VENTANAS DE MI VIDA

miércoles, 12 de septiembre de 2012

EN UN DESIERTO DE ARENA



Entre tu amor y mi amor hay un desierto de arena
 cubierto por el silencio y angustiado por la pena.
Tu imagen va suspendida en un espacio sin tiempo
 que no diré que lo tuve ni tampoco que lo siento.
Tu amor se quedó enganchado en las zarzas del olvido
 yo me quedé los pedazos del sueño no conseguido.
 Nadie me puede decir que el tiempo todo lo cura
 ¡Porque me quedé sin alma Sin rencores ni amargura!
                                                                                                        
                                                                                                                       Granada Sandoval