VENTANAS DE MI VIDA

domingo, 28 de octubre de 2012

SENDEROS DEL ALMA


SENDEROS

Andando por el camino labrado de las tristezas
llevo en el cuerpo grabadas las marcas y las reseñas
de muchos días cansados y muchas noches eternas.
Tengo en las manos dibujos de trabajos y de penas.
y en la piel tengo el cansancio de cicatrices ajenas.
Hay muchas cosas oscuras y muchas angustias viejas
marcadas en los senderos que me dibujan las venas…
Hay muchos pasos perdidos por interminables sendas,
muchos dolores, angustias disgregadas y dispersas
por entresijos extraños donde he perdido las cuentas.
Tengo tantas horas juntas detrás de ilusiones sueltas
que el corazón adiestrado me va limando asperezas.
Tengo proyectos perdidos, ilusiones y proezas
que se quedaron ocultas equivocando veredas.
Tengo dos ojos atentos limpiando las impurezas
de vientos huracanados de lágrimas y durezas.
Mi tiempo es un libro eterno que no sabe de perezas
y mis espaldas un arco curvado en las obediencias.
Tengo caricias esquivas rugiendo por las cavernas
llorándome  los deseos perdidos en las tormentas.
Ahora, mirando los años perdidos sin experiencias
quiero dejar sus reflejos gravados entre poemas
para que nadie me copie, para que otros aprendan
del tiempo que me he perdido casi caminando a ciegas.
Yo quise comerme el mundo con palabras y poemas
pero el mundo contestó cerrándome muchas puertas.
Ahora vivo sin remedio porque mis años se alejan
por la senda y el reguero que tiene mi sangre vieja.

(Este poema pertenece a mi libro SENDEROS DEL ALMA)