VENTANAS DE MI VIDA

miércoles, 11 de enero de 2017

OPINIONES DE LOS LECTORES SOBRE EL LIBRO DE KIRHTSA




OPINIÓN DE LOS LECTORES SOBRE EL                      LIBRO DE KIRHTSA

PICAR VIDEO PARA LEER CON MÚSICA

ESTA ES LA OPINIÓN DE LEANDRO GARCÍA CASANOVA:  (Escritor y periódista)
SOBRE LA NOVELA DE
KIRHTSA
FANTASÍA INACABADA DE
GRANADA SANDOVAL.
Granada Sandoval nació en Cuevas Del Campo (Granada) es presidenta del Circulo Artístico Literario de Sant Joan Despí (Barcelona) 
Su novela, KIRHTSA, (Fantasía inacabada) me ha encantado, sobre todo la primera parte, donde su autora va comentando los avatares de su infancia. Hay que tener valor para escribir esas intimidades, que tanto daño le hicieron, pero que no todo el mundo se atreve a confesarlas, esto hace que uno lo aprecie más.

En la introducción personal escribe:
"Yo sé que me he equivocado muchas veces, que he cometido muchos errores(...), siempre he luchado por esquivar engaños y equivocaciones, pero reconozco que muy pocas veces logre conseguirlo."

Hay que tener la suficiente humildad para reconocer que a veces nos equivocamos y que la culpa ha sido nuestra, y no hechársela a los demás, como suele ocurrir. El infierno son los otros, decía Jean Paul Sartre.

"Comencé, más o menos con diez años, a esa edad se me desplegó un ansia tremenda por escribirlo todo... Porque yo crecí entre tabúes, me desarrollé entre prohibiciones y complejos, y como es de suponer, maduré también dándome vergúenza de enseñar lo que escribía, por temor, por defecto o por timidez- (...), los traumas de la infancia son caldo de cultivo para la timidez y los complejos, y yo arrastro ese vivero. Sin embargo, adoro la soledad, pienso que es la mejor universidad que existe, he aprendido más de mis horas solitarias que en todas las horas de clase recibidas. "

Cuando una niña crece en un hogar ajeno (con la abuela), como le ocurrió a Granada Sandoval, con los padres ausentes y la falta de cariño paterno, también crece la inseguridad, la desconfianza y todo el pesimismo que podamos imaginar. Y es que, cuando los niños reciben cariño y afecto  de sus progenitores en la infancia, se muestran más seguros en la madurez.
Me llama la atención las frases que la autora le dedica a su padre. 

"Se marchó de este mundo como un alma perdida dejando un dolor crónico en mi madre, que le impidió para siempre confiar en otro hombre, y a mi me dejo un vacío afectivo que no he conseguido llenar jamás"

En poco más de dos renglones, resume todo el sufrimiento que el padre causó a las dos mujeres.
El padre falleció a los 29 años, pero antes abandonó a su madre en dos ocasiones.
El dramaturgo español Fernando Arrabal vive en Francia, aunque últimamente no se sabe nada de él, a Arrabal también lo abandonó su padre, y confesaba hace años que la ausencia de su padre fue un trauma para él, del que nunca se recuperó.

Sobre el motivo de haber escrito este libro Granada dice lo siguiente.

"Para decir adiós en un último reguero de llanto al pasado desastroso que me marcó de por vida... el pasado de una niña triste y solitaria, que vivió llena de miedos infantiles... y que soportó comentarios infames: " A ver quién va a cargar el día de mañana con ella siendo hija de quien es... a menuda perla le debe la vida esta cría, su padre no puede ser más sinvergüenza ni más gandul... si la hija le sale al padre arreglados estamos"

Parece que estoy leyendo el diálogo de una obra de teatro y pienso que es una cosa de la exagerada imaginación del autor.
Pero, ¿como es posible que una persona pueda ser tan cruel con una niña indefensa? 
Dan ganas de gritarle: ¡Qué culpa tiene la criatura de que su padre fuera así! Bastante tiene con tener que vivir sin sus padres en casa de su abuela.

"Comentarios que dolían y formaban un muro de temor, desconfianza y desconsuelo que jamás fue superado. (...) Llevo un rato anegada en llanto... esta sensación de angustia e impotencia recordando la tristeza infinita que se reflejaba en los ojos de mi madre... ella sufríó siempre esclava de su cobardía, se culpaba por no haber sabido imponerse a la familia..."

¿Se puede decir más con tan pocas palabras?
Sandoval ha querido transmitirnos todo lo que sufrió en la infancia y en la madurez porque lo llevaba dentro del alma. Y eso le escocía.
Pero en la última etapa de su vida, se ha armado de valor y se ha desahogado a gusto, porque sabe que ya no tiene nada que perder y ha querido también ajustar cuentas con el pasado.
Cuentan que Charles Dikens era hiperestesico, seguramente porque fue abandonado por sus padres. Leer a David Cooperfield y llorar todo es uno.
La autora de Kirhtsa se queja una vez más del trato recibido en un recuento de recuerdos clandestinos: "(Estoy arta de que me digan que soy rara, dicen que soy rara gandula y muy "señorita" que tengo "malas raíces")

Y dos páginas más adelante, nos habla de las consecuencias de una infancia infeliz. "Los errores de los educadores son el vivero donde se cultivan los complejos, los miedos y las inseguridades de una criatura (...), el hecho de no tener a mis padres junto a mi como los demás niños, no tener una casa para irme cuando algo se ponía en mi contra, se convirtió en un drama que amargó mi niñez y marcó mi adolescencia (...), motivo por el cual se me desarrolló un carácter retraído, huraño y desconfiado, algo que me ha atormentado durante toda la vida. 

Por eso, debemos de considerarnos afortunados los niños que al menos nos criamos en una casa con nuestros padres.

La abuela de Sandoval fue un personaje esencial en su infancia, aunque tenía sus manías. "Mi abuela me había roto el cuaderno diciendo: ·¡Te prohíbo totalmente que vuelvas a escribir..., y a ver si te dedicas a cosas de provecho! " Sin embargo, en otra ocasión, le dió este sabio consejo. "Tú deja correr el tiempo, hija mía, y sigue con paciencia lo que te vaya llegando que al final me darás la razón, todos vamos poco a poco encontrando nuestro sino, tú con los años llegarás al tuyo"  A los 20 años la autora se casó con un sastre pero, en 1963 escribe: "Mi vida era un círculo vicioso de frustraciones donde se navegaba contra constantemente sin encontrar salida..." Y más adelante; "Las cosas van a peor: "Cuando empezó a llegar la muerte por mi casa, mi hija estaba conmigo, se fue su padre, se fue mi madre, se fueron muchos otros familiares, pero ella, mi hija, me enseñó lo más importante del mundo con una sola palabra, "Mamá,todo se va, pero la vida sigue"

Así es, mientras hay vida hay esperanza. Y casi al final del libro, Sandoval reproduce esta confesión que escribió en 2015; " ...el temor de ver avanzar los años, lo alivio con sorbos de ánimo, voy reorganizando a KIRHTSA poco a poco y rogándole a la vida que me de unos cuantos años más para que mi alma endurecida pueda seguir soñando.

De esta manera, con los años, Granada Sandoval fue encajando en el complicado puzzle de la vida, tal y como lo había pronosticado su abuela. "Entre las embarradas hojas de aquel cochambroso libro fueron quedando noches de insomnio, frases absurdas y todas las ideas raras que se me ocurrían", reconoce al final. " Y entre esas ideas raras describe el planeta KIRHTSA, una fantasía inacabada donde mezcla un mundo real con el mundo imaginario. De la tristeza, represión y timidez de la infancia, la autora quiere ahora seguir soñando en sus últimos años.

                         Leandro García Casanova.


CARLOS FERNANDEZ GUILLEN
OPINANDO SOBRE KIRHTSA

Decía Rabindranath Tagore que la poesía era el eco de la melodía del universo en el corazón humano.

Por puro principio de correspondencia, lo que es arriba es abajo y viceversa, Kirhtsa esta en el corazón del universo.

Allá donde van nuestros sentimientos y que algunos privilegiados como Granada Sandoval en una preciosista prosa poética nos narra este viaje espacio temporal, cuaderno de bitácora de una experimentada inocencia que nos lleva a situaciones cuyos limite nos acercan al borde de precipicios que nunca nos harán caer, si no en un hipnótico embeleso del querer viajar junto a esas sensoriales descripciones de su narración donde todo cobra un nuevo sentido.

Es el universo que se mira a si mismo y al ver los múltiples callejones sin salida a los que la torpe conducta humana nos ha llevado, crea un punto de fuga que nos conduce a ese planeta donde se convocan todas las utopías para convertirse en una constante y profunda reflexión de lo que debimos ser y no conseguimos.

Ese planeta imaginario existe en esas paginas de sublime escritura. Burbuja del espacio tiempo recreada por el sentimiento de esta maravillosa y lucida escritora.

Adoro a los prosistas poéticos que como Granada Sandoval nos mecen con sus palabras y nos hacen imaginar fantasías inacabadas como esta, y esa es su magia.

Como poeta místico, se que Krihtsa esta dentro de nosotros y se le reconoce acallando nuestro ego.

Recojo este párrafo:

"Entre las embarradas hojas de aquel cochambroso libro fueron quedando noches de insomnio, frases absurdas y todas las ideas raras que se me ocurrían."

De este germen ha surgido todo un mundo nuevo para explorar, acércate a el.

                               Carlos Fernández Gullén.  

ÁNGEL CAZORLA OLMO
Ángel Cazorla olmo, nacido en Santa Cruz de Marchena (Almería) escritor reconocido en el Museo Etnográfico de Terque, como único representante de un género literario casi desaparecido, la novela del Oeste, Ängel tiene más de un centenar publicadas, entre relatos románticos, policiacos, de guerra y ciencia ficción, publica bajo el seudónimo de Kent Wilson, tiene además varios libros de poesía y  novelas de mayor valor literario.
Residió y maduró como escritor en Francia, Bélgica y Alemania, por lo que su dominio en estos idiomas le han servido para traducir y corregir obras literarias de varios países.
Actualmente reside en Tarrassa (Barcelona)
Ángel es a pesar de su preparación y su bagaje, un hombre sencillo y afable, es cercano y generoso porque no ha perdido la esencia primigenia de sus raíces almerienses, según sus propias palabras, porque " Ha recorrido el mundo perdido en madrugadas solitarias y no quiere que el rigor del tiempo anule el impulso que habita en sus sentidos, ni borre el temblor de su memoria, ya que los necesita para seguir soñando."
OPINIÓN DE ÁNGEL CAZORLA OLMO
SOBRE KIRHTSA
    
"Kirthsa no tiene nada que envidiar a cualquier novela de cuantas se han publicado en este campo literario. Y puedo dar fe de ello por cuanto en mi humilde bagaje literario cuento con algunos títulos sobre el tema en cuestión, aparte, naturalmente, de haber leído a los mejores autores en esa materia.
    Sorprende la facilidad con que Granada Sandoval entra en el mundo de la fantasía como Pedro por su casa, como si hubiera vivido siempre allí, como si tuviera amistad con una serie de personajes verdaderamente insólitos que se pasean libremente por sus páginas.
    Para describir un mundo como el de Kirthsa no sólo hace falta un gran dominio del lenguaje, sino una fantasía sin límites, un querer salirse de este mundo para instalarse en otro que está más allá de nuestras posibilidades, pero cuya existencia es válida si se sabe describir con la perfección y el detalle con que lo hace nuestra amiga. Tanto es así que a mí, tan soñador como ella, no me importaría emprender el viaje hacia ese extraño pero maravilloso planeta"

                                                 Ángel Cazorla Olmo.
MARIA PILAR GÓMEZ DE MIGUEL
Maria Pilar Gómez de Miguel es una pintora altamente reconocida en exposiciones en el extranjero y todo el ámbito regional, es directora de la escuela de arte Cornell`Art "Trazos"  (Barcelona) 
Pilar es mujer de fina sensibilidad, intuitiva y observadora, ama la literatura y es jurado en varios certámenes literarios, es una mujer de pulso y latido con alma de colores que ha pintado la portada de KIRHTSA.
Y ESTA ES UNA DE SUS VARIAS OPINIONES.
SOBRE KIRHTSA

"En este libro, Granada utiliza su persona desdoblada, unas veces en la realidad y otras se ve a sí misma imbuida en el interior de una burbuja, a través de ella ve sus fantasías sin poder traspasarla, su barrera es trasparente pero infranqueable, y explica sus emociones de esta manera.
“Yo era la fuerza y la vida, era la luz, era Dios que respiraba desde adentro hacía mis labios”
En este otro párrafo expresa su necesidad del equilibrio pletórico y nos dice, “recuerdo que empecé a ser toda armonía” o “diamante de luz que le diste a mis ojos…”
En este libro existen también esos reproches que todos tenemos, donde la realidad de la existencia no deja que levantemos la cabeza, esos momentos donde la vida nos envuelve y no nos deja realizar  sueños, ni alcanzar las metas y entonces todo son quimeras…
Hay también sentido del humor, la ironía siempre latente, la trasmite especialmente en este párrafo cuando se encuentra con Sahrio, un angelote galáctico que le dice: “Vosotros le llamáis sexto sentido o conciencia, pero en realidad es el doble perfecto de todo lo creado”  o este otro, “es aquí donde se guardan los originales y las copias de seguridad, abajo solo están las fotocopias…”
Hablando de su doble galáctico y la línea tridimensional de la conciencia, algo por otra parte difícil de resolver, al oír esto una llega a la conclusión… ¡Hay que morirse para poder entrar en ese planeta de colores!
Granada es una amante de las nuevas técnicas y eso hace que utilice un doble juego, la fantasía y todo lo innovador que nos aporta la era en que estamos viviendo, donde la ciencia tiene cada vez más importancia; ella mezcla con gran acierto los sueños con la tecnología, su mente inquieta, investigó y seguirá investigando siempre"
                                              Mª Pilar Gómez de Miguel.

             EUGENIO MARTÍN GALLARDO
Eugenio Martín Gallardo, escritor, poeta y soñador, un hombre, que según dice, "le encanta escuchar la conversación de las olas jugando en la playa" " el siseo de la arena cuando el agua baila con ella, la baña, la zangolotea, la vuelve, la medio entierra y al final, ya bien lavada, la deja que duerma en paz."  Es un hombre realizado, porque ha tenido hijos, en su caso hijas, ha escrito libros y ha plantado un árbol, según propias palabras, "un olivar entero" ama la música la pintura y la cultura en general, es en definitiva un trabajador incansable que da de si mismo todo lo que ha aprendido y recoge con generosidad           afectos y cariño.
Sant Quirze del valles 13-1-2017
OPINIÓN DE EUGENIO MARTÍN.

"Querida amiga Granada:
Después de leer tu fantasía inacabada, a la que bautizas con el nombre del planeta de tus sueños, “KIRHTSA”, creo que me llega el momento de llamarte, desde la cercana distancia que nos ata en sentimientos, para pedirte un favor y es que, si algún día tienes las llaves de la puerta para ir hacia ese planeta (no descubierto), y decides emprender el viaje, que nos lleves contigo, porque quiero seguir disfrutando de tu compañía, del arte que los poetas, que sois para mí, auténticos jugadores cariñosos de la palabra y maestros avezados de la metáfora, que en tu caso, sabes conjugar y hasta enjugar las lágrimas haciendo cócteles de sabiduría combinados con retazos de experiencia.
He conocido en tu obra dos verdaderos partos, uno literal y otro literario, a los que has tejido el más hermoso vestido que se puede confeccionar con el verbo. Has sido patronista y creadora con tu particular forma de hilvanar las historias que nos detallas; has sabido darle la medida justa y exacta a cada uno de los pespuntes metafóricos que con la precisión de una buena modista, has unido, cosido y repasado, sin que tus costuras parezcan otra cosa que auténticos encajes, haciendo de los surcos de dolor (que también se marcan como bordados necesarios, para tapar el roto), figuras que adornan, aún más las formas que has ido creando a lo largo de toda tu fantasía.
Estoy ilusionado pensando ya en el viaje hacia KIRHTSA, que al estar cada día más cerca de una esquina de nuestras vidas, lo podamos encontrar y transportemos hacia él, sólo felicidad, paz y el amor que en definitiva nos queda y, como te dijo María Pilar Gómez de Miguel (pag.186): “No dejes de escribir, porque es impresionante ese lugar que describes, es donde yo quisiera ir cuando llegue el final de mis días”.
Quiero pedirte, por favor, que nos tengas informados de cuantos sucesos ocurran en KIRHTSA, para que, al menos, cuando lleguemos podamos contemplar la belleza, con tus mismos ojos e ilusión.
Permíteme que, recordando a tu prologuista y común amigo, Ángel Cazorla, te ruegue, como él te pidió en el Centro Cultural Almeriense de L’Hospitalet: “que no te vayas a KIRHTSA sin nosotros”.
Por si no cabemos tantos en la nave de tu imaginación, que sepas que, paralelos a tus sentires y siguiendo el rumbo que tú nos marques, te seguiremos en nuestros barcos de sueños y poesía"
¡¡¡¡Nos vemos en KIRHTSA!!!!

                                    Eugenio Martín Gallardo


10/01/2017