VENTANAS DE MI VIDA

lunes, 3 de febrero de 2014

REGALANDO VERSOS


GRANADA SANDOVAL
PICAR EN EN EL VÍDEO PARA LEER ESCUCHANDO MÚSICA
GRANADA SANDOVAL. 
REGALANDO VERSOS
Esta mañana al abrir el ordenador he recibido un abrazo colectivo que me ha llegado al alma, a veces una no es consciente del privilegio desmesurado que proporciona la conexión de las redes sociales, es un verdadero honor recibir el saludo de tantos amigos y de tan diversos lugares. Esta mañana he recibido el regalo más emotivo y más generoso que podía imaginar, anoche me despedí con un simple "Buenas noches a todos mis amigos virtuales" y esta mañana he recibido el regalo de su cariño llenando todos los rincones de mi casa. 
¡¡Mil gracias a todos y cada uno de todos los que pasan por mi ventana virtual y me dedican un instante de su tiempo!! 
Aquí ilustro mis palabras con esta imagen abrazada a unas flores porque he sentido al verla que soy yo abrazada a cada uno de vosotros.
Granada Sandoval.
A PABLO PINEDA FERRER (El primer graduado con síndrome de Down)
Nació diferente, marcado con el Down
una mañana fría de luz y desamparo,
 la gente le miraba diciendo que era raro
más él siempre se dijo, ¡soy  un niño normal!

Su risa, risa dulce de pasas de Corinto,
viviendo años justos de lucha intermitente
demostrando a todos que nacer distinto
no dice, ser inútil ni algo diferente.

Adiestrando  sus manos sus ojos sonreían,
la sombra de sus pasos le abren el camino,
regalando sonrisas abrazos y alegría
servicio paralelo remarcaba un destino.

Amor, dulzor de hombre corriendo por sus venas
Le dejan sensaciones de luz inteligente,
abriéndole ventana de ser entre la gente
un dulce privilegio sedante de las penas.

Ni rabia ni rencores, ni oscuros pensamientos,
Ni frases mentirosas ni falsedad secreta,
su alma solo sabe de claros sentimientos
cercanos a palabras y versos de poeta.

Un ser tan puro y grande en alas de la nada,
respira la grandeza de Dios y los temores.
Su alma, una paloma de ala alicortada,
revuela entre las brumas del mundo y sus errores.

Ejemplo es de ternura su risa regalada,
sembrando paz y amor con diferentes flores…
¿Quién puede resistirse a dar su fuerza alada
al nido de cariño de quien reparte amores?

El tesón su bandera, su fuerza la esperanza
para alcanzar las metas de dominar la vida
ahora entre sus manos la esencia en mezcolanza
de demostrarle al mundo la gloria conseguida.

Granada Sandoval.

DEDICADO A MI AMIGO GABRIEL 

MORENO 

(Un cordobés de puro arraigo andaluz, que 

además de buena persona, toca la guitarra, 

canta bien, es poeta y un sastre 

maravilloso. ¿Se puede pedir más?)


Cantor de versos azules
Enjambrando la armonía
que luces luz y reluces
con el son de Andalucía.

Al ruedo de tus andares
se va la palabra mía
para que pongas cantares
con  ramos de melodía.

Tu voz, calandria que apresa
al encanto de su trinal
lleva esencia cordobesa
de menta vino y jaral.

Hombre de miel y albahaca,
amante de sus raíces,
tu canto penas aplaca
con lo que en tu trinar dices.

Tu voz se viene a mis versos
como la abeja a la flor
porque mi voz y la tuya
son esencieros de amor.

Amor por nuestras raíces,
amores por la poesía,
amor puro de amistades...
¡Y amor por Andalucía!

Sigue cantando a mi vera
con versos de tinte azul
porque mi cariño espera
oír tu acento andaluz.

Yo te seguiré escribiendo
coplas de marinería...
¡Estela de puerto abierto
por el mar de la poesía!

                                                               Granada Sandoval.



Amar el amor es dar amor con el alma entera,
el amor no tiene sexo y en el alma no hay frontera. 
     A LUIS ALBERTO Y A SU              PERRITA BELLA.

Es ejemplar ver  en la página de Facebook el cuidado y el amor que Luis Alberto dedica a su inseparable compañera, la perrita Bella.
Es enternecedor ver como un chico tan joven derrama un torrente de ternura infinita por su mascota, cuando en este mundo tan deshumanizad y falto de escrúpulos,  los asesinatos, el maltrato animal, la crueldad de las madres tirando sus bebes a un contenedor y la falta de respeto están a la orden del día.
Por eso les dedico estos versos, a ellos dos, versos que se quedan cortos ante el inmenso cariño y ejemplo de grandeza que puede sentir un ser humano que nace impregnado de amor.
¡Va por vosotros, Luis Alberto y bella!

Querido Luis Alberto,
Te mando un beso
Con tu imagen y bella
forjando el verso.
Tú, corazón de azúcar
amando a bella,
es la esencia del alma
que tiene ella.
Ella nació en un cuerpo
de hermoso pelo
tú naciste estrella
cerca del cielo.
Sois dos almas de niño,
lunas iguales,
andando los caminos
siempre leales.
Bella y Luis, amores
Incomprensibles,
porque estáis en el mundo
de lo imposibles.
Pero el alma no tiene
rostro ni raza
para sentirse llena
de la esperanza.
Vais caminando juntos,
sois perro y hombre,
dos corazones limpios…
¡Nadie se asombre!
El amor no conoce
figura o raza
para llenar su vida
de la esperanza.
9-8-216                           Granada Sandoval. 

DEDICADAS A MI AMIGO ÁNGEL CAZORLA OLMO.
HOY AL ABRIR FACEBOOK HE VISTO ESTA FOTO DE ÁNGEL CAZORLA, HA CAMBIADO SU PERFIL Y ME HA CAUSADO IMPACTO VER ESTA FOTO, EN ELLA HE NOTADO UN GESTO DE TRISTEZA Y DESALIENTO EN MI AMIGO; ES POCO HABITUAL EN EL ESTA EXPRESIÓN, ÁNGEL SE CARACTERIZA POR SU GESTO ALEGRE Y RISUEÑO, POR ESO AL VERLO TAN PENSATIVO Y SERIO ME HAN SALIDO ESTOS VERSOS. 
ESPERO EQUIVOCARME Y ESTA IMAGEN SUYA SEA TAN SOLO UN GESTO INVOLUNTARIO Y CASUAL, PERO LOS VERSOS ESTÁN AQUÍ Y SE LOS DEDICO DE TODO CORAZÓN. 

Se percibe en tu silencio
una nostalgia infinita,
y parece que tirita
un temor desconocido.
Es como si en el olvido
que todo lo finaliza,
quisieras pone cobriza
la piel el sentir y el alma…
Como  si el pecho, con calma,
Fuera sin miedo ni prisa,

volando lento, hacia Kirthsa
en un sueño de ilusión.
Es, como si el corazón,
sin problemas ni rencores,
percibiera los colores
de otro mundo en armonía,
donde no hay noche ni día,
ni chanchullos, ni traiciones,
ni se esconden los bribones
que puedan darnos tormento.

Es ese mundo que invento
lleno de rosas y espuma
por donde baila la luna
en carros  de fantasía.
Estás  soñando poesía
llena de tranquilidad,
para que tu soledad
encuentre la paz sonora
junto a la alondra cantora
que tiene tu alma asceta.

Tú, eres eterno, poeta,
vagando, siempre pensando
sin saber cómo ni cuando
tendrán tus ansias final.
Es, tu vocación filial,
sin trabas ni devanéos,
la que colma los deseos
de tu alma tan inquieta
que va como una saeta
camino del infinito.

Te vas, como un meteorito,
hacia el cosmos sideral
en una nave espacial,
hacia una estrella muy alta
que a  tu soledad le falta.
Algo que nunca alcanzaste
aunque siempre lo buscaste.
Siempre fuiste, verso a verso,
por un espejo converso
confundiendo el resplandor

del sentimiento cantor
que tu pulso recorría.
El venero de poesía
que te anegó de chaval,
se hizo rosa virtual
para dibujar tu historia,
y ahora, vas como una noria
atravesando los cielos
por nubes y terciopelos
como un ave migratoria.

Tus ansias de trovador
son cantos de ruiseñor
que va repartiendo amores,
dando requiebros cantores
granice truene o llovizne.
Tu verso es canto del cisne
que va ofreciendo su acento
hasta el último momento
de irse sereno y sin prisa
a los confines de Kirthsa.

Hoy, al verte cabizbajo,
gesto que en ti, yo no encajo,
me ha sacudido el temor
de que el pájaro cantor
que hay en tu pecho, aterido,
quiera abandonar el nido
o permanecer callado.
Por eso escribo rimado
este canto compañero,
diciendo…¡Canta jilguero
que siempre estaré a tu lado!
                                                            
                                     Granada Sandoval.
 A RUBÉN Y ANA BELÉN, DOS ALMAS AZULES


POEMAS PARA ANA BELEN Y RUBEN, EN DOS TIEMPOS.
                 1ª parte.
Ana Belén, blanca rosa,
tu palabra me ha llegado
como una cadencia tibia
de inocente predicado.
¿Me vas a hacer un poema?
me dijiste con agrado,
tú, que respira afecto
del templo de tu costado.
Yo, que soy un alma inquieta
de  sentir emocionado,
se me despertó un impulso
directo y arromanzado
y como soy caminante
que en el camino ha sembrado
canciones a manos llenas,
voy a hacerte asonantado
una descripción exacta
de la imagen que me has dado.
                
2ª parte.

Ana Belén, primorosa
niña mujer de alma blanca,
con dos almendras por ojos
y una muñeca por cara,
es una flor silenciosa
de frágil ternura humana.
con dos palomas por manos
y una gacela por alma…
Ana Belén es un sueño
limpio como el  agua clara,
y Rubén, es el amante
cuidador que le engalana,
en un jardín de cariño
con abono de palabras.
Los dos viven en su mundo
luchando alma con alma,
por el caudal de los versos
que se extienden por su casa.
Ellos no saben de odios,
ni de la maldad malsana,
de retorcidos rencores
que campan dentro del alma.
Rubén y Ana, son puros,
como la flor de albahaca,
con candidez de jilgueros
y canciones de calandria,
son igual que las alondras
que no conocen la jaula
porque sus almas son libres
con transparencias de agua.
Ella, con voz armoniosa
de singular asonancia,
canta en coro rociero
de azul celeste, él se adapta
tejiendo en sueños la copla
que por su garganta pasa.
Ana Belén vive un sueño,
cuando canta su garganta
los versos que su poeta
con cariño le regala.
Él teje versos de espuma
por castillitos de plata
porque respiran amores
las esquinas de su alma.
Ana Belén, pan de azúcar,
sencilla flor de albahaca…
¡Ya te escribí tu poema
con la rima asonantada!

 17-3-2016.    Granada Sandoval.

ESTE ÓLEO O MURAL, DE ABAJO, ESTÁ EN EL CENTRO DE SALUD GRAN CAPITÁN, (EN GRANADA) ES DE AUTOR DESCONOCIDO. HACE POCO MI AMIGO, EL ESCRITOR LEANDRO GARCÍA CASANOVA, ESCRIBIÓ EN SU BLOG  UN ARTICULO SOBRE LO POCO QUE HA PODIDO SABER SOBRE ESTA OBRA, Y HOY YO, REFLEXIONANDO  EN LO QUE PUEDE ESCONDER UN TRABAJO DE AUTOR DESCONOCIDO ESCRIBO ESTE POEMA. 15- 3- 2016


A veces, la sombra viva
de una estampa dibujada
pueden despertar los duendes
de un romance hacía una casta.

En una pared colgado
por donde los años pasan,
        hay un tapiz de colores
en la pared encalada

        en el Centro de Salud
Gran Capitán de Granada.
Luciendo arte y paisaje
esta pintura descansa.

No se sabe a ciencia cierta
quién dibujo  gesto y alma
de esta instantánea calé,
ni se sabe por qué causa.
  
Por ella pasan los ojos,
        lo mismo que pasa el agua
resbalando por los años
mirando sin mirar nada.

Nadie sabe de su autor,
ni se sabe porque causa
es un reflejo olvidado
        en el arte de Granada.

Pasan los tiempos por ella
sin honor al valorarla  
en el reloj infinito
de la indiferencia calma.

Quizá mis versos ayuden
a dar un soplo de alas
a esta estampa colorista
del embrujo de la Alhambra.

Estampa del Sacro Monte,
de pura sangre gitana,
que da ternura y orgullo
en la imagen de una raza.

                       Granada Sandoval.

Articulo escrito por Leandro García Casanova.
Hablo con Juan, el celador, y me dice que el Centro de Salud ‘Gran Capitán’ (con anterioridad fue un ambulatorio) tendrá unos cincuenta años. Entonces le explico que yo vivía en el barrio de Fígares, en los años setenta, y venía a este ambulatorio hasta que construyeron el del Zaídín. Juan me dice que la pintura que hay, en la entrada del Centro de Salud, es un lienzo que está pegado a la pared aunque da la impresión de que es un mural. No se ve la firma del autor pero creo que se ha perdido a causa de apoyar la cabeza en el lienzo, pues los asientos están pegados a la pared. Con el paso de los años y la falta de cuidado, el mural se ha deteriorado bastante y en algunos puntos la pintura se ha desprendido. Tendrá unos dos metros de largo por uno de alto pero ahí está en la pared, como un testigo mudo, aunque nadie se fija en él a pesar de que aparecen dibujadas unas gitanas con los niños y las cuevas detrás. Son tipos del Sacromonte, de los años cuarenta o cincuenta del siglo pasado: tres mujeres con faldas largas hasta los pies y con el clásico chal. Una lleva un cesto colgado del brazo, mientras que las otras dos sostienen a sendos niños en los brazos.

En los extremos del cuadro aparecen dos niños, uno está descalzo y el otro sosteniendo una cesta, mientras que en el centro hay una niña con un vistoso vestido amarillo y una rosa cogida en el pelo, calza unas zapatillas blancas y tiene los brazos en jarra. La gitanilla parece que mira a los pacientes y les dice, “¡Ea, que aquí estoy yo, señores!”. Ni por esas. A la derecha de la niña hay un botijo en el suelo y, medio escondida entre dos mujeres se observa una canasta, quizá en recuerdo de los “gitanos canasteros”. En un segundo plano destacan las típicas chumberas del Sacromonte y, más allá, las cuevas aparecen con sus chimeneas. El pintor anónimo las ha dibujado blancas y de forma simétrica e infantil, en contraste con el color ocre del monte sagrado. Sierra Nevada aparece al fondo caprichosamente, sus crestas blancas asoman detrás de las cuevas del Sacromonte, cuando en realidad se encuentra enfrente de ellas –esto me indujo a pensar que eran las cuevas de Guadix, pero allí no existen chumberas–. Se puede decir que el mural es un homenaje al barrio del Sacromonte y está dibujado con un cierto aire infantil.

Juan, el celador,  afirma que hay otro lienzo, de tema árabe, que se encontraba en la pared donde hoy se encuentra su mesa de trabajo (la derribaron hace años para que los pacientes tuvieran mejor acceso), pero que está guardado y en buen estado. “Lo miraré y le echaré una foto para ver si viene el nombre del autor”, me dice. El razonamiento que hacemos es que, en ningún centro de salud de Granada existen estos murales, pues los de Cartuja y del Zaidín son posteriores al del ‘Gran Capitán’, aparte de que tienen un estilo de construcción más moderno. En cuanto al pintor, debió de ser conocido en Granada pues el cuadro es original y algo le pagarían, aunque es de suponer que poca cosa ya que en los años setenta la cultura apenas se valoraba en España. Ahora van a hacer obra en la entrada del centro de salud, pero Juan asegura que al mural no lo tocarán y que seguirá en su sitio.



        
Había mucha pobreza en el Sacromonte hacia la mitad del siglo XX pero en el cuadro no se aprecia, mientras da la impresión que los personajes están posando a la vez que miran con dignidad y con cierta resignación al espectador. Tampoco transmiten tristeza o cansancio, ni se refleja en sus rostros o en sus vestidos la dureza de la vida diaria del campesino, en medio del paisaje árido de Jaén, como le gustaba retratar a sus personajes el pintor Rafael Zabaleta. Ciertamente, los cuadros del pintor de Quesada tienen más colorido y los personajes son más expresivos.
 Esperanza Sandoval, presidenta del Circulo Literario Artístico ‘El Semillero Azul’, de San Juan Despí (Barcelona), lo define ve así: “Una imagen muy representativa de las costumbres gitanas, vestimenta, canastos y esos trajes, Destaca el enrejado de la cesta que lleva la del traje rosa, donde se aprecia muy bien las tiras de caña empleada y el brillo sedoso de la falda. Un tanto pobre y falto de técnica es la imagen de las cuevas que se ven muy repetitivas, pero no deja de tener su encanto. Me gusta la postura agresiva y provocativa de la niña que viste de amarillo”. Otra mujer conoce bien la pintura: “Preciosa, pero está deteriorada. Cuando yo trabajaba ahí traía la guerra declarada a compañeras que le daban unos fregados que ni te cuento”. Y un conocido  dice lo siguiente: “De un tiempo que viví en Granada, visité al practicante en este ambulatorio, hace años el cuadro estaba en muy buenas condiciones y es realmente bonito”.

 Hay quien opina que es una pintura muy básica, y puede que lleve razón, mientras que otra mujer la encuentra atractiva: “Me gusta la imagen de la madre sentada con su bebé y el detalle de las chumberas”. Y sin embargo, lo que más sorprende de toda esta historia es que se ha ido deteriorando ante la indiferencia de todos y, lo que es peor, nadie sabe el nombre del autor. El mural está desde que construyeron el Centro de Salud ‘Gran Capitán’, ante él han desfilado y desfilan miles de personas pero nadie sabe decir una palabra de la pintura. Como si fuera un trasto viejo.                                                                            

ROCÍO Y ESPERANZA

Te dije, ¿Cómo te llamas?
Tú me dijiste, Rocío.
Y desde entonces tú nombre
marcha paralelo al mío.

¡Rocío…!

¡Agua y luz, mezcolanza
de tierra calor y frío
convertido en Esperanza
como afluentes de un río.

La esperanza es verde prado,
es promesa y vida nueva,
abriendo luces al alma
 y sembrando primavera.

Rocío es suavidad,
pétalos de amanecer,
que le dan besos al alba
y es tu emblema de mujer.

Esperanza, nombre y gesto,
mi tiempo que se engalana
buscando horizontes nuevos
cuando abre la mañana.

El rocío me ennoblece,
me da textura, me anima
y mi esperanza se crece
cuando la tarde culmina.

Los caminos de la vida
son sendas en mezcolanza
cuando la ilusión anida
entre gotas de esperanza.

Por eso vaya por siempre
Tu nombre pegado al mío…
¡Qué no te falte mi nombre!
Qué yo…¡Te tengo, Rocío!

                    Granada Sandoval y Rocío García.

DEDICO ESTE POEMA A MI AMIGO PAULÍ COLLADO Y AMPARO QUE ESTÁN VIVIENDO UNA BONITA HISTORIA DE AMOR.

 EL tiempo es un corcel que no se para,
una centella fugaz que nos acosa.
Un tesoro efímero, solo  rosa
empezando a vivir con un latido.
Tú eres jardinero, que atrevido
deshojando el perfume hoja por hoja,
va dejando que el tiempo lo recoja
vadeando tormentas del camino.
Pasar el tiempo es rayo, y es destino,
que no se sabe cuando pasa o llega,
y el cuerpo, que es rastrojo y es masiega,
se va quemando al paso de la vida.
Más hay en el trayecto, siempre viva,
una luz invisible, algo divino,
un rescoldo de miel, esencia y vino,
del paladar antiguo, sempiterno…
¡Qué resurge, se aviva…! Qué hace eterno
un aliciente fuerte de ternura.
Un resquicio de amor que da frescura
al sentimiento puro y siempre niño…
denominado amor, y que hace un guiño
a ese tiempo implacable que se pasa…
¡Ese cruel cuenta pasos donde arrasa
la cuerda de la vida sus ardores!
¡Más el niño… reavivando los amores…
Se adueña del corazón pica y abrasa!
Granada Sandoval.
AMIGO.
Este poema fue galardonado con el segundo premio en el certamen de poesía VILA DE SANT BOI en 1995 y reconocido con medalla de oro en Villa Franca del Penedés, (Barcelona) del mismo año.
AMIGO.
amigo, es tu voz lazada en mis ideas.
Tu palabra es sonido en mis silencios.
Es una brisa fugaz que se recrea
acunándose en mí con su aleteo.
Tintineando unas coplas cantarinas
ha llegado tu voz a mi recuerdo,
musitando trinos como alondra
que reclama dulzura en el almendro.
como la luz del alba mañanera
que se embriaga de sol en el calvero
has venido a pedir con alegría
el hechizo sin par de un verso nuevo.
Yo, que tengo la voz endurecida,
desangrada de tanto sufrimiento,
he sentido llegar la sacudida
de tu palabra amiga por el pecho.
Quiero leer, dijiste dulcemente...
¡Necesito leer tu último verso,
para aliviarme el alma de tensiones
y embriagarme de luz por un momento!
Amigo de ilusión y de palabras
que a mi sentir te acercas con apego,
el corazón se ensancha agradecido
convirtiendo mi dolor en cancionero.
He sentido tu voz de amaneceres
despertando en mi sangre como un fuego
que es rescoldo de rimas que dormían
en volcán de canciones que murieron.
Mis poemas, llenos de incertidumbre,
angustiados de vivir en éste infierno,
brotaban lacerados de locura
y dolor sin fin en desenfreno.
Las palabras sangraba arrepentida
de escribir cadenciosa en otro tiempo,
donde brotaba gozosa y libremente
arrancando emociones, que se fueron.
Al escuchar tu voz en rogativa,
porque mis versos te sirven de consuelo,
has pinchado certera y limpiamente
en el caudal que tengo romancero.
Ya ves, otra vez brota el agua viva
del caudaloso río de mis versos
para llenarte el alma de jazmines
y ponerte en la piel olor de incienso.
Voy hacerte sentir la brisa fresca
de los campos de trigo, y el renuevo
de la viña en agraz, de las dehesas,
de la tierra mojada, los almendros.
Sentirás que la fuerza del parnaso
te elevará conmigo hasta los cielos
para llevarte al Edén lleno del alba
y el embrujo callado del silencio.
Hablaremos los dos de un nuevo día,
bendecido por Dios del Universo
y sentiremos apego por la vida
cantando con amor un verso nuevo.
¡Todo será para ti, amigo mío,
deseosa de darte paz y aliento
en el templo sagrado de las almas
qué es oasis de luz para el sediento!
Te regalo la flor de mi palabra,
que simboliza fuerza en el silencio
como Dios simboliza en el olivo
la grandeza amistosa de lo eterno.
Quedará para siempre éste poema,
pebetero sagrado como incienso,
perfumando los labios del amigo
que reclama el amor del compañero.
Quizá no sepas tú con cuánta fuerza
necesitaba yo de tu consuelo
para aliviarme el alma de tensiones
acariciando el aire con el verso...
¡Me hacía falta Dios! ¡Me hacía falta
sentir la voz amiga bajo el cielo
para poder seguir dándole al mundo
la fuente de amistad que llevo dentro!
1995
Granada Sandoval.

Estas cuatro maravillas
con control de calidad
llegan esta Navidad
regalando su hermosura
con ese don de ternura
perfumada de artemisa
que nos regala Luisa
como regalo precioso.
Ella, con un gesto hermoso
de tierna sinceridad

Y además con la bondad
de ser río de ilusión
nos llega hasta el corazón
entrelazando la vida.
Quién las ve, jamás olvida
el gran venero de amor
de una madre con ardor
que les dio cara de diosas.
Las cuatro son tan hermosas,
es su imagen tan divina,

que sin pensarlo imagina,
que son luz, cariño y gracia,
se les ve tanta elegancia,
tanta ternura y  primor,
que piensa… ¡Solo el amor
hizo algo tan precioso!
El amor fue generoso
y vive en cada mirada.
 ¿Quizá sean hijas de un hada
que hizo cuatro maravillas?

Les dio risa de chiquillas.
Corazón de pan y miel.
Les puso seda por piel.
En los ojos fuego y cielo.
Rayos de sol en el pelo.
La boca de sangre y fresa
con esa fuerza que apresa
cuando abunda la alegría.
Mezcló tesón y  poesía
con olor de lirio y rosas…

y dijo…¡A nacer, preciosas!
Y aquí están, cuatro beldades,
que a pesar de las maldades
que hubieron de atravesar,
su gracia no tiene par…
¡Pues cada cual, y en su honor,
fue generoso el amor,
dándoles tanta hermosura
que quien las ve se figura
que son la corte de Dios!
                                          Granada Sandoval.




 DEDICO ESTE POEMA A MIS DOS QUERIDOS AMIGOS Y GRANDES POETAS ALMERIENSES NACIDOS Y CRIADOS EN ESA HERMOSA TIERRA ANDALUZA. JOSÉ BRETONES SALINAS 
Y ANGEL CAZORLA OLMO.

ALMERÍA.
¡Almería, miel y viña!
¡Albahaca y amapola!
¡Luna nueva,  luna niña
entre crespones azules!
¡Seda y mar rizando nubes
de hechizo sobre una ola!

¡Almería, sal y pena!
¡Desértica en pedregales
luciendo en la luna llena
como flor en almendrales,
plata es de pez y arena
en pajizos naranjales!

Almería, caracola
de belleza inigualable
danzando callada y sola
como una rosa de espuma…
¡Tu gracia crece y se esfuma
meciéndose en barcarola!

Andando por tu alquería,
hombres de palabra brava,
columnas de tu alcazaba
versando por ti, Almería,
que te adornan cada día
con sonajeros de aldaba

sonando en bandoneón.
Te dan sus cantos eternos
en agridulces alternos
como luces de  neón…
 ¡Para ti, arrullos tiernos
golondrinas de canción!

Almería, novia añeja
anclada en una bahía
 bajo Alcazaba bermeja…
En el nombre de María…
¡Bendita seas Almería
Por sabia, bella y por vieja.

                          Granada Sandoval
VERSOS PARA LA POETA Y GRAN RAPSODA LUISA GÓMEZ BORRELL
                         PARA LUISA

Niña, hay en tus ojos un mundo sumergido
que brinda intensamente navegar su interior.
Hay verdes olivares, arenas movedizas
lagunas insondables y estrellas con fulgor,
hay sueños descuidados y promesas ocultas
que saltan a los míos pidiendo comprensión.
Son tus ojos espejos que reflejan destellos
de noches intranquilas buscando la ocasión
de provocar suspiros y regalar caricias
a quien se mire en ellos y sepa su valor.
Hay en esas ventanas un paisaje insondable
sin límite que ponga un freno a su candor
porque el tierno reflejo del caudal de sus iris
da imagen de una niña que recita al amor.
Ruiseñora de versos y risas indomables
provocando suspiros o causando dolor
a guerras apacibles de ansias implacables
que acarician los  besos de tus ojos al sol.
Tus ojos verde trigo, se ríen  revoltosos
de piropos fugaces que brotan del ardor
de esas frases rendidas  que admiran tu belleza
mientras que se divierten con dado de ilusión.
Son tus ojos sin sombra, ilusión desmedida,
portalón de  canciones entre versos y ardor
que dan brillo de estrellas fugaces y cautivas
buscando en la galaxias otro mundo mejor.
Son tus ojos paisajes de valles y colinas
oleajes de mares y jardines en flor:
primaveras eternas, calores de verano,
suaves terciopelos, trabajos y sudor;
son perfume de esencias y países lejanos
donde cohabita el alma que vive en tu interior.
Dos gemas mezcladas de precio incalculable
para lucirse vivos mirando al exterior
y en esos lucimientos de mundos y caricias
son fragata de un sueño navegando a babor.
Hoy, mirando tus ojos, me he sentido paloma,
me he vestido de estrellas, me duchado de amor
 y entre mis pasos chicos vestida de azucenas
he querido ser virgen y he querido ser Dios.
Yo no tengo en mis ojos ese caudal de luna,
ese valle esmeralda ni ese trigal de sol;
no tengo en las retinas esa luz de esperanza,
ni las aguas tranquilas que regalan candor
ni tengo esas sonrisas que viven en tus ojos
ni esas campanillas, luceros de  color
brillando intensamente en horas agradables
que ríen cuando ríes reflejando el primor
vestido de fragancias de lilas y azucenas
que se escapan inquietas por tus ojos en flor.
Pero tengo en el pecho una alondra despierta
que te canta este canto por inviernos que son…
¡Una explosión de versos para escribir lindezas
con nombre de poeta que a tus ojos miró!
                                                                                                                                                                            Granada Sandoval.

ESTOS POEMAS PERTENECEN A MI LIBRO
               TIEMPOS DE LUZ

El diapasón del mundo sonando en caracola.
Un relajado espacio entre el ayer dormido.
La luz dentro del alma el sol adormecido,
y un vaivén de nostalgias danzando en barcarola.
¡Qué sosiego en el alma!
¡Qué brisa en el oído!
¡Qué horas de letargo soñando lo perdido!

En la quietud silente el ayer resbalado.
En las azules aguas los peces en la noria.
En los aires tranquilos corales de la historia
y en los ojos cerrados dibujos del pasado.
¡Qué rápido va todo!
¡Qué frágil la memoria.
¡Qué sutil y sublime la línea divisoria!

El alma está en la arena, los pies dentro del agua.
El corazón cansado buscando antagonismo.
El viento gira y gira, ya todo da lo mismo,
el cielo es infinito la brisa es una enagua.
¿Qué pasará mañana?
¿Qué será de esta fragua?
¿Qué minuto? ¿Qué hora me lanzará al abismo?

El diapasón del mundo tañe su sinfonía
y el reloj de los años cuenta cada segundo.
Y en esta hora clara no hay nada más rotundo
que este compás de espera poniendo fantasía.
¡Qué sensación de inercia!
¡Qué lánguida agonía
saber que en este andar se acabará mi mundo!

Más como el ave fénix renaceré mañana
en un aurora nueva, en un abrir corolas
en un lugar sencillo cubierto de amapolas,
en un fruto maduro, rosal, violeta o grana…
¡Para decir de nuevo
con son de caracolas
que soy poema y lirio de pura esencia hispana.


                                                   Granada Sandoval.
TIEMPOS DE LUZ

Entre tú y yo una hebra de silencio entrelazando el alma.
Un sueño de rimas y armonía, un suspiro de luz, una palabra.
Algo que no dice el corazón porque es de carne esclava.
Entre tú y yo un tesoro que palpita, una orquídea perfumada.
Un consuelo intermitente del dolor, que aun padeciendo amor, sufre anhela oculta y calla.
Los dos inundaremos las estrellas de anhelos de vida y de palabras para ser parcela indiscutible del amor de la razón en la razón que busca nuestra alma...
¡Fundaremos, amor, un paraíso que llene de luz nuestro campo de batalla!

6-2-58
        
AMAR EL AMOR.

Amar el amor, es dar
amor sin medida alguna.
Amar la tierra y la luna,
el aire que respiramos,
amar todo lo que damos
con frenesí de locura…
¡Amar la locura pura
siendo amadores sin freno,
porque el amor es tan bueno
que todo dolor lo cura.

Si amar el amor, es dar
sin esperar nada a cambio.
Si el amor es intercambio
y es generosa su base,
porque pase lo que pase,
no hay nada que lo destruya,
porque  tu fuerza hace suya
la misma esencia de amar…
¿A ver quién se va a negar
a corear mi aleluya?

Si amar el amor es dar,
porque el amor es latido
de todo aquel que ha nacido
marcando una diferencia
de amar, y tener conciencia
que hay mil maneras de amar…
Solo nos queda pensar…
¡Que el milagro del amor
es la magia de una flor
que desdobla su apariencia!

10-3-58
  LA DIVISIÓN DE MI VIDA
Conforme mis años viejos
van venciendo a mi hermosura
me van viniendo más lentos
los frutos de mi cordura.
Ya tengo los pensamientos
más fuertes que los andares
y tengo también más fuertes
las penas que los cantares.
Mis palabras son más cortas
y más temblonas mis manos
y más cansados mis ojos
y más prudentes mis labios.
Ya tengo aquí mi vejez,
y el corazón asustado
tiene atenta la experiencia
constantemente frenando
los aires de mi impaciencia.
Ya tengo al tiempo en mis manos
repasándolo a conciencia,
lo he juntado en cuatro partes
con la división correcta.
Una parte en quince años,
quince rosas, quince prendas,
para premiarle a mi madre
el tiempo de su paciencia.
Otros quince años son
del proyecto de mí hacienda
al lado de un tronco bravo,
darle sombra a un labrador
y darle algún fruto sano.
Otros quince de pensares
viendo crecer a mi lado
el fruto de mi cariño
y el fruto de mi trabajo.
Ahora tengo cuatro partes,
las barajo aquí en mi mano
y me quedan otros quince
para el repaso diario.
Quiero hacer cuentas de todo
de lo bueno y de lo malo,
colocando al pensamiento
bien tranquilo y sosegado,
castigando los errores
y gozando en el trabajo.
Me gustaría confiar
en la espera, por si acaso,
a esta vida que me late
lentamente y paso a paso,
al destino se le ocurre
mandarme como regalo
otras quince rosas frescas
para perfumar mi mano…
Tener quince años más
para este cuerpo cansado...
¡Serían para prepararme
colocando en orden claro
estos años de vejez
para su eterno descanso!

(De mi libro "25 dimensiones de la poesía actual" Antología año 1986)


OTRO DÍA QUE SE VA  ( De mi  libro Recuerdos (Editado en 1986 )

la placidez de la tarde
va cayendo en el hastío
aumentando el desafío 
de esta soledad que arde
dentro de este pecho mío.

La luz, triste y angular
se va apagando con calma
poniendo dentro del alma
el dolor crepuscular
que cada noche me alarma.

A mi corazón cansado
de las tristezas del día
llega la monotonía
de ese silencio callado
de mi constante agonía.

Poco a poco, lentamente
el reloj marca sus horas
en esas noches tan solas
de mi pensar y mi frente
a donde mis versos lloran.

¡Sola de nuevo alma mía!
¡Otra vez con soledad!
¡Venga otra vez a esperar
la luz de otro nuevo Día
que te venga a atormentar!

Lentamente, poco a poco
y en larga monotonía
se va muriendo otro día
en este mundo de locos
y yo, ¡a solas con la poesía!

                                               Granada Sandoval.



http://laorugazl.blogspot.com.es/2014/09/el-viento-de-mensajero-por-esperanza.html

 Granada Sandoval.