VENTANAS DE MI VIDA

jueves, 28 de junio de 2012

SOLO TÚ YO Y LA MÚSICA.


SOLO TU Y YO
   Solo tú y yo sabemos que en la música
esta la intimidad de lo perpetuo,
la dulce intensidad de la ternura,
la rosa celestial de lo perfecto.
Solo tú y yo sabemos que en la música
se cierran los cerrojos de lo eterno
las citaras concuerdan con la vida
en suave mariposa de los vientos.
Solo tú y yo sabemos que en la música
está la mansedumbre del silencio
tañendo de armonía cuerpo y alma
uniendo las cadencias de un concierto.
Solo tú y yo sabemos que en la música
está la eternidad hilando el viento
con brisas que entre arpegios dan impulso
al  dios que a los sentidos les da eco.
Solo tú y yo sabemos que de música
son las frases de amor que entre dos sueños
darán a nuestra vida los acordes
copiando de la música los besos.

miércoles, 20 de junio de 2012

MARINERO DEL AMOR.



MARINERO DEL AMOR.

Marinero del amor
que en mares desconocidos
vas cantando en estribor
los vientos llegan crecidos
soplando desde babor

navega en la mar salada
con tu barca marinero
la brisa viene templada
y tú en tu barco velero
sin la jarcia preparada.

Solo te alumbra un lucero
lejano del rompeolas
donde tienes prisionero
de un hechizo traicionero
un collar de caracolas.
  
Hacía allí va tu cantar
navegante de ilusión
porque te dejas llevar
siempre al compás del timón
de quien te hace soñar.

Ayer preso de un consejo
 brujo que te dijo…¡Vete
sin jarcia y sin aparejo
que la mar es buen grumete
y el amor un buen espejo!

vas en tu velero de sueños
navegando mar adentro
buscando peces pequeños,
pero soñando por dentro
con los remansos costeños.

¡Vuelve a tierra marinero!
¡Oye la voz que te llama!
¡Vuelve en tu barco ligero
que tu  corazón se inflama
preso de amor hechicero!

Regresa con tu cantar
vigilando al rompeolas
que están las redes muy solas
donde no pueden pescar
tu collar de caracolas.
(Derechos reservados)









miércoles, 13 de junio de 2012

DE NUEVO ESTOY AQUÏ


De nuevo estoy aquí, cansada y mía.
Con el dolor de ayer llorando en paño
la sin razón rodando en la porfía
y el corazón abierto al desengaño.
De nuevo estoy aquí, poniendo un lirio
a mi dolor de ayer adolescente
clavándole otra cruz en el martirio
de piedra rodadera en la pendiente.
De nuevo en soledad desoladora
sin otorgar perdón ni redimirme
buscando la ranura destructora
abierta en los recuerdos para herirme.
De nuevo otro momento de agonía
rebusca rosa blanca de consuelo
rasgando la palabra en el desvelo
en otra noche larga seca y fría.
De nuevo un tragaluz por el delirio
en seco palmeral de pecho abierto
va ciego sin destino en el desierto
del corazón cansado que ya es cirio.
De nuevo por el pulso del momento
el alma se me va resquebrajada
buscando sin saber que ya no hay nada…
¡El tiempo que se fue ya es tiempo muerto!