entre los que cabe citar esta noche, ellos son José Bretones Salinas, Miguel Salmerón, Joan Asensi, María Pilar Gómez, Paco Hidalgo, Miguel Pérez Polonio, Paulí collado, Maximiliano Cabezas, Manuel Gómez, Mari Carmen Navarro y Manuel Fernández, este año se inicia una nueva etapa donde ha estado presente también Jordi Subirá.
Estas personas han sido y son colaboradores imprescindibles, sin ellos todo cuanto ha sucedido a lo largo de estos tiempo habría sido imposible llevarlo a cabo porque hay que mover muchos hilos para traer a personajes relevantes en el mundo de las letras y la cultura, hay que moverse a nivel de entidades y ayuntamientos, solicitar subvención, colaboración de concejalía, en fin, trabajar a fondo en muchísimas cosas para que todo funcione bien, así hemos tenido el honor de premiar a lo largo de estos años a una lista interminable de personajes relevantes en el mundo del arte que mencionarlos a todos ocuparía demasiado tiempo, por eso digo que todo está en los archivos, que el certamen de poesía tiene un medallero lleno de nombres importantísimos galardonados con el premio especial a la cultura entre los que se encuentra nuestro querido poeta amigo y compañero, que fue durante muchos años el anterior alcalde de Sant Juan Despí, Eduardo Alonso Palacios, el desaparecido poeta José Mª Cavé, al escritor Paco Candel, Luís del Olmo y el actor Pedro Ruiz, por citar algunos.
Este año nos llena de orgullo distinguir con este galardón a la gran escritora Antonina Rodrigo, paisana y amiga a quien conozco y admiro desde hace muchos años, desde aquellos años cuando Cristóbal Benítez José Bretones y yo formábamos el GRUPO BLAS INFANTE, ella como nosotros éramos asiduos de centros y casas regionales, incluso recuerdo una vez que nos dieron una placa conmemorativa en un acto que se hizo sobre Federico García Lorca donde Antonina daba una conferencia, por eso hoy querida Antonina, es para mí un verdadero broche de oro cerrar mi actividad como presidente activo del  CIRCULO ARTÍSTICO LITERARIO SEMILLERO AZUL compartiendo con todos ustedes y especialmente contigo momentos tan emocionantes.
Dejo la entidad en muy buenas manos, y como no quiero seguir emocionándome más voy a ceder la palabra a su nuevo presidente Alejandro Ahumada Penalva que desde hace un par de meses está al frente de todo demostrando su bien hacer y su compromiso totalmente desinteresado, así que sea él quien les informe y les dé la bienvenida a esta nueva etapa de la entidad.
Yo con mis mejores deseos felicito a los ganadores, agradezco a las autoridades del ayuntamiento de Sant Juan Despí y Cornellá la gentileza, la consideración y el cariño con el que me han tratado durante estos años, mi agradecimiento a los componentes del SEMILLERO AZUL y gracias a todos por el privilegio de haberlos conocido.    
MI VOZ Y MI PALABRA SIEMPRE ESTARÁ CON VOSOTROS AMIGOS MIOS.
 Sant Joan Despí. 2-6-2012.                                                      
                                                 Granada Sandoval.