VENTANAS DE MI VIDA

miércoles, 7 de octubre de 2015

LARA.


                 GRANADA SANDOVAL
HACE UNOS DÍAS ENSEÑANDO A MIS NIETAS PAULA Y MARTINA LAS PAGINAS DE MI BLOG,ME QUEDÉ ALGO CORTADA CUANDO MI SOBRINA NIETA ME DIJO, "¿DONDE ESTÁ MI PÁGINA TÍA" TE LA ESTOY HACIENDO CARIÑO, LE CONTESTÉ, ESA MISMA NOCHE EMPECE A ELABORAR ESTA QUE SE LA  DEDICO CON TODO MI CARIÑO A MI PRECIOSA SOBRINA NIETA.
                      LARA ESPINAR.
                LARA ES UNA PRECIOSA 
               ORQUÍDEA EN LA TIERRA 


PROTEGIDA Y CUIDADA POR EL INMENSO CORAZÓN DE SU PADRE DESDE EL CIELO.


LARA ESPINAR CON SU ABUELA PATERNA EVLYNE HULOT SANTOIRE
    PICAR EN EL VÍDEO PARA LEER CON                                     MÚSICA
                       LARA ESPINAR 
      CON SU ABUELA EVELYNE HULOT


Mi querida Lara, tu eres una niña muy privilegiada,  eres el capricho de un río de culturas que bullen en tu sangre para pintar el mundo de colores, vives regalando sonrisas y adornando los espacios de aquellos que te rodean con el candor sincero de esos seis años que te adornan.
Sigue siempre el curso de esos afluentes  que circulan por tus venas, nutre tus días y tus años con las tres culturas que abarcan tu inteligencia, aprende a vibrar con enlaces de amor y acordes de sardanas donde al nacer te posaste; adorna tus pasos en la vida con esa gracia andaluza  y la honradez sincera que de tu padre heredaste, y abraza cada día el refugio francés de los brazos de tu abuela Evelyne  Hulot: Y por supuesto los del "Yayo" José Mª para que ellos puedan llenar el vacío que te dejó tu padre.

JOSÉ MARÍA ESPINAR Y EVELYNE HULOT 
MI QUERIDA LARA; ESTOS POEMAS TE LO HICE CUANDO ERAS PEQUEÑITA, AÚN NO SABÍAS LEER, AHORA SÍ, AHORA YA ERES TODA UNA MUJER MUY BONITA Y LOS LEERÁS POR TI MISMA, YO DE AQUÍ EN ADELANTE TE SEGUIRÉ ESCRIBIENDO COSAS Y TÚ ME SEGUIRÁS REGALANDO SONRISAS.

SUAVIDAD                                                                                                            
 Suave como el terciopelo
la luz del alba.
Suaves son los suspiros
si son del alma.
Suaves son los besos
cuando resbalan
por los cauces cristalinos
de la palabra.
Suaves los cervatillos
de seda clara.
Suaves las nubes quietas
de nieve y nácar.
suaves tus pies chiquitos
cual pluma blanca
inseguros piececitos
de rosa y nácar.
Suave el pelo suavecito
del oso Panda.
oliendo a seda blandito
como la albahaca.
suave el aire fresquito
que juega y baja
anillando remolinos
de la montaña.
Suave aroma y esencia
aterciopelada
al resbalar por mi pecho
tu voz amada.
¡Sigue siendo tan suave
mi niña Lara
que me has sembrado en la vida
Flores de plata!
 A una personita llamada Lara al cumplir sus once meses.
 UN AVIÓN DE PAPEL PARA LARA.


Quisiera hacerte mi niña
un avión de papel
para que en tus años chicos
tú puedas jugar con él.
Este avión de palabras
que te dibuja mi mano
es de pétalos de rosas
con la forma de aeroplano.
En el volarás en sueños
y yo volaré también
porque soñar, niña mía,
son mis vicios de mujer.
Entre tus manos chiquitas
te pongo un jardín de flores
haciéndote figuritas
de formas multicolores.
Montada en la fantasía
y entre nubes de algodón
tú serás, mi princesita,
la reina de la ilusión.
Entre los brazos del viento
yo empujaré el avioncito
y tú, pasajera en el
iras como un pajarito.
¡Vuela, vuela niña mía!
¡Navega hacia el infinito
y que las nubes te muestren
otro mundo más bonito!
Este avión de ilusiones
te dará la fantasía
de los cuentos infantiles
y el mundo de la poesía.
Visitarás mil palacios
de príncipes y princesas
castillos de chocolate
con enanitos de fresas.
Verás ríos de brillantes.
Montañas de caramelos
y carrozas de cristal
por el azul de los cielos.
Entre las nubes de espuma
volarás con tu avioncito
despacio, muy despacito
para jugar con la luna.
Así, mi niña preciosa
en tu sueño angelical,
siempre podrás navegar
con sueños color de rosa.
¡Volemos chiquita mía
en este avión de raso
con la fuerza del cariño
y mi disfraz de payaso...!
¡Y al regresar de las nubes
con cariño y con prestancia
siempre habrá un corazón
para cuidar de tu infancia!
                                 Granada Sandoval.

Tu risa refleja auroras
en la longitud futura
y es tu corazón de niña
un latido en mi cintura.
Tu pulso late en mi pulso
marcando justo el encuadre
del sello que está en tu cara
con la imagen de tu padre.
sus ojos veo en tus ojos,
su calor en tu calor
y tus besos son los besos
que él me daba con amor,
Tu eres él, luz y reflejo
de su amor y su cariño
y es tu carne aquel espejo 
que el me regaló de niño.
Se marchó, cumplió su vida,
pero desdobló su cara
para que yo siga viendo
su rostro en tí,niña Lara.

  Van pasando  los días y vosotros, Paula Martina y tu vais creciendo, os hacéis mayores, tu ya has cumplido los ocho, Paula los cumplirá en febrero y Martina acaba de cumplir cinco, yo seguiré escribiendo cosas para vosotras y disfrutando de vuestro cariño, es maravilloso ver como os hacéis mayores poquito a poco.